la compañía busca alternativas a las licencias

Windows 10 llegará en forma de suscripción

"Durante los primeros 39 años de Microsoft tuvimos uno de los mejores modelos de negocio de todos los tiempos. Pero es el pasado. Ahora tenemos que hacerlo distinto"

Foto: Windows 10 llegará en forma de suscripción

"Durante los primeros 39 años de nuestra compañía, tuvimos uno de los mejores modelos de negocio de todos los tiempos, construido en torno a Windows como sistema operativo para PCs y para clientes corporativos. Subirnos a esa ola de innovación fue muy bueno para la empresa. Sin embargo, eso es el pasado". Son palabras de Kevin Turner, jefe de operaciones de Microsoft, y son una señal de que algo está a punto de cambiar dentro de la tecnológica.

Cuando estamos a las puertas del lanzamiento de Windows 10, que muchos usuarios esperan con impaciencia para sustituir al denostado Windows 8, Microsoft da pasos y señales hacia un nuevo modelo de distribución de sus sistemas operativos. Los grandes lanzamientos cada tres años, con la consiguiente venta de licencias a fabricantes y empresas, podrían dejar paso a un sistema de actualizaciones regulares, menos ambiciosas pero continuas, que los usuarios recibirán por suscripción. 

De hecho, este año Microsoft ya dio los primeros pasos en esa dirección cuando bajó los precios para que algunos fabricantes incluyesen Windows 8 en sus dispostivos de bajo coste. Así, se pueden comprar tablets y portátiles pequeños (tipo los Chromebooks de Google) equipados con el sistema operativo de Microsoft, además de una suscripción a sus suite Office 365 por un precio que no alcanza los 200 euros.

Si rebaja las licencias, ¿por dónde llega el dinero?

Se trata de una estrategia para contrarrestar la influencia de Android, y de los mencionados Chromebooks, cuyo resultado a largo plazo aún está por ver. Pero mientras tanto, ¿de dónde piensa Microsoft sacar los beneficios? La compañía alcanzó los 20.000 millones anuales de negocio vendiendo licencias a fabricantes como HP, Lenovo, Acer, Toshiba, etc. que instalaban sus sistemas operativos en los equipos que producían. También vendiendo licencias a empresas y particulares. Pero al bajar los precios, esta fuente se reduce. ¿Qué piensa hacer ahora?

No son pocas las voces que han señalado como posibilidad que la compañía no espere realmente obtener ingresos de Windows 10. Podría ser una forma eficaz de atraer a los usuarios a su entorno y una vez ahí, establecer otras formas de monetización, como determinados programas o funciones premium, servicios en la nube, etc.

Turner ha asegurado que no será así. "Aún no hemos anunciado el marco de precios para Windows 10, pero puedo asegurar que no hemos contemplado que vaya a ser una fuente de pérdidas para nosotros", respondió a una pregunta de la audiencia en una conferencia en Arizona, según recoge GeekWire.

"Tenemos que monetizarlo de otra manera"

No, Microsoft no piensa sacrificar Windows 10 para atraer usuarios a su sistema, pero tampoco quiere comercializarlo como ha venido haciendo hasta ahora. "Tenemos que monetizarlo de otra manera. Además, ahora hay más servicios. Tenemos más oportunidades para añadir nuevos servicios al producto, y hacerlo de una forma creativa". 

Tenemos que monetizarlo de otra manera. Además, ahora hay más servicios. Tenemos más oportunidades para añadir nuevos servicios al producto, y hacerlo de una forma creativaDe momento no hay más detalles y habrá que esperar al verano que viene para saber más, pero ya son unos cuantos los expertos que apuntan a una nueva estrategia de suscripción en la que un nivel básico del sistema operativo podría ser gratuito y determinadas funciones sí tendrían un coste extra. Es algo que ya está haciendo con Office, que es gratuito para iPads, por ejemplo, pero con el que pagando una suscripción anual se accede a funciones avanzadas.

Es un movimiento nuevo para Microsoft, e incluso atípico. Cuando reinaba de forma indiscutible en la industria, ganaba millones con las licencias de sus softwares. Millones a los que nunca habría renunciado. Pero los tiempos cambian y la posición de la compañía también, y ahora la competencia llega desde muchos frentes distintos. Toca evolucionar y adaptarse.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios