permite comprar 'online' en ultramarinos

Instacart: llena tu nevera desde el sofá mientras defiendes al pequeño comercio

Una plataforma similar a Airbnb promete aliviar las penas de las tiendas de ultramarinos, mermadas por las grandes superficies y las ventas por internet

Foto: Instacart: llena tu nevera desde el sofá mientras defiendes al pequeño comercio

El pequeño comercio tradicional está más en la cuerda floja que nunca. Primero las grandes superficies esquilmaron sus cajas, lo que provocó una purga necesaria en la que sólo los más fuertes sobrevivieron. Tras eso, llegó la venta online, un nuevo régimen en el que el cliente compra desde el sofá, sin tener que desplazarse hasta la tienda.

Los ultramarinos de toda la vida han sufrido en carne propia este cambio de modelo, y carecen de una alternativa para contrarrestar la situación. Hasta hoy. Una startup de San Francisco propone un sistema alternativo de venta que puede disparar las ventas en estos comercios, un proyecto que ha sido bautizado como Instacart.

Instacart permite comprar 'online' perecederos en ultramarinos con entrega en el mismo día

“No tenemos existencias, no tenemos almacenes y no tenemos camiones”. Esta afirmación del promotor de la iniciativa, Apoorva Mehta, al New York Times, define a la perfección su filosofía del negocio y evita la tentación de establecer comparaciones.

Todavía no ha llegado a los 30, pero este emprendedor da trabajo de forma directa a cerca de cien empleados. Su exitoso modelo de negocio sorprende a los inversores, que no dudan en apostar por la compañía, que ha alcanzado una valoración superior a los 2.000 millones de dólares con escasos activos.

La compra de fruta y verduras, en casa el mismo día

¿Qué es lo que convierte a esta startup en un proyecto con cada vez mayor presencia en las ciudades? Como suele ser habitual en este tipo de empresas, la conveniencia y sencillez.

Y es que Instacart permite algo hasta la fecha imposible: comprar online perecederos con entrega en el mismo día. Ojo, no hablamos de la compra del supermercado, sino del ultramarinos de toda la vida. Eso sí, desde el móvil o desde la comodidad del salón.

Con un pago anual de 99 dólares se asegura el reparto gratuito, como si fuera Amazon Premium

Instacart únicamente pone la plataforma y consigue que clientes y comercios se pongan en contacto gracias a un sistema que beneficia a todos. ¿Le recuerda a algo? Sí, posiblemente a Airbnb, aunque también sería tentador compararlo a AmazonFresh, que sirve al cliente perecederos en el mismo día. Pero hay una diferencia importante: en Instacart no hay stock ni almacenes ni logística.

Este servicio consigue que comprar verduras sea un juego, y evita el engorro de tener que hacer un hueco para desplazarse a la tienda y tener que arrastrar las bolsas por la calle. La interfaz de la plataforma es muy similar a la de Pinterest: a través de grandes fotografías, se adquieren los productos que serán servidos en el mismo día.

En cuanto a los portes, Mehta emula al servicio Premium de Amazon, y un pago anual de 99 dólares asegura el reparto gratuito. Con las alforjas llenas, lo siguiente que hará la compañía será ampliar su área de cobertura por diferentes mercados. Un crecimiento con escasos riesgos y un modelo de negocio muy rentable. 

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios