detecta falsificaciones de 90 marcas

El español que quiere desenmascarar las páginas de productos falsos

Han encontrado en internet el lugar perfecto para llegar a todas partes. Ahora, un experto en seguridad informática trata de destapar los sitios web que venden estos productos.

Foto: El español que quiere desenmascarar las páginas de productos falsos

Tienen el mismo aspecto pero no son auténticos. Las falsificaciones de numerosos productos pululan desde hace años por el mundo y tienen en internet un aliado mucho más potente que el top manta. Según el último informe de la Comisión Europea, el 72% de las operaciones realizadas por las aduanas de la Unión Europea contra las falsificaciones en 2013 fueron contra paquetes postales y de mensajería, fruto de compras a través de la red.

En algunas ocasiones, los consumidores realizan la adquisición pensando que el producto es auténtico (a pesar de la diferencia de precio) y, en cualquier caso, las marcas insisten en las pérdidas millonarias que les supone la venta de productos falsificados. Un reciente estudio de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) desvela que la venta de ropa, zapatos y accesorios falsificados en la UE conlleva unas pérdidas anuales de 26.000 millones de euros para las empresas del sector.

En principio, el sentido común debería ser suficiente para desconfiar de los sitios web que se dedican a vender este tipo de productos. No obstante, una herramienta creada por el experto en seguridad informática español Emilio Casbas permite comprobar si una web es oficial o si, por el contrario, vende falsificaciones. 

La herramienta es capaz de detectar las páginas falsas analizando el 'software' 'utilizado con un éxito del 99,98%

Su nombre es Desenmascara.me y es tan sencilla como útil. “Actualmente detecta falsificaciones de más de 90 marcas, con cerca de 2.000 sitios web catalogados como falsos”, explica el propio Casbas a Teknautas.

El objetivo original de la herramienta, que fue el proyecto final de carrera de Casbas, no era otro que “concienciar a los propietarios de los sitios web para que los mantuviesen actualizados”. Era su forma de luchar por un internet más seguro, en el que la dejadez de las empresas no se tradujera en amenazas para los usuarios.

Desenmascara.me funciona desde un principio analizando los metadatos de las webs sospechosas. De esta forma, la plataforma hace una valoración del grado de actualización de las páginas en base a información como el software utilizado, el país en que se aloja o la caducidad del dominio.

De la seguridad al mundo de las falsificaciones

Casbas cuenta como, con el tiempo, comprobó que muchas de las páginas webs analizadas por los usuarios a través de su herramienta correspondían a sitios que intentaban suplantar a las marcas de ropa y accesorios deportivos.

Así, desde hace unos meses, Desenmascara.me también detecta de forma automática si una web de comercio electrónico está tratando de hacerse pasar por el sitio oficial de alguna marca.

La herramienta creada por este español afincado en Alemania es capaz de detectar las páginas falsas analizando el software de comercio electrónico utilizado (las grandes marcas utilizan caros programas de pago fuera del alcance de las redes de falsificaciones), además de otros factores. “El país del hosting, el uso de cuentas de correo gratuitas, una mala redacción o la coincidencia de códigos de Google Analytics de casos anteriores también les delatan”, explica Casbas, que asegura que el algoritmo para cazar un sitio web no oficial tiene un porcentaje de eficacia del 99,98%.

No obstante, la lucha contra este tipo de plataformas no es coser y cantar. De hecho, Casbas cuenta que algunas ya le ponen trabas a Desenmascara.me denegando el acceso a su IP para evitar ser detectadas. “Es un buen signo de que el servicio funciona”, considera.

Mientras tanto, la herramienta ya ha logrado llamar la atención de consumidores y marcas. Por un lado, Casbas cuenta que “actualmente suele realizar entre 50 y 100 análisis nuevos de media cada día”. Además, cada vez que un usuario localiza a través de Desenmascara.me una web falsa, el propio servicio tuitea avisando a la marca correspondiente, algo que, por el momento, Casbas hace de forma gratuita.

Nike, Ray-Ban y Ugg son las tres marcas que más sufren la existencia de sitios web falsos según los datos analizados por Casbas. “El usuario básico necesita algo más que el sentido común para permanecer alejado de dichas estafas”, sentencia el español que quiere desenmascarar las páginas de productos falsos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios