cooperará con las autoridades

Dimite el fundador de la web de citas Ashley Madison tras la filtración de los datos

Avid Life Media ha señalado que la marcha de Biderman "va en el mejor interés de la compañía". Noel Biderman ha renunciado con carácter inmediato y de mutuo acuerdo con la empresa

Foto: Noel
Noel
Autor
Tiempo de lectura2 min

Cae la primera cabeza en Ashley Madison después de la filtración masiva de los datos de sus usuarios. Y se trata nada más y nada menos que de Noel Biderman, fundador y consejero delegado de la web de contactos AshleyMadison.com, ha renunciado con carácter inmediato y de mutuo acuerdo con la empresa a su cargo como máximo ejecutivo de Avid Life Media, la matriz de la compañía.

Avid Life Media ha señalado en un comunicado que la marcha de Biderman "va en el mejor interés de la compañía", que estará dirigida hasta que se nombre un sustituto por el actual equipo gestor.

La compañía indicó que está ajustándose al ataque a la privacidad sufrido por los usuarios del sitio web y subrayó que "coopera activamente" con las autoridades internacionales "en un esfuerzo para llevar ante la justicia a los responsables del robo de información de los miembros y la empresa".

Este ciberataque fue reivindicado por un grupo de piratas informáticos denominados 'The Impact Team', que expuso en Internet los datos personales y financieros de más de 37 millones de clientes.

Dos suicidios y una demanda

La dimisión de Biderman es la última consecuencia de esta filtración masiva, que ya lleva dos suicidios y una demanda millonaria en su haber. En concreto Ahley Madison se enfrenta a una demanda colectiva por valor de 576 millones de dólares (unos 500 millones de euros), según han informado dos bufetes canadienses así como la cadena británica BBC.

Las firmas Charney Lawyers and Sutts y Strosberg LLP exigirán esta compensación a las dos empresas con sede en Canadá que llevan la web, Avid Dating Life y Avid Media, en nombre de "todos los canadienses" afectados por el robo. Además, de acuerdo con la policía de Toronto dos de sus clientes -también canadienses- se suicidaron a principios de esta semana tras saber que se habían hecho públicos sus datos personales. 

"Os quiero dejar muy claro que vuestras acciones son ilegales y no las toleraremos. Este es vuestro aviso", dijo en una rueda de prensa Bryce Evans, inspector de la policía de Toronto. La policía busca colaboración de la comunidad hacker. Por su parte, la web de citas Ashley Madison ha ofrecido una recompensa de 500.000 dólares por información sobre los hackers que revelaron los datos de su clientela. 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios