ENFRENTAMIENTO EN LA FAMILIA FACEBOOK

La hermana de Zuckerberg se va de Facebook por falta de privacidad

La ausencia de privacidad en Facebook, a raíz de la filtración de una foto privada de Randi, significó la salida de la hermana del fundador de la compañía

Foto: Randi Zuckerberg se ha convertido en una activista de la privacidad en Facebook
Randi Zuckerberg se ha convertido en una activista de la privacidad en Facebook

Ser una estrella en nuestro tiempo no es fácil: los medios rodean al famoso y husmean hasta en sus basuras para obtener cualquier tipo de dato. Y este mal de la fama afecta también a las celebrities del 2.0. Cuando más millonarios y poderosos, más será su atractivo para los medios. En este sentido, Mark Zuckerberg es uno de los personajes más influyentes de nuestro tiempo. Facebook se ha convertido en un fenómeno social y la influencia de este tímido programador que sigue llevando sus conocidas chancletas, le ha llevado a compartir mantel con el mismísimo Barack Obama.

Pero el bueno de Zuck no cuenta con un carácter dicharachero y no se siente cómodo en los actos sociales. Una paradoja para una persona que ha logrado conectar (de forma virtual, eso sí) a millones de usuarios y ha conseguido que viejos amigos de la escuela se reencuentren después de muchos años, o incluso casar a muchas personas. Pero en casa de los Zuckerberg no todos son tan tímidos. La hija mayor, Randi, no tiene pelos en la lengua y está poniendo en más de un aprieto al fundador de la red social.

De 31 años y con una mirada penetrante, Randi saltó pronto a la fama al nombrarle su hermano como responsable de comunicación de FacebookDe 31 años y con una mirada penetrante, Randi saltó pronto a la fama al nombrarle su hermano como responsable de comunicación de Facebook. Con un carácter de rompe y rasga y sin la introversión de su hermano, Randi fue poco a poco abriéndose un hueco en la firma mucho más allá del sambenito de ser la hermana de, y comenzó a tomar sus propias decisiones.

La foto de la polémica

Como se sabe, uno de los puntos calientes de Facebook es sin duda la privacidad: cuando uno sube una foto no tiene muy claro quién puede acceder a ella y colisionan dos intereses: el del usuario que quiere preservar al máximo su intimidad, y el de la red social cuyo modelo de negocio se basa en la mayor difusión posible de todo el contenido subido a sus servidores. Este choque de trenes lo vivió Randi en carne propia el pasado mes de diciembre: sacó una foto con su móvil en su casa en la que estaba su célebre hermano y la puso en su perfil confiando en que sólo la verían sus hermanos. 

La fotografía filtrada a la red
La fotografía filtrada a la red

Sin embargo, los vericuetos técnicos y la compleja maraña que cubre las condiciones de privacidad configurables por el usuario, hicieron que aquella foto cayera en manos ajenas, y un usuario desconocido la subió a Twitter de forma totalmente inocente. Randi empleó la misma red social para responder indignada: “No sé de dónde has sacado esa foto, la publiqué para mis amigos en Facebook y subirla a Twitter no mola nada”.

La hermanísima estaba probando la propia medicina que Zuck estaba aplicando al resto de los usuarios de la red social: una compleja política de privacidad que por defecto permite que un contenido con acceso sobre el papel restringido, caiga en manos de cualquier otro usuario.

No sé de dónde has sacado esa foto, la publiqué para mis amigos en Facebook y subirla a Twitter no mola nadaRevivimos esa incómoda anécdota porque sin duda fue el origen de un distanciamiento, al menos en lo profesional, entre ambos hermanos. Mark estaba más centrado en los negocios y Randi más preocupada por el lado humano de los usuarios.

Cada hermano por su lado

Este conflicto les estalló en la cara a los hermanos y Randi decidió abandonar la compañía. Para aquel entonces, su perfil ya se encontraba en el top 50 de las Digital Power Players y se la consideraba a una de las mujeres más influyentes de Silicon Valley. Parte por su apellido, pero también por su contundente carácter y talento.

Y la joven no tardó en embarcarse en un nuevo proyecto, esta vez propio: Zuckerberg Media y posteriormente Dot Complicated, una web alternativa en la que se potencia más el lado humano de los internautas frente al frío intercambio de las redes sociales. Quedaba ya patente el océano ideológico que separaba a ambos hermanos, pero al menos Zuck podía respirar más tranquilo al saber que su visceral hermana dejaría de ponerle en aprietos. Pero no, Randi volvió pronto a las andadas y con energías renovadas.

La primogénita de los Zuckerberg acaba de publicar un libro para niños en el que se critica amargamente la pérdida de tiempo y la despersonalización de internet. Resulta familiar ¿verdad? Un pequeño dardo envenenado para un sitio idóneo para tales propósitos como es Facebook. “La vida es bastante más enriquecedora cuando te alejas de la pantalla”, resume la hermanísima.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios