les acusó de infracción de patentes

Segway pasa a manos de Ninebot, una de sus imitadoras chinas

Nació con grandes expectativas en 2001, pero Segway, el vehículo eléctrico unipersonal, ha vivido una historia trágica. El último capítulo, ser comprada por una de sus imitadoras de origen chino

Foto: Segway pasa a manos de Ninebot, una de sus imitadoras chinas
Autor
Tiempo de lectura2 min

La reinvención de la rueda, un invento más importante que internet que llegaría a revolucionar el transporte urbano... Puede que Segway haya sido uno de los mayores bluffs de la historia reciente de la tecnología. Este transporte eléctrico unipersonal a dos ruedas facilita los desplazamientos por superficies poco accidentadas, lo que lo convierte en un método perfecto, por ejemplo, para conocer una ciudad o desplazarse por una feria de grandes dimensiones.

Pero a día de hoy la comparación con internet es ciertamente cómica. Los segways nunca llegaron a conquistar el mercado, sobre todo porque son demasiado caros y tienen muchas restricciones: son demasiado rápidos y grandes como para circular por las aceras junto con los peatones, pero demasiado pequeños como para transitar por la calzada con los demás vehículos.

Además de los inconvenientes del producto, la propia marca ha vivido una historia trágica. Creada en 2001, en 2010 fue vendida a una empresa propiedad del emprendedor inglés Jimi Heselden, que falleció a causa de un accidente cuando de desplazaba precisamente sobre un segway y este cayó por un barranco. 

Denuncia por plagio

La historia acaba de escribir un nuevo capítulo marcado por la ironía: este miércoles se hacía pública la noticia de que la empresa ha sido adquirida por la startup china Ninebot. Hace menos de un año que Segway denunciaba a Ninebot y unas cuantas empresas más por infracción de patentes.

"Duplican, en muchos casos de forma casi exacta, el diseño y el funcionamiento de los transportes personales de Segway", alegaba la compañía. "Pretenden que sus productos imiten en gran medida, si no completamente, el funcionamiento de los transportes de Segway". La denuncia interpuesta ante la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, en Washington, se refería a seis fabricantes y tres distribuidoras que según Segway estaban infringiendo dos patentes relacionadas con el control de transporte y otras dos con el diseño de los productos. 

Ninebot, especializada en robótica y uniciclos, está participada por el gigante tecnológico Xiaomi. Tras la operación, las dos firmas mantendrán sus marcas pero colaborarán en el desarrollo conjunto de productos conjuntos en los sectores de los vehículos sostenibles en los que la tecnología móvil y de internet también jugará un papel importante, señaló la firma china, cuyo producto más popular es el uniciclo Ninebot One.

Son precisamente las patentes por las que chocaban hace unos meses lo que podría haber motivado el movimiento. Según Rod Keller, presidente de Segway, su compañía posee más de 400 relacionadas con los vehículos, y es uno de los activos incluidos en la operación, cuya cantidad económica no se ha hecho pública.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios