proyectos españoles apoyados por la ue

Un asfalto que se 'come' la contaminación de las grandes ciudades

Durante el EFEforum Ciencia y Tecnología se han presentado algunos casos de éxito, como un sistema para transformar el aceite de fritura en combustible ecológico

Foto: Un asfalto que se 'come' la contaminación de las grandes ciudades
Autor
Tiempo de lectura3 min

Asfaltos que se comen la contaminación, residuos porcinos que fertilizan el suelo y aceite de fritura para mover autobuses son soluciones tecnológicas que ya están aplicando las empresas y administraciones españolas para sortear problemas ambientales, de la mano de los centros tecnológicos.

Durante la inauguración del EFEforum Ciencia y Tecnología, la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ha propuesto que el mecenazgo ofrezca su apoyo al mundo de la innovación y ha demandado a las empresas apostar por el desarrollo tecnológico y la innovación.

"No imagino un mundo sin desarrollo tecnológico y sin energías renovables", ha recalcado Magro, en cuya opinión el futuro no estará marcado ni por la energía ni por el medio ambiente sino por el cambio climático.

Investigadores del centro tecnológico Cartif, con sede en Valladolid, empresas, administraciones y distintas entidades han debatido sobre el papel de los centros tecnológicos en el programa LIFE de la Unión Europea y el papel del tejido empresarial en la I+D+i y el medio ambiente.

En Almería se ha construido una planta de tratamiento para retirar del agua potable elementos radiactivos como el uranio y el radio
El investigador de Cartif, José Fermoso, trabaja en uno de estos proyectos: Equinox, cuyo objetivo es atrapar la contaminación de las carreteras en las grandes urbes. Se trata de desarrollar un sistema para capturar óxidos de nitrógeno del aire y transformarlos en una sustancia inocua que pueda ser lavada por la lluvia o por los baldeos de las calles.

En una primera fase, ha explicado Fermoso, se ha desplegado ya una red de sensores en el madrileño barrio de Chamberí para poder comparar los actuales niveles de contaminación y los que resulten después de aplicar un tratamiento fotocatalítico con pintura.

Convertir en fertilizantes y biocombustible la enorme cuantía de residuos que proceden de los cadáveres de los cerdos -llevados hoy al vertedero o a la incineradora- es el objetivo del proyecto de Ana Urueña, química de Cartif. Actualmente se generan en España unas 150.000 toneladas/año de cadáveres, que hay que eliminar, ha explicado la investigadora.

Biodiésel a partir de aceite de fritura

Otro residuo que generalmente se incinera son los aceites de fritura, pero ahora servirá para producir biodiésel para autobuses urbanos de Sevilla, ha señalado Urueña, que también está implicada en un proyecto de biomasa de eucaliptos para producir energía eléctrica.

Por otro lado, el objetivo de la pyme Turqueplast es construir una planta para el reciclado de residuos de poliestireno expandido, obtener perlas de este material y, una vez reciclado, reutilizarlo para envases de la industria alimentaria.

La Administración también lidia con problemas medioambientales a los que es muy complicado encontrar solución, ha explicado el ingeniero Francisco Javier Martínez, del Servicio de Infraestructura Urbana del Área de Fomento de la Diputación de Almería. En esta provincia hubo que construir una planta de tratamiento para retirar del agua potable elementos radiactivos como el uranio y el radio, cuya presencia era mayor a la permitida por ley.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios