Un cuerpo enterrado en la sierra de Yecla y tres narcos implicados: así han resuelto el crimen de Moratalla
  1. Sucesos
de un joven desaparecido en murcia

Un cuerpo enterrado en la sierra de Yecla y tres narcos implicados: así han resuelto el crimen de Moratalla

'El Rosao' desapareció hace más de un año sin dejar pistas, pero su coche acaba de aparecer emparedado en una casa regentada por narcotraficantes y la Policía tiene claras sus sospechas

placeholder Foto: Foto: Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional ha vuelto a cerrar otro caso que ya se creía olvidado. Las autoridades españolas han dado con tres hombres que podrían estar vinculados a un estrambótico crimen ocurrido el pasado año en la localidad de Moratalla, en Murcia. La pista definitiva ha sido un coche que los presuntos autores del asesinato han estado ocultando durante un año tras un muro tapiado. A pesar de los esfuerzos de los presuntos culpables por hacer desaparecer las pruebas que los incriminaban, la Policía finalmente ha conseguido dar carpetazo a la investigación.

José Alonso Marín Fernández, de 35 años — conocido como 'El Rosao' —, desapareció el 19 de junio de 2019 en Moratalla y, desde entonces, el cartel con su cara y su perfil aparecieron en los carteles de Sos Desaparecidos y en todos los medios locales.

En paralelo a esta investigación, los agentes se sumergieron en otro caso relacionado con el tráfico de drogas en Murcia y, tras seguir muy de cerca la pista de tres presuntos implicados, descubrieron que estos objetivos también parecían estar relacionados con la desaparición del murciano. Fue entonces cuando comenzaron a trabajar con la hipótesis de que Alonso estuviera muerto.

Por ello, la Policía Nacional puso en marcha el pasado 5 de noviembre un macrooperativo en torno a la vivienda en la que, de acuerdo con las investigaciones policiales realizadas, podría encontrarse el desaparecido. Una vez en dicha casa, los agentes dieron con el propietario, quien, al parecer había colaborado con los responsables de la desaparición para deshacerse del coche de 'El Rosao'. ¿Cómo lo hicieron? De una forma de lo más rebuscada.

Según pudieron comprobar los propios agentes, los presuntos asesinos de Alonso desguazaron el vehículo que contenía las pruebas del crimen y lo ocultaron entre las propias paredes de la casa. Cuando la registraron, los investigadores dieron con una "especie de cueva tapiada con un muro de obra" a la que tuvieron que acceder con la ayuda del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), según informa el cuerpo policial en un comunicado.

placeholder Foto: Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

Fruto de esta operación, los sospechosos acabaron confesando y el lunes revelaron dónde habían ocultado el cuerpo de la víctima: lo habían enterrado envuelto en un plástico en una zona boscosa y de difícil acceso en una de las sierras de Yecla. La investigación sigue abierta y, por el momento, no descartan nuevas detenciones. Asimismo, los tres detenidos han ingresado en prisión provisional por un delito de tráfico de drogas y otro contra la libertad sexual pero no por el presunto crimen, según informa Europa Press.

Policía Nacional Asesinatos Sucesos
El redactor recomienda