trabaja en la nube

Los ordenadores por menos de 300 euros existen: estos son los mejores Chromebook

Los portátiles de Google se abren camino poco a poco. Al escoger, lo principal es fijarse en la pantalla, el procesador y la memoria RAM. Repasamos las opciones disponibles

Foto:

Son baratos, más ligeros que los convencionales y arrancan (o incluso se actualizan) en cuestión de segundos, casi de forma instantánea. Hablamos de los Chromebook, los ordenadores portátiles de Google que poco a poco han ido sumando adeptos hasta superar a los Mac por número de ventas en Estados Unidos. Entre sus principales virtudes están su bajo precio y su escaso peso, dos argumentos relevantes para interesarse por ellos, sobre todo si tu presupuesto es reducido o te preocupas por tu espalda. Son sólidas razones, pero no son las únicas que los hacen interesantes.

[El PC no ha muerto: los mejores portátiles para cada presupuesto]

Los Chromebook funcionan con el sistema operativo Chrome OS de Google, que delega casi todas las tareas del ordenador en la famosa nube. El sistema operativo se reduce al navegador Chrome y las mil y una cosas a las que puedes acceder con él. Aquí no hay programas de escritorio convencionales, como el procesador de textos o las hojas de cálculo: se utilizan las aplicaciones de Google Drive y todo se guarda en los servidores de la compañía. 

De hecho, la memoria interna del ordenador es de apenas unos gigas: adiós a los discos duros que se estropean y te dejan sin nada. Gracias a que apenas se ejecutan tareas ni hay información dentro del portátil, la máquina se inicia y carga asombrosamente rápido, incluso si sus especificaciones son modestas. En unos 10 segundos la has encendido, introduces tu contraseña de Google y empiezas a trabajar. Por no hablar de la autonomía: la batería de los modelos clásicos dura siete u ocho horas y ya hay algunos modelos que superan las once.

Toshiba es una de las marcas que ha apostado desde hace algunos años por los ordenadores portátiles de Google. (Pixabay)
Toshiba es una de las marcas que ha apostado desde hace algunos años por los ordenadores portátiles de Google. (Pixabay)

En el lado presuntamente negativo de la balanza, aún hay muchos programas o aplicaciones para Mac o Windows que no tienen versión para Chrome OS: Skype, Photoshop… Sin embargo, poco a poco las empresas van desarrollando aplicaciones nativas —como las de Spotify o Couchsurfing— y Google anunció recientemente que pronto estará disponible el catálogo completo de la Play Store. Todo lo que funcione en un dispositivo Android, lo hará también en un Chromebook (como ya lo hace, en la práctica, gracias al emulador Twerk).

Para los programas que aún pudieras echar de menos —que serán más bien pocos—, te queda la opción de instalar el sistema operativo Ubuntu (que puede utilizarse en paralelo con Chrome OS, sin tener que reiniciar el equipo para ir de uno a otro) o incluso de ejecutar ‘software’ de Windows a través de Wine.

Si crees que todo esto te interesa y quieres un ordenador barato y que consuma pocos recursos, ¿qué opciones tienes disponibles y en qué debes fijarte a la hora de comprar un Chromebook? Hay varias características que deberás tener muy en cuenta, sobre todo la pantalla, la memoria RAM, el procesador y, por supuesto, el precio.

Pantallas para todos los gustos

La mayoría de pantallas en los Chromebook suelen oscilar entre las 11 y las 13 pulgadas. Pequeñas, pero perfectamente funcionales para el trabajo o el ocio. Si quieres algo más grande, han salido modelos de 14 o hasta de 15,6 pulgadas, que pueden ser lo tuyo si piensas consumir muchos vídeos, series o películas. En cualquier caso, como con cualquier otro portátil, siempre tienes la opción de conectarlo a un monitor o al televisor a través de un Chromecast.

Ya que el ordenador funciona sobre todo en la nube, también tendrás que fijarte en las conexiones que incluye por si necesitas almacenar y transportar documentos: ranuras SD, puertos USB… Y no olvides que los Chromebook no tienen ranura para CD o DVD. Si para ti resulta indispensable, aléjate de ellos.

La memoria RAM y el procesador

También deberás prestar mucha atención a la memoria RAM y el procesador. Ya que todas o casi todas las tareas que realices en el Chromebook estarán basadas en la web (ver vídeos, escribir en el procesador de textos, leer noticias...), necesitarás un procesador decente para que el ordenador no se te quede colgado si, por ejemplo, tienes muchas pestañas abiertas. La memoria RAM también será determinante para que las tareas se ejecuten con eficacia y sin dar problemas.

Para Chromebook hay tres tipos de procesadores. En primer lugar, los Intel, que consumen poca batería, trabajan bien y están instalados en la mayoría de los ordenadores. Además, la empresa se alió en 2015 con varios fabricantes para diseñar portátiles convertibles. La segunda opción son los NVIDIA, que también ofrecen un buen rendimiento y gestionan bien la energía. Terceros en discordia son los Samsung Exynos, de baja potencia y que se prodigan menos por estos campos. Quizá estos últimos son los menos aconsejables.

Ten en cuenta que las marcas pueden incluir distintas versiones de estos procesadores en cada Chromebook, por lo que no todos los modelos de la marca rendirán del mismo modo. En ocasiones, un mismo modelo se actualiza y es capaz de ofrecer una mayor duración de batería o una pantalla de mayor calidad. Fue lo que hizo HP con su Chromebook 14.

FOTO2: El Chromebook 14 de HP, con una pantalla de 1080p. (Amazon)
FOTO2: El Chromebook 14 de HP, con una pantalla de 1080p. (Amazon)

Igualmente, no todos los modelos de Chromebook tienen el mismo precio. Quizá su gran atractivo sea, precisamente, que por menos de 300 euros te puedes hacer con un ordenador ideal para ver películas, contestar correos electrónicos, navegar por redes sociales o utilizar el paquete de Google Drive. Lo básico que hacemos la mayoría. Si buscas prestaciones ‘premium’, como una pantalla más grande o un mayor rendimiento (para abrir pestañas como un loco), tendrás que pagar un poco más. 

Por otra parte, en España todavía no están muy extendidos. En las grandes superficies algunos modelos pueden alcanzar precios muy elevados, que para nada se ajustan al valor real del producto, por lo que conviene buscar en tiendas más pequeñas gracias a comparadores como Google Shopping. También puedes recurrir a plataformas como eBay. En cualquier caso, compara siempre, ya que la diferencia de precios puede ser muy alta. Te presentamos algunos de los modelos más atractivos:

Por menos de 300 euros

Toshiba tiene algunos de esos ordenadores a precios muy asequibles. Uno de los más populares y recomendables es el Toshiba Chromebook CB30-103 (o Toshiba Chromebook 2), que ofrece unas 11 horas y media de batería, una pantalla de 13,3 pulgadas (1280x720 píxeles) y un procesador Intel. Apenas pesa 1,35 kilos y tiene 16 GB de memoria interna. Gracias a Google Shopping lo podemos encontrar por menos de 200 euros (gastos de envío aparte) en su versión con 2GB de memoria RAM. Si no te importa gastar un poco más, los 4 GB de RAM pueden marcar la diferencia, aunque tampoco suelen ser imprescindibles para utilizar la máquina a diario.

Acer es otro de los fabricantes que ha apostado por los Chromebook verdaderamente asequibles. Por ejemplo, el CB3, con pantalla de 11,6 pulgadas, procesador Intel Celeron N2840, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, se vende por 215 euros. Cuenta con dos puertos USB y tarjeta SD. Una buena opción si te interesa una pantalla más pequeña que la del Toshiba.

Acer Chromebook CB3, una buena y barata opción para el trabajo y el ocio. (Amazon)
Acer Chromebook CB3, una buena y barata opción para el trabajo y el ocio. (Amazon)

Puedes encontrar otras ofertas de lo más atractivas en función del momento en que busques. ¿Qué tal este HP Chromebook 14-XO50na que vende Groupon por 189 euros? Lástima que sea por tiempo limitado. Su pantalla es de 14 pulgadas y tiene 2GB de RAM, con un procesador NVIDIA Tegra K1. En Google Shopping te puedes encontrar otras variantes del 14 a muy diferentes precios.

Entre 300 y 500 euros

En este rango podemos encontrar ordenadores con una memoria RAM de 4 GB, ideal si les vamos a meter mucha caña para trabajar o consumir vídeos. Por ejemplo, el HP Chromebook 14 que antes te mostrábamos lo tienes también con 4 GB por 337 euros. Además, en este caso el procesador es un Intel Celeron N2840 de 2,16 GHz, considerablemente superior.

Si quisieras algo más de espacio para tus archivos, podrías apostar por un Asus C300, disponible por 304 euros, que cuenta con 32 GB de almacenamiento interno. También con memoria RAM de 4 GB y procesador Intel Celeron 2,16 GHz, en este caso la pantalla es un poco más pequeña, de 13,3 pulgadas. Asus es otra de esas marcas que han apostado fuerte por los Chromebook: recientemente ha sacado unos modelos adecuados para estudiantes, resistentes y a bajo precio.

FOTO4: ¿Un Chromebook convertible? También es posible gracias a Lenovo. (PC Expansión)
FOTO4: ¿Un Chromebook convertible? También es posible gracias a Lenovo. (PC Expansión)

Lenovo es otra de las marcas que fabrica ordenadores con Chrome OS. De hecho, es una de las que se unió a Intel para explorar el terreno de los convertibles, a medio camino entre el portátil y la tableta. Por 344 euros (más gastos de envío) puedes comprar el Lenovo ThinkPad Yoga 11e, con pantalla de 11,6 pulgadas (1366x768 píxeles), 4 GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento interno y procesador Intel Celeron N2940. Tiene 8 horas de autonomía y pesa 1,4 kilos, por lo que está en la media del resto de aparatos. Su principal ventaja: la versatilidad de la pantalla táctil.

Si lo tuyo son las pantallas grandes y los procesadores algo más potentes, en esta rango de precios puedes encontrar alguna alternativa (aunque te tocará rebuscar). Con 15,6 pulgadas y un Intel Core i3 se postula este Acer Chromebook CB5-571, que está a la venta en Amazon por 449 euros. El precio se eleva bastante, pero las especificaciones también.

Más de 500 euros

Aunque una de las principales virtudes del Chromebook es su bajo precio, también es posible encontrar modelos más caros, cuyo coste está justificado por sus prestaciones ‘premium’: procesador de gran potencia, pantalla táctil, mejor acabado, mayor capacidad de almacenamiento, gran pantalla… Llegados a este punto, los ordenadores con sistema operativo de Google empiezan a competir de tú a tú con los portátiles que utilizan Windows, generalmente con resultado desfavorable para Chrome OS. Por norma general, al menos de momento, deberías recurrir a otra comparativa si tu presupuesto supera esta cifra.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios