El camino de Santiago tiene más peregrinas que hombres
  1. Sociedad

El camino de Santiago tiene más peregrinas que hombres

El Camino de Santiago registró el año pasado un espectacular incremento del número de mujeres que lo recorrieron, superando el de hombres, y los españoles dejaron

Foto: El camino de Santiago tiene más peregrinas que hombres
El camino de Santiago tiene más peregrinas que hombres

El Camino de Santiago registró el año pasado un espectacular incremento del número de mujeres que lo recorrieron, superando el de hombres, y los españoles dejaron de ser mayoría al aumentar los peregrinos de otros países europeos y de los demás continentes.

Según los datos proporcionados por la Oficina del Peregrino, en 2007 hubo 66.780 mujeres que obtuvieron la "Compostelana" -documento que acredita haber recorrido a pie al menos 100 kilómetros del Camino o bien un mínimo de 200 kilómetros en bicicleta-, es decir un 37,7 por ciento más que el año anterior.

Al contrario, el número de hombres caminantes fue de sólo 47.246, lo que supone un retroceso de 25,8 por ciento con respecto a 2006, según la estadística anual de ese organismo dependiente de la Iglesia católica.

Los españoles, que en 2006 representaron el 52 por ciento de los caminantes que lograron el citado certificado acreditativo de haber efectuado el Camino, pasaron el año pasado a representar el 48,5 por ciento, frente a los de otras nacionalidades, que alcanzó el 51,5 por ciento, según el recuento.

Un total de 58.700 caminantes que llegaron en 2007 a Compostela fueron españoles, seguidos de 13.837 alemanes, 10.275 italianos, 6.982 franceses, 4.001 portugueses, 2.229 estadounidenses, 1.850 canadienses y 1.696 británicos.

Los europeos representan el 91,7 por ciento de los que logran la "Compostelana" y el resto proceden de América, Oceanía, Asia y África, por ese orden.

Entre los ciudadanos que lograron el año pasado ese documento figuran 327 de Japón, 64 de Israel, 19 de China, 10 de la India, el Líbano o Irán; seis de las islas Feroe, cinco de Paraguay, Tailandia y Bosnia; cuatro de Kenia, Malasia e Indonesia; tres de Santo Tomé y Príncipe o dos de las islas Fiyi, Jordania o Malaui.

También hay inscritos en las estadísticas de caminantes que culminaron la ruta milenaria uno de Irak, Bielorrusia, Congo, Laos, Mauricio, Mauritania, Omán y hasta de Vanuatu.

Respecto a los lugares de inicio del Camino, destacan Sarria, en la provincia de Lugo, seguida de Saint Jean Pied de Port, en Francia, dos lugares que incrementaron el número de peregrinos para comenzar su periplo, frente a Roncesvalles, en Navarra, que registró un descenso de caminantes que establecieron ahí su punto de partida.

De cada diez peregrinos que alcanzaron Compostela, por término medio, ocho llegaron a pie y los otros dos en bicicleta o, en menor medida a caballo, aunque también hubo siete que consiguieron esa meta en silla de ruedas.

El Camino francés destaca como el principal itinerario de los peregrinos, seguido del portugés, el del Norte, el de la Vía de la Plata, el Primitivo y el Inglés.

Por edades, destacan entre los caminantes los de 26 a 35 años y los de la franja de 46 a 55, aunque también hubo 468 de más de 75 años y 191 de menos de 10 años.

Según la Oficina del Peregrino, los que en 2007 recorrieron el Camino por motivos puramente religiosos representaron el 38,1 por ciento del total, una cifra comparativamente inferior al 41,6 por ciento registrada un año antes.

Por profesiones, aumentó el número de caminantes desde amas de casa, directivos de empresa o deportistas hasta incluso jubilados, pero descendió el de agricultores y desempleados.

Según las estadísticas, la feminización del Camino no llegó, en cambio, a los profesionales de la Iglesia. El año pasado aumentó a 837 el número de sacerdotes que peregrinaron hasta Compostela frente a 732 en 2006; en cambio, sólo 125 monjas -frente a 152 un año antes- culminaron ese sacrificio que, conforme a la fe cristiana, permite ganar el Jubileo.