es más seguro, no depende de una conexión a la red...

Cuatro razones por las que el SMS no va a morir (ni lo hará nunca)

Con la aparición de los primeros 'smartphones' fueron muchos los que auguraron el fin de los SMS. Sin embargo, a día de hoy los mensajes de texto tradicionales siguen siendo ampliamente utilizados

Foto: Cuatro razones por las que el SMS no va a morir (ni lo hará nunca)

Con la aparición de los primeros smartphones y posteriormente de los servicios de mensajería como WhatsApp, fueron muchos los que auguraron el fin de los SMS. Sin embargo, a día de hoy los mensajes de texto tradicionales no sólo son ampliamente utilizados, sino que parece que lo seguirán siendo por mucho tiempo.

Los ingresos de las operadoras de telefonía móvil por SMS y multimedia (MMS) entre abonados comenzaron a caer desde el cuarto trimestre de 2011 al cuarto de 2013 un 66,7% y un 48,3% respectivamente, según la CNMC. Este desplome fue provocado por la popularización de herramientas como Skype, Viber, WhatsApp, Line o Telegram, entre otras. Por si esto fuera poco España es de los países con una mayor tasa de penetración de smartphones, además de descarga de este tipo de aplicaciones.

Los SMS tenían los días contados, pero han pasando los años y han seguido aferrados a nuestros teléfonos móviles. ¿Las razones de este milagro? Entre algunas de ellas destaca el hecho de que cuenten con una mayor tasa de lectura, que no necesiten de una conexión a internet o que sean más seguros.

Los SMS, mucho más eficaces

Si hay un servicio de mensajería que te garantiza que el destinatario reciba una información determinada, ese es sin lugar a dudas el SMS. Y es que los mensajes de texto son el servicio con la tasa de lectura más alta (por encima de otras plataformas como WhatsApp y muy por encima del correo electrónico).

Para que se hagan una idea: los tradicionales SMS que recibimos son abiertos nada menos que en un 98% de las veces, frente a un 22% en el caso de los correos electrónicos. Teniendo en cuenta que un 91% de los usuarios tiene algún modelo de teléfono (inteligente o no), este tipo de canal se entoja como la manera perfecta de llegar a todo el mundo.

Entre los motivos de este rotundo éxito puede estar la saturación del resto de canales (son muchos los usuarios que silencian WahtsApp debido a la inmensa cantidad de mensajes que reciben), o que el SMS sea más conciso.

Un canal de comunicación que no depende de internet

Otra de las ventajas de los mensajes es que no se necesita tener conexión a internet para recibirlos, sino únicamente cobertura móvil. Esto significa que cualquier usuario con un teléfono, aunque no sea un smartphone, no le queden datos o esté en el extranjero y no quiera activarlos, pueda recibir este tipo de notificaciones.

WhatsApp, Skype o Viber necesitan de una conexión a la red, por no hablar de las ocasiones en las que sus plataformas se han caído dejando incomunicados a miles de usuarios.

Por último, algunas de estas aplicaciones no son compatibles con sistemas operativos como Firefox OS, Windows o BlackBerry. El SMS sin embargo lo reciben todo tipo de terminales.

Más seguros que WhatsApp

Los SMS también son considerados más seguros que el resto de plataformas de mensajería. Según ha explicado a Teknautas el Decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones de Valencia, Aristóteles Cañero, "el SMS es más seguro porque no pasa por la red IP en ningún momento, sino por una red móvil privada de los operadores, por lo que es más difícil acceder a ella. Es como violar las comunicaciones GSM. Implica un mayor grado de seguridad".

De hecho, para dar de alta servicios como WhatsApp o Viber se solicita introducir un código que previamente es enviado por SMS.

La seguridad de estos mensajes tradicionales contrasta con la de servicios como WhatsApp. La compañía californiana adquirida por Facebook ha sido duramente criticada en numerosas ocasiones por sus problemas para proteger los datos de sus usuarios. En las últimas permitió cosas tales como el acceso a terceros a las conversaciones de algunos de sus clientes o suplantar sus identidades.

La seguridad de los SMS contrasta con la de WhatsApp. La californiana ha sido criticada por sus problemas para proteger los datos de los usuarios

WhatsApp ha empezado a encriptar los mensajes de sus usuarios para limpiar su imagen. La tecnológica, que cuenta en la actualidad con más de 600 millones de usuarios, se ha sumado así a otras grandes empresas de Silicon Valley como Google o Apple, que también han anunciado mejoras en sus sistemas de seguridad para evitar que los piratas informáticos accedan a los datos que comparten los usuarios.

Hay que tener en cuenta además que los SMS son utilizados por distintas compañías para llevar a cabo la verificación en dos pasos. Este tipo de seguridad está diseñada para impedir que nadie más que el usuario pueda acceder a determinados sitios. Para lograrlo, además de solicitar Usuario y Contraseña, envía un código generalmente vía SMS que caduca a los pocos minutos.

El medio favorito de las empresas

Hoy en día los SMS son vistos como una tecnología anticuada pero la realidad es que desempeñan un papel clave en la comunicación de las empresas con sus clientes. De esta forma bancos, aerolíneas o pequeños comercios no dudan en lanzar sus alertas e incluso ofertas por este canal.

"Aplicaciones como WhatsApp, Telegram o Skype son consideradas Person to Person (P2P). Los SMS por contra son Aplicattion to Person (A2P). Además, los primeros no son canales universales. Los mensajes de texto sí", ha añadido Carlos García de la Barrera, informático y jefe de Sistemas de Lextrend.

Y es que a pesar de las espectaculares cifras de usuarios que ostentan estas tecnológicas que acabaron de un plumazo con uno de los negocios más lucrativos de las operadoras, a día de hoy y aunque les parezca increíble a muchos, no todo el mundo tiene un smartphone o WhatsApp en su teléfono. Pero sí el icono de Mensajes.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios