Es noticia
Menú
El alcalde polaco que ha humillado a Salvini por su camiseta de Putin en su visita a los refugiados
  1. Mundo
  2. Europa
por la crisis de refugiados

El alcalde polaco que ha humillado a Salvini por su camiseta de Putin en su visita a los refugiados

El alcalde de una localidad fronteriza polaca se ha negado a ir con Salvini a la frontera a recibir a los refugiados y le ha mostrado una camiseta prorrusa que lució el político italiano años atrás

Foto: El alcalde de Przemysl, Wojciech Bakun, le muestra a Salvini la camiseta.  (EFE/DAREK DELMANOWICZ/POLAND OUT)
El alcalde de Przemysl, Wojciech Bakun, le muestra a Salvini la camiseta. (EFE/DAREK DELMANOWICZ/POLAND OUT)

Malos tiempos para los 'amigos de Putin' y la política oportunista. Al líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, exministro de Interior italiano y férreo defensor de las políticas antiimigratorias en su país, no le ha funcionado cambiar de estrategia y de posicionamiento frente a los refugiados en esta crisis humanitaria provocada por la invasión de Rusia a Ucrania, y su gesto de acudir a recibir a las familias que huyen de la guerra no ha sido bien recibido por el alcalde de la localidad fronteriza polaca de Przemysl, puerta de llegada de los centenares de miles de personas en estos días.

En una rueda de prensa, el alcalde de Przemysl, Wojciech Bakun, le ha intentado entregar a Salvini una camiseta igual a la que lució el propio Salvini en una visita a Moscú años atrás, con el retrato del presidente ruso, Vladímir Putin, y el eslogan 'Ejército ruso'. "Salvini, yo no le recibo. Venga conmigo a condenar a Putin", le ha espetado Bakun al político italiano después de agradecer la ayuda de Italia.

Frente a la estación principal de trenes de Przemysl y ante la atónita mirada de Salvini, el alcalde Bakun ha sacado la camiseta y le ha pedido que se la pusiera para ir con él a la frontera a recibir a los ucranianos y condenar al presidente ruso. Tal y como se puede ver en el vídeo, el italiano no ha respondido a la provocación y se ha retirado entre gritos de italianos que estaban también en la rueda de prensa y le han gritado "bufón".

La camiseta en cuestión la lució el líder de La Lega en una foto de 2015 en Moscú que acompañó con la frase "Cedo dos Mattarella (presidente de la República italiano) a cambio de medio Putin".

Salvini, famoso por su estricta política de "puertos cerrados" que le ha llevado incluso a ser juzgado por impedir el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo, había viajado a Polonia para ayudar a los refugiados que huyen de la guerra en Ucrania.

La actitud de la Liga y, sobre todo, de su líder, que en sus últimas declaraciones se ha referido a las personas que huyen de Ucrania como "los verdaderos refugiados", ha causado sorpresa e indignación entre la política italiana.

"Salvini va a Polonia y probablemente a la frontera ucraniana. Me parece un espectáculo triste, por no decir otra cosa", escribió en Twitter Elio Vito, diputado de la conservadora Forza Italia, aliada de la Liga en la coalición de centroderecha italiana.

Malos tiempos para los 'amigos de Putin' y la política oportunista. Al líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, exministro de Interior italiano y férreo defensor de las políticas antiimigratorias en su país, no le ha funcionado cambiar de estrategia y de posicionamiento frente a los refugiados en esta crisis humanitaria provocada por la invasión de Rusia a Ucrania, y su gesto de acudir a recibir a las familias que huyen de la guerra no ha sido bien recibido por el alcalde de la localidad fronteriza polaca de Przemysl, puerta de llegada de los centenares de miles de personas en estos días.

Vladimir Putin Conflicto de Ucrania Ucrania Polonia