Es noticia
Menú
De Mercamadrid a Google Campus gracias al 'Bloomberg de la fruta'
  1. Tecnología
INFORMACIÓN EN TIEMPO REAL DE SU COTIZACIÓN

De Mercamadrid a Google Campus gracias al 'Bloomberg de la fruta'

El asturiano Santiago Álvarez sostiene que el mercado de frutas y hortalizas no dispone de la suficiente información y por eso es pasto de los especuladores

Foto: Una tienda de fruta en Chile (Reuters)
Una tienda de fruta en Chile (Reuters)

"La idea se me ocurrió mientras trabajaba para una multinacional de fruta en Mercamadrid" diceSantiago Álvarez, un asturiano de 41 años que por entonces se ganaba la vida como comercial de ventas. "Dedicaba dos horas al día a hacer llamadas para enterarme de cómo iba el mercado de la fruta y, al salir, me pasaba por tres o cuatro supermercados para ver los precios. ¿Y sabes qué? En realidad no me hacía a la idea de cómo estaba el mercado, porque no hay herramientas para medir las fluctuaciones del precio de la fruta;es un mercado medieval, que basa los precios en las cosechas de años anteriores, están todos los agentes a oscuras".

Álvarez explica todo esto como emprendedor desde Madrid Campus, la nueva meca de la innovación que Google estrena en la capital de Españal. Tiene una plaza asegurada porque su startupFruitbulles una de las que Seedrocket, aceleradora oficial del espacio, ha señaladocomo las más prometedoras. "Así que me puse a investigar cómo arrojar luz al mercado de las frutas y las verduras, que se desarrollatirando producto para mantener los precios", dice.

Su investigación se tradujo en el software Fruitbull, que recoge en tiempo real los precios que se están pagando por cualquier fruta o verdura en todos los supermercados. El emprendedor sostieneque el éxito del producto está detrás de los algoritmos que ha diseñado para medir el mercado, si bien el sistema dista mucho de ser un mero intérprete de chorros de datos institucionales.

Álvarez asegura que Fruitbull tiene un equipo de diez personas enviando constantes reportes desde supermercados de todo el país. "Es información básicapara un productor saber a cuánto se está vendiendo su producto en el punto de venta, y también para los supermercados, que pueden ver de golpe a cuánto vende su competencia", dice Álvarez.Fruitbullfunciona por suscripción; hay tres modelos enfocados a pequeños productores y distribuidoresy otra para mayoristas que muestrea todo el mercado por 1.200 euros al mes.

¿Y qué revelan los datos? "Que de un mercado oscuro y poco homogéneoha salido un consumidor inculto, que no sabe que está comprando la misma manzana al doble de su precio en determinados sitios", comentan desde Fruitbull, que está disponible para iPhone y Android pese a tratarse de una herramienta profesional: "En el sector hay aversión a los ordenadores, pero todos se conectan a internet con el teléfono", dicen.

Aunque cuenta sesenta clientes yapenas un año de vida, Álvarez quiere internacionalizarse. En sus planes está0 levantar una ronda de 300.000 euros y abrir filiales en Francia, Alemania y Reino Unido: "Son los propios clientes los que me están pidiendo que les ofrezca información de mercados extranjeros", concluye.

"La idea se me ocurrió mientras trabajaba para una multinacional de fruta en Mercamadrid" diceSantiago Álvarez, un asturiano de 41 años que por entonces se ganaba la vida como comercial de ventas. "Dedicaba dos horas al día a hacer llamadas para enterarme de cómo iba el mercado de la fruta y, al salir, me pasaba por tres o cuatro supermercados para ver los precios. ¿Y sabes qué? En realidad no me hacía a la idea de cómo estaba el mercado, porque no hay herramientas para medir las fluctuaciones del precio de la fruta;es un mercado medieval, que basa los precios en las cosechas de años anteriores, están todos los agentes a oscuras".

El redactor recomienda