Es noticia
Menú
Los rayos X muestran cómo una serpiente digiere un aligátor
  1. Tecnología
la 'siesta' dura una semana

Los rayos X muestran cómo una serpiente digiere un aligátor

Las pitones son un tipo de boa constrictora que se traga a su presa entera, no importa su tamaño. Tras ello reposa varios días, y estas imágenes enseñan todo el proceso

Foto:

Las pitones son un tipo de boa constrictora, por lo que matan a sus presas por asfixia. Mediante esta técnica de caza pueden acabar con presas casi tan grandes como ellas, e incluso más pesadas. Una vez logrado el objetivo, las tragan enteras e inician una larga digestión.

Es el caso de esta serpiente, que tras comerse un aligátor tuvo que reposar casi una semana. La digestión completa duró siete días, aunque a los cuatro ya quedaba poco del reptil original.

Gracias a los rayos X podemos ser testigos de todo el proceso, tal y como informa la web IFLScience.

Día 1

El aligátor es perfectamente visible en el interior de la pitón, con la calavera a la izquierda.

Día 2

Parece que todo sigue igual, pero los órganos de la serpiente comienzan a funcionar a todo trapo. El corazón, el hígado, los riñones y el intestino incrementan su tamaño hasta el doble para ayudar a digerir semejante almuerzo.

Día 3

Comienza a apreciarse la digestión. O mejor dicho, el esqueleto de la presa empieza a dejar de ser visible.

Día 4

La serpiente ha logrado digerir la mayor parte del animal antes de que este se pudra. A estas alturas sólo queda la piel y los huesos.

Día 5

Apenas queda nada de un reptil que fácilmente supera los 100 kilos de peso.

Día 6

La digestión prácticamente se ha completado.

Día 7

Ya no queda ni rastro del aligátor. Es hora de buscar una nueva presa.

Las pitones son un tipo de boa constrictora, por lo que matan a sus presas por asfixia. Mediante esta técnica de caza pueden acabar con presas casi tan grandes como ellas, e incluso más pesadas. Una vez logrado el objetivo, las tragan enteras e inician una larga digestión.

El redactor recomienda