Saluda, puede que tu webcam alimente esta página rusa
  1. Tecnología
HAY 378 cámaras españolas 'HACKEADAS'

Saluda, puede que tu webcam alimente esta página rusa

Multitud de tiendas, empresas y hogares usan cámaras por distintos motivos, uno de ellos el de la seguridad. Estos aparatos son una puerta de entrada para 'hackers'

Foto:

Imaginen conectarse al ordenador de su casa y poder ver a una familia japonesacenando, sentada a la mesa, en la supuesta intimidad de su hogar; un adolescente cualquiera de EEUUdelantede su PC o a un entrañable matrimoniodirigiendo su pequeño comercio en Bangkok.Todas estas personas y negocios están a miles de kilómetros de distancia entre sí pero tienen dos cosas en común: utilizan cámaras de vídeo en sus casas o empresasy no saben que les están espiando.

Multitud de tiendas, empresas e incluso hogares utilizan webcams por distintos motivos, y uno de ellos es el de la seguridad. Estos aparatos tecnológicos utilizan conexiones wifi para emitir una señal a distancia y poder ver, pongamos por caso, a tus hijos en casa si estás en una cena o al empleado de turno en tu tienda. El problema es que pueden ser una puerta de entrada para desconocidos.

En las imágenesse puede ver a hombres y mujeres en sus casas, niños durmiendo o empleados trabajando en distintos establecimientos. Todos ellos sin saberque están siendo espiados.

"Laswebcamspueden ser hackeadas fácilmente, sobre todo si utilizas el usuarioadminpor defecto y como contraseña 12345". El que habla es Fernando de la Cuadra, director de Educación deEset España, que tiene claro que el principal problema de este tipo de ataques es la falta de seguridad con la que vienen de fábrica estos aparatos.Pero lo peor de todo es que no es nuevo, según Josep Albors, director de la misma compañía "hasta la semana pasada había alrededor de 2.000. Ahora hay muchas menos".

De cualquier forma, no sólo aparecen imágenes de España. Desde Insecam se puede acceder a 4.591 cámaras en EEUU, 2.059 de Francia y 1.576 de Holanda. Del Reino Unido se han encontrado 500 enlaces, entre ellos algunos que filman, por ejemplo, una habitación de un niño en Birmingham, un gimnasio en Manchester o un pub en Stratford.

"Existen aplicaciones que permiten hacer fotos con tu móvil e inmediatamente después imprimir en la impresora de tu casa a kilómetros de distancia. Entrar en nuestra webcam es algo parecido, pero al revés. Para evitarlo es necesario tomar precaucionescomo por ejemplo supervisar la configuración de la webcam que tengamos en casa", ha añadido Fernando de la Cuadra.

Medidas de seguridad a tomar con tu cámara

Una de las ventajas de estas cámaras es que permiten, gracias a su conexión a internet, ver lo que está ocurriendo en un lugar determinado desde cualquier dispositivo con conexión. Por contra tiene queson accesibles remotamente.

"Si la web de la cámara está en internet probablemente se puedaencontrar a través de cualquier indexador. Es tan fácil comoescribir modelos de cámara en Google.Por si esto fuerapoco, la mayoría de clientes no es consciente de que son vulnerables y utilizan los usuarios y contraseñas que vienenpor defecto. Esto es lo que ha permitido a páginas como Insecamacceder a ellas", ha añadido Daniel Creus, analista de la compañía de seguridadKaspersky.

Los enlaces que aparecen en Insecam están clasificados por país y marca de las cámaras. Las más citadas son las cámaras Foscam, seguido por Linksys y Panasonic.

Según la mayoría de expertos consultados, es mucho más sencillo hackear una webcam que la cámara del portátil. Aunque esta también es especialmente vulnerable. Las herramientas de control remoto conocidas como RAT (Remote Administration Tool), son, lamentablemente, un tipo de troyano muy popular.

Este tipo de malware necesita entrar en el ordenador de la víctima para infectarlo y acceder de esta forma a la cámara del mismo y activarla de forma remota. Para hacerlo los delincuentes suelen enviar enlaces engañosos para que los usuarios caigan en la trampa. Es decir, que necesita engañar al usuario para meterse en el ordenador, algo que no ocurre con las cámaras de vídeo contectadas a la red.

Entre las medidas de seguridad a tener en cuenta para proteger nuestra webcam se encuentra la deleerse las instrucciones y cambiar las claves. Después conviene restringir quién puede y quién no acceder al streaming desde la red. "Además, es necesario informarse si han salido vulnerabilidades que hayan podido afectar al fabricante de nuestra cámara de vídeo. Lo normal es que cuando esto ocurra el software se actualice,pero no siempre es el caso", ha concluido Creus.

Seguridad
El redactor recomienda