no tiene pantalla ni botones

Un sencillo 'gadget' de 30 dólares que promete acabar con los 'wearables'

Sin pantallas, botones y a un precio de risa. Uno podría pensar que este proyecto anunciado en Kickstarter es un auténtico suicidio. Pero nada más lejos de la realidad

Foto: Un sencillo 'gadget' de 30 dólares que promete acabar con los 'wearables'

Sin pantallas, sin botones y a un precio de risa. Uno podría pensar que este proyecto que está armando bastante ruido desde que ha asomado en Kickstarter buscando financiación es un auténtico suicidio. Pero no. La idea seduce y puede tener un gran hueco en el mercado, o incluso como sostiene FastCompany, “podría acabar con el entusiasmo de Android Wear o Apple Watch” antes de que salgan al mercado.

¿Una locura? No tanto. Si hay una fórmula magistral para el éxito en este mercado sobresaturado de sensores y productos sofisticados es la sencillez, y esta pequeña almendra bautizada como Ditto es un homenaje a lo simple. Pero… ¿qué hace exactamente? Sólo una cosa y bien: notificar. Sí, este pequeño gadget se define a sí mismo como “el antigagdet” y puede ser precisamente lo que esté buscando el mercado.

No crean que el proyecto nace de un grupo de amigos inexpertos que se lanzan a la aventura del emprendimiento al calor del crowdfunding: Ditto es obra de un viejo conocido en la industria que ha forjado su carrera precisamente en Samsung. Bob Olodort ha trabajado durante años como consultor para la firma coreana y ahora cree haber encontrado un nicho de mercado en un hueco que nadie parecía haber visto.

Mientras el resto de los fabricantes se esfuerzan por añadir una nueva pantalla más a nuestro kit, ya sea en forma de reloj o gafas, Simple Matters (el nombre de la startup lo dice todo) propone un pequeño dispositivo tan sencillo que alguno podría considerar insultante. Ditto únicamente vibra: ni pantallas, ni botones, ni nada que complique el camino entre el dispositivo y su dueño.

Un potente chivato que nos devuelve el control

Reconozcámoslo abiertamente: somos esclavos de nuestros dispositivos. En cuanto suena el móvil corremos para ver qué notificación hay. Da lo mismo que sea un like de Facebook o un correo comercial. Dejamos todo lo que tenemos entre manos para ver qué urgente aviso requiere nuestra atención. Y si pensábamos que con la llegada de los wearables la cosa iba a mejorar… craso error. Les puedo confirmar (con un Pebble en mi muñeca) que la esclavitud es todavía superior.

La idea no puede ser más sencilla: emparejamos el dispositivo al smartphone y a partir de ese punto, Ditto será el responsable de las notificacionesUno se lo piensa dos veces antes de sacar el móvil del bolsillo, pero al giro de la muñeca no se resiste nadie. El veterano Olodort ha contemplado pasmado esta realidad y ha descubierto que tanto Apple como Samsung, así como el resto de fabricantes, se empeñan bien en sofisticar sus wearables, o bien en mejorar el apartado estético. Eso sí, añadiendo una pantalla más a la retina de sus propietarios.

Sin embargo, el pequeño Ditto devuelve el control al usuario permitiéndole configurar las notificaciones y mediante vibraciones, sabremos si merece la pena atender o no ese correo o llamada. La idea no puede ser más sencilla: emparejamos el dispositivo al smartphone y a partir de ese punto, Ditto será el responsable de las notificaciones.

Pero lo realmente interesante es que mediante una aplicación, el usuario podrá configurar qué mensajes serán notificados, silenciando el resto. Aunque pensemos en un notificador, lo que realmente hace Ditto es silenciar el grueso de pitidos de forma que cuando nos contacte alguien de interés, el dispositivo vibre discretamente. Simple Matters permite además configurar la secuencia de vibraciones, y así, sin llegar a sacar en ningún momento el móvil del bolsillo, sabremos quién nos llama o escribe de nuestra selecta lista VIP.

El equipo se compone apenas de diez personas y ya han logrado recaudar un millón de dólares de inversores privados, con lo que su exitoso aterrizaje en Kickstarter busca más notoriedad que financiación. Auguramos un seguro éxito en el mercado porque aunque sólo sea por su función de despertador o avisador de mensajes, los 29 dólares de coste estarán más que bien invertidos.

Pero Ditto aspira a mucho más y con una fórmula que tan bien ha ido a otros fabricantes: un hardware sencillo y centrado en lo que hace, junto con un software que permite configurar al primero. ¿Crowdfunding? El propio Olodort se delata cuando sostiene que Ditto saldrá a la venta en enero, con independencia del éxito de la campaña en Kickstarter.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios