LOS INNOVADORES DISEÑOS DEL PROYECTO RESOURCE

La cocina del futuro

No existe. No la verán sus ojos. Sin embargo, ser testigos de cómo podrían ser las cocinas en un futuro no muy lejano puede sorprender a

No existe. No la verán sus ojos. Sin embargo, ser testigos de cómo podrían ser las cocinas en un futuro no muy lejano puede sorprender a más de uno. Y no sólo, como podrán comprobar, por los avances tecnológicos expuestos. Así, el fabricante de electrodomésticos Electrolux ha decidido buscar la genialidad de los diseños más allá de su departamento de I+D: tras bautizar el proyecto como ReSource, retó a un grupo de estudiantes de la escuela de diseño milanesa Domus Academy a encontrar ideas innovadoras que marcarían el futuro de las cocinas de la casa. No había límites ni restricciones, y los participantes se entregaron en cuerpo y alma a proponer elementos que derrochaban ingenio y que configurarán la cocina del futuro.

En el proyecto participan alumnos de todo el mundo; por el momento, han sido seleccionados los proyectos de estudiantes provenientes de Argentina, Puerto Rico, Italia, México, Turquía, India, Taiwán, China y Corea del Sur. El primero en ver la luz ha sido KEWA, un revolucionario lavavajillas diseñado por el italiano Pietro Russomanno, que sustituye el habitual chorro de agua de las máquinas convencionales por una cortina con el líquido elemento proyectado a gran presión con aire comprimido. El resultado es espectacular, la máquina consigue limpiar los platos de una sola pasada, con el consiguiente ahorro de tiempo y energía. De Taiwán nos llega la campaña extractora Aeolus, que crea una cortina de aire que “filtra y purifica el ambiente” en la cocina, al tiempo que ofrece un soporte para colgar diferentes utensilios. Todo ello, como decimos, con el objetivo de ahorrar espacio y respetar al máximo el medio ambiente.

Los amantes del vino también encontrarán su solución particular en una bodega que mantiene las botellas a temperatura constante y las dispone de una forma que se optimiza el espacio. Esta idea nos llega desde Corea del Sur, y una solución que suponemos habrá sido escogida por su diseño, puesto que en realidad no parece haber una innovación destacable. Donde sí que la hay es en Celsius, un cubo de reciclaje high tech diseñado por la argentina Vanesa Céspedes. Este artefacto transforma, mediante la descomposición de enzimas, la basura orgánica en energía que posteriormente es aprovechada en otro recipiente que servirá para calentar diversos utensilios.

También resulta divertido Chefiamo, un apuntador de recetas que las proyecta sobre la encimera a modo de holograma. La idea nos llega de Hong Kong. Aunque posiblemente la mejor idea de todas haya sido la del propio fabricante, Electrolux, que ha conseguido estar en boca de todo el mundo al circular su vídeo y marca por las principales webs de diseño y tecnología del globo. Una maniobra viral de libro. Por cierto, hay premio para los tres finalistas y el ganador se embolsa 5.000 euros. El plazo se cierra el próximo 1 de mayo, por si usted tiene alguna idea en la cabeza...

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios