El Corte Inglés el más caro; Familia, el más barato: el 'big data' de la fruta en España
  1. Tecnología
PRECIO FINAL DE LAS FRUTAS EN EL MERCADO

El Corte Inglés el más caro; Familia, el más barato: el 'big data' de la fruta en España

El consumidor apenas tiene información sobre el precio y los procesos de producción y distribución de la fruta y la verdura en España. La 'startup' Fruitbull arroja luz sobre el sector

placeholder Foto:

Santiago Álvarez sostiene que el mercado hortofrutícola español es ciego;que productores, distribuidores y vendedores trabajan sin saber qué está haciendo el de al lado. Por eso ha creado Fruitbull, una suerte de cotizaciones en tiempo real de las frutas y las verduras que busca arrojar algo de luz alsector. Para ello, Álvarez ha dispuesto a una serie de comisarios que recorren constantemente los supermercados registrando las variaciones en los precios mientrasactualizan unsoftware.

De su mano, y de la de su herramienta, analizamos los precios de las frutas más consumidas en España. "Es importante alfabetizar al consumidor, porque es una víctima del oscurantismo del sector. No sabemos de dónde proceden las variaciones de precios, en qué se diferencian los sabores de las distintas variedades... compramos con los ojos, sin más.Nos han convertido en unos perfectos desconocedores de la fruta. Si te fijas, esto no pasa en casi ningún producto de consumo habtual", explica.

Llama la atención la horquillade precios para una misma variedad de fruta. ¿A qué responden? "A nada. Los supermercados no compran mejor o peor fruta, sólo lo que tiene su proveedor.Si te parece que las manzanas de un sitio están mejor que las de otro, y vienen del mismo sitio, sólo se explica por la presentación. En este sector, como en todos, la única forma de abaratar el precio final es comprando mucho volumen", apuntan desde Fruitbull.

Para elaborar las tablas hemos tomado los precios medios de cada variedad frutícola durante el último año. Por ciudades, Madrid y Barcelona muestran los precios más altos, mientras que las zonas norte y sur son las más económicas. "Las grandes capitales pagan la fruta entre un 10% y un 15% más caro que en el resto de España, lo cual es curioso, porque los productores venden al mismo precio a cualquier supermercado", dice Álvarez.

La batalla de los plátanos en España se decanta por la variedad foránea, quizá porque son 30 céntimos más baratas en promedio. Sin embargo, Asturias destaca como la comunidad conmayorplátanoper cápita, con una abrumadora victoria para la variedad canaria. "El plátano de Canarias es una variedad muy potente, una de las pocas que ha conseguido su propia denominación de origen", relata el emprendedor.

Nos deja también un truco para comprarlos más baratos: "De junio a septiembre es el mejor momento, porque cae la demanda del producto en centros escolares y de trabajo y, con ella, el precio".

La fresaesuna de las frutas que presenta más diferencias de precio en el punto de venta. De los 5,36 euros/kilo que se paga en El Corte Inglés a los 2,29 de Familia la diferencia es más del doble. "España es una potencia en las berries -incluye las moras y los arándanos-. El mejor momento para comer fresas es, como todos saben, los meses de marzo y abril, aunque el precio va mejorando a medida que entra el verano, que es justo cuando llegael producto de fuera", dice Álvarez.

En España, según Fruitbull, el principal factor de compra es el precio. Por eso el 70% de nuestra producción se destina al mercado extranjero, principalmente el francés, que está dispuesto a pagar precios mayores. "Duele ver que nuestra calidad se va fuera. No tenemosinformación para valorar su calidadporque muchos supermercados incluso falsean el etiquetado, pero te aseguro que ahí fuera sí saben lo que es un tomate español".

También importamos, sobre todo de África y de Sudamerica, especialmente de Chile, aunque en los últimos años lo más cotizado son las manzanas polacas. "De hecho existe un pico de consumo de naranjas en verano por la entrada de una variedad sudafricana que sobresale por su dulzor", relatan desde Fruitbull.

Nos queda por plantear la gran pregunta: ¿es cara la fruta en España? "Sí y no. Por una parte no tenemos un gran diferencial de precios, si bien es cierto que los especuladores encarecen mucho el producto. En Francia, por ejemplo, pagan más cara la fruta que en España, pero el nivel de vida es mayor y el producto de mayor calidad", sostiene Álvarez.

Como colofón el emprendedor avanza otro trucopara valorar rápidamente si un supermercado es o no caro: "Hay que tener como referencia los precios del calabacín, el puerro, la calabaza... en general de las hortalizas que se usan para hacer un puré de verduras o un cocido, porque son los únicos productos que se venden constantemente y en toda España. La evolución de su precio, además, es un indicador fiable para el mercado", concluye.

Actualización: El Corte Inglés se ha puesto en contacto con este medio para realizar la siguiente precisión: "Mantenemosuna política de revisión permanente de los precios que le permite ofrecer el mismo precio que sus competidores a igual calidad de producto. En los frescos, como en todo el área de alimentación, hay que tener en cuenta aspectos como la calidad, la procedencia, el sabor y el calibre o tamaño, para poder hacer un estudio comparativo de precios riguroso".

Big Data
El redactor recomienda