Por qué Luke es más joven que su hermana melliza Leia, y otras paradojas de 'Star Wars'
  1. Tecnología
artículo libre de 'spoilers'

Por qué Luke es más joven que su hermana melliza Leia, y otras paradojas de 'Star Wars'

La saga galáctica más famosa vuelve a los cines por todo lo alto. Repasamos algunas de las contradicciones científicas más divertidas para que la Fuerza nos acompañe en el estreno

placeholder Foto: Luke y Leia, antes y después.
Luke y Leia, antes y después.

Tras tres décadas de espera, Star Wars vuelve por fin (no hemos contado mal, es que no contamos las precuelas). La saga de aventuras galácticas es famosa por la veneración de sus fans y por el impacto que han tenido sus personajes en la cultura popular. Aunque son películas muy queridas, es imposible negar la enorme cantidad de fallos de guion y de continuidad que albergan, sin contar los errores científicos. En Teknautas hemos reunido algunas de las mejores paradojas que se dan en este universo de fantasía.

La paradoja más curiosa la protagonizan Luke Skywalker y Leia, dos hermanos mellizos que nacieron, obviamente, al mismo tiempo. Sin embargo, Luke es casi dos años más joven que su hermana. ¿Cómo es esto posible? La explicación se la debemos a ese caballero jedi llamado Albert Einstein y su teoría de la relatividad.

El físico alemán demostró a principios del siglo XX que el tiempo es relativo, y no absoluto como se pensaba hasta ese momento. A grandes rasgos, implica que el tiempo puede transcurrir de forma distinta según la velocidad a la que se muevan los observadores. Y en una galaxia muy lejana donde superar la velocidad de la luz es posible, es inevitable que seres humanos y extraterrestres envejezcan a un ritmo diferente.

La teoría de la relatividad indica que el tiempo es relativo y que depende de la velocidad a la que se mueva cada observador

Gracias a un grupo de investigadores de la Universidad de Leicester amantes de la saga sabemos cómo de grande sería esta diferencia de edad entre los hermanos. Un estudio publicado en la revista Journal of Physics Special Topics intenta calcular esta diferencia. Basándose en los viajes de los protagonistas hasta Ciudad Nube, concluyen que Luke es 1,75 años más joven que su hermana. Teniendo en cuenta que Skywalker pasa su juventud sin salir de Tatooine, es incluso posible que sea su melliza la más joven.

Esto es debido a que cada uno de ellos viaja hasta la ciudad de Lando Calrissian desde un lugar diferente. Mientras que el trayecto de Leia dura menos de 7 horas, el de Luke le lleva una semana. Para calcular la diferencia exacta habría que tener en cuenta todos los viajes efectuados por los hermanos a lo largo de su vida. En cualquier caso, el fenómeno es un gran ejemplo de la paradoja de los gemelos propuesta por Einstein para intentar explicar las consecuencias de un universo donde el tiempo no es absoluto.

Una especie condenada a la extinción

La biología también presenta sus paradojas en el universo de Star Wars. Distraidos con una guerra entre los rebeldes y el Imperio Galáctico, los protagonistas de la saga no se dan cuenta de un problema que podría desembocar en la extinción del ser humano de la galaxia: la escasez de mujeres. Curiosamente, en las prescindibles precuelas la población femenina parece estable: hay jedis, gobernantas y políticas, y en las multitudes de ciudades como Naboo pueden observarse mujeres.

La misteriosa desaparición de las mujeres condenaría a la especie humana a la extinción (o a usar tecnologías avanzadas de reproducción asistida)

Pero algo sin explicar sucede entre el Episodio III y el Episodio IV: las mujeres humanas desaparecen. Quizá algún tipo de virus desconocido y específico hace que, al comenzar Una nueva esperanza, sólo queden tres mujeres en toda la galaxia: Leia, la tía Beru y la fundadora de la Alianza Rebelde, Mon Mothma ("muchos bothan han muerto, para traer esta información).

No existen más mujeres humanas en la trilogía original. ¿Podrían dos mujeres ser suficiente para asegurar la continuidad de la especie? Aunque existan técnicas de reproducción asistida que garanticen que sólo nazcan niñas, llevaría décadas equilibrar la población. La única salvación posible para el Homo sapiens sería la incubación in vitro. Quizá la ciudad de Kamino pudiera hacer algo al respecto.

Fantasmas y ciencia

Star Wars es una saga de ciencia ficción con más tintes de fantasía que de ciencia, empezando por ese campo de energía misteriosa denominado Fuerza, que sólo los jedi y los sith pueden controlar.

En la saga original, la Fuerza es un concepto completamente espiritual, asociado a una orden religiosa de monjes guerreros como son los jedi. Para desgracia del sentido común y la coherencia, en las precuelas se introdujo el concepto de midicloriano, criaturas microscópicas que viven en simbiosis en el interior de las células.

Este vago intento de explicar la Fuerza científicamente aporta más incógnitas que respuestas. Si este poder tiene un origen biológico, parece poco probable que una civilización capaz de viajar más rápido que la luz no haya logrado crear jedis artificiales. Tampoco ayuda a aclarar la muerte más misteriosa de toda la saga.

Sabemos que los sables lásers pueden cortar miembros, partir un cuerpo por la mitad y hasta atravesar una puerta blindada. ¿Cómo es posible que Obi-wan sólo desaparezca al ser atacado? De sus apariciones posteriores se deduce que se convierte en una especie de fantasma, probablemente empujado por el poder místico de la Fuerza, algo que unos microorganismos como los midiclorianos jamás podrían lograr. Eso o sale corriendo completamente desnudo en un descuido de Darth Vader.

Star Wars
El redactor recomienda