un subinspector, grave tras recibir dos DISPAROS

Una policía y el asaltante, muertos tras un tiroteo en el atraco a un banco en Vigo

Una policía ha fallecido tras recibir un tiro en el cuello durante el atraco a una entidad bancaria en Vigo, en el que también ha resultado abatido el asaltante

Una agente de policía de 36 años, Vanesa M. L. G., falleció este viernes pasadas las 14.30 horas después de recibir al menos un disparo del asaltante a una sucursal bancaria de Abanca de la calle Doctor Carracido en Vigo. La funcionaria entró a la entidad junto a su compañero tras recibir la alerta de la Sala del 091. Al acceder al local, ambos agentes vieron cómo el asaltante cogía a una rehén y disparaba contra ellos, que trataron de salir a la calle.

Durante el tiroteo fue alcanzada V. M. L. G., que murió posteriormente tras ser trasladada al hospital Meixoeiro, y su compañero V. A. B., subinspector de la Policía, quien resultó herido por varios disparos en el pecho y llevado al hospital Xeral. El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado que, "lamentablemente", ni la agente fallecida ni su compañero llevaban chaleco antibalas.

Mientras se producía el intercambio de disparos, llegó un segundo coche patrulla cuyos ocupantes abatieron finalmente al ladrón. La rehén, M. G. R., también resultó herida, aunque leve. Fue trasladada a la clínica Povisa pero se encuentra fuera de peligro.

Foto de archivo de la policía fallecida.
Foto de archivo de la policía fallecida.

Según explican fuentes policiales, el asaltante -que llevaba el rostro cubierto- cogió a la empleada del banco y la sujetó por el cuello con su antebrazo para utilizarla como escudo. El atracador, Enrique L. S., tenía 50 años y antecedentes por robo con violencia y tráfico de drogas.

Vanesa M. L. G., que tenía un hijo de pocos meses, entró en la Policía Nacional en 2003 y actualmente formaba parte de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR). El subinspector, que fue operado de urgencia, ingresó posteriormente en la Unidad de Cuidados Intensivos y continúa estable dentro de la gravedad. Había estado en el Grupo Especial de Operaciones (GEO) y tiene 41 años. 

Hasta el lugar se trasladaron el helicóptero y efectivos de la Policía Nacional, una ambulancia del 061 y agentes de la Policía Local, que acordonaron la zona y cortaron la calle. También se personaron el comisario provincial de Pontevedra, la comisión judicial, la Policía Científica, el concejal de Seguridad de Vigo, Carlos López Font, y el alcalde Abel Caballero.

El atracador, tras ser abatido.
El atracador, tras ser abatido.

Además, fuentes de la Policía confirmaron a Europa Press que el cuerpo llegó a movilizar incluso a un negociador cuando tuvo conocimiento en primera instancia de que el asaltante se había encerrado en el local, pero finalmente no fue necesaria la intervención de este especialista porque el ladrón comenzó a abrir fuego.

Los testigos aseguran que escucharon un gran número de disparos. Algunos hablan de incluso más de una veintena de tiros. Uno de ellos contó que, cuando salía del garaje con su coche, escuchó el grito de "alto ahí" y después dos disparos, por lo que decidió resguardarse nuevamente en el parking, desde donde volvió a oír "ocho o nueve disparos más". Cuando pasó todo, salió y vio a uno de los policías sangrando en el suelo y siendo atendido por un compañero. A pocos metros yacía el cuerpo sin vida del atracador. 

Otro hombre contó que subía por la calle y vio un coche aparcado junto al banco y a un chico bajar corriendo. "Me asombré", dijo, por la cantidad de "petardos" que sonaron. Luego, al asomarse bien, se topó con una escena dantesca: personas tiradas en la calle, heridas y mucha sangre en un radio muy pequeño. "Todo pasó ahí", no hubo huidas ni persecuciones, narró.

 

 

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios