Una familia secuestra a su hija y la encadena para que no vea a su novio
  1. Sucesos
TIENE 18 AÑOS

Una familia secuestra a su hija y la encadena para que no vea a su novio

La joven, de etnia gitana, pudo enviar un mensaje a un amigo para que llamara a la policía, que la pudo rescatar de la casa de su abuela

Foto: La Policía Nacional pudo liberar a la joven retenida contra su voluntad (iStock)
La Policía Nacional pudo liberar a la joven retenida contra su voluntad (iStock)

Una joven de 18 años ha sido liberada por la Policía Nacional en Zaragoza. La mujer habría sido secuestrada por su propia familia y estaba atada a una cama para que no pudiera escaparse. Según las primeras investigaciones, el objetivo de esta retención ilegal sería que la joven no pudiera ver a su novio.

El martes 17 por la tarde, la mujer secuestrada se las arregló para enviar este mensaje a un amigo: "Llama a la Policía, estoy en casa de mi abuela". El joven se puso en contacto inmediatamente con las fuerzas de seguridad, que se presentaron a las 19:15 horas en una vivienda del barrio zaragozano de La Paz: encontraron a la chica atada a los barrotes de una cama con una cadena y un candado.

Foto: Detenidos dos jóvenes en Tenerife por simular un secuestro para cobrar una deuda de drogas. (Policía Nacional)

Tal y como publica El Periódico de Aragón, los agentes de la Policía Nacional tuvieron que utilizar las tenazas para poder fracturar las cadenas y liberar a la joven, que se encontraba en buen estado de salud, aunque asustada. Después, detuvieron a las cuatro personas que había en la vivienda, todas ellas familiares de la joven retenida.

Problema de etnias

Al parecer, el motivo del secuestro tendría que ver con la relación que la joven mantenía con su novio. La chica, de etnia gitana, llevaba dos años de relación con un joven de origen marroquí y musulmán practicante, algo que la familia de ella no vería con buenos ojos, hasta el punto de tratar por todos los medios de que acabara con el noviazgo.

La familia de ella, de etnia gitana, no querían que se relacionara con un joven musulmán

El novio de la chica explicó a la policía que el secuestro estaba perfectamente planeado: la tía les había invitado a comer a su casa y les dijo que esperaran tomando algo en un bar cercano. En ese momento, según el testimonio del joven, se presentaron sus dos tíos acompañados de sus mujeres y, tras darle un empujón, le amenazaron: "Me cago en tus muertos, te vamos a matar a ti y a tus padres como no dejes a la chica. Te rajamos". Después, se llevaron a la chica.

No es la primera vez que recibe amenazas y reconoce que ya se ha escapado dos veces con su novia: "Según el rito gitano, una vez que la chica se escapa con su novio estos están obligados a casarse; sin embargo, el padre no nos deja y quiere que rompamos". El juez ha dejado en libertad provisional a los cuatro detenidos, aunque con una orden de alejamiento para que no se acerquen a su hija.

Gitanos Musulmán Zaragoza Sucesos Secuestros
El redactor recomienda