Lluvia de vasos y botellas a la policía en Fuengirola tras cerrar los bares de copas
  1. Sucesos
HAY UN AGENTE HERIDO

Lluvia de vasos y botellas a la policía en Fuengirola tras cerrar los bares de copas

Un grupo de jóvenes se enfrentó a las fuerzas de seguridad provocando una batalla campal en pleno centro de la localidad malagueña: solo hay un detenido

placeholder Foto: Un agente resultó herido en los incidentes (Instagram/Fuengirola se queja)
Un agente resultó herido en los incidentes (Instagram/Fuengirola se queja)

Andalucía mantiene desde hace semanas los horarios previstos en su primera fase de la desescalada en cuanto al ocio nocturno. Los bares y discotecas pueden abrir solo hasta las 2 de la madrugada y, aunque se pensaba ampliar esa hora de cierre con el transcurso de las semanas, la evolución de la pandemia ha llevado a la Junta a plantearse incluso su recorte.

Tener que marcharse a casa a esa hora es algo que muchos jóvenes no están dispuestos a hacer y por toda España se repiten imágenes de botellones ilegales en playas, plazas y todo tipo de lugares. Situaciones que, con la ingesta de alcohol, terminan provocando incidentes en los que las fuerzas de seguridad tienen que actuar con más frecuencia de la deseada.

El último ejemplo se ha vivido este pasado fin de semana en Fuengirola, en plena Costa del Sol. El centro de esta localidad malagueña se convertía en una batalla campal entre los jóvenes y las fuerzas de seguridad, ya que la Policía Local de Fuengirola y la Policía Nacional tenían que actuar ante el lanzamiento de vasos y botellas por parte de decenas de personas.

Solo un detenido

Tal y como publica el Diario SUR, el Ayuntamiento de Fuengirola despliega cada noche a los efectivos que integran el Plan Verano Seguro, del que forman parte tanto la Policía Local como la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional. El objetivo es evitar las aglomeraciones y los botellones descontrolados cuando cierran los bares a las 2 de la madrugada.

Sin embargo, el pasado sábado se produjo un enfrentamiento entre un grupo de jóvenes y los agentes: a los insultos y amenazas siguieron las carreras, los empujones y el lanzamiento de vasos, botellas y todo tipo de objetos. Hay un detenido, un varón de 20 años con antecedentes que sería la persona que inició los disturbios y convenció a su grupo de amigos y a otras personas para que se enfrentaran a los agentes.

Los vecinos de la zona piden tranquilidad, mientras las fuerzas de seguridad, que normalmente solo tienen que controlar a los grupos de personas que quieren seguir de fiesta después del cierre de los bares, tuvo que actuar con fuerza. Uno de los agentes que participó en la revuelta resultó herido y tuvo que ser atendido en un hospital.

Bares Málaga
El redactor recomienda