A TRAVÉS DEL ANÁLISIS DE LA LÁGRIMA

Google lanza unas lentes de contacto para controlar la diabetes

Las lentillas inteligentes son capaces de medir la glucosa y enviar la información a través de una antena inalámbrica del grosor de un pelo humano

Foto: Google lanza unas lentes de contacto para controlar la diabetes
Autor
Tags
Tiempo de lectura2 min

Google anunció ayer, en las primeras horas de la madrugada, que está desarrollando unas lentes de contacto para diabéticos. Las lentes están equipadas con un sensor, integrado en la capa de material plástico, capaz de medir la concentración de glucosa en las lágrimas. Después, una antena inalámbrica "del grosor de un cabello humano" envía los datos al ordenador para ser tratados. Se mantendrían como unas lentes de contacto corrientes.

El sistema aportaría dos beneficios inmediatos. Por una parte supone una forma mucho más cómoda de cuantificar la glucosa en sangre, un ritual que para algunos pacientes se repite hasta en siete ocasiones diarias. "Las personas que nos hablan de diabetes nos explican que controlarla es un trabajo a media jornada", explica el buscador en su blog oficial. Además, los resultados serían más fiables, al obtener mediciones constantes y no solo con las comidas. La nota menciona la posibilidad de implementar unas luces led para advertir al diabético cuando los niveles estén disparados.

Fruto del laboratorio 'secreto' de Sergey Brin, las lentes aún no han obtenido el visto bueno del regulador médicoGoogle se muestra muy concienciado con la causa: "Probablemente hayas oído hablar de que a diabetes es un enorme y creciente problema que afecta a una de cada diecinueve personas en el planeta. Lo que quizá no sepas es que, cada día, millones de personas luchan por mantener sus niveles de glucosa en sangre bajo control. Cuando la glucosa se descontrola, aumenta el riesgo de peligrosas complicaciones, tanto a corto como a largo plazo, que incluye daño en sus ojos, riñones y corazón".

Comparten padre con Google Glass

El responsable del desarrollo es el laboratorio secreto Google X, una instalación con tintes experimentales supervisada directamente por el cofundador de la compañía Sergey Brin. Suyas también son las populares Google Glass, al tiempo que mantiene líneas de investigación relacionadas con el coche de conducción autónoma y un proyecto para llevar internet a todas las partes del mundo mediante globos aerostáticos.

Para ver las lentes en la calle aún falta un tiempo indeterminado: "Estamos en conversaciones con la FDA (Federal Drug Administration), pero queda todavía muchos camino que recorrer hasta que la gente pueda utilizarlas. No vamos a hacer esto solos: planeamos buscar socios que sean expertos en sacar este tipo de productos al mercado".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios