Una vuelta de tuerca al caso de espionaje de EEUU a Merkel implica a Dinamarca
  1. Mundo
  2. Europa
Merkel y Macron priden que se esclarezca

Una vuelta de tuerca al caso de espionaje de EEUU a Merkel implica a Dinamarca

El servicio secreto danés colaboró con la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), en las escuchas telefónicas a varios líderes europeos, incluida Angela Merkel

Foto: La canciller alemana Angela Merkel (EFE)
La canciller alemana Angela Merkel (EFE)

¿Ayudaron los servicios secretos de Dinamarca a Estados Unidos a espiar a la canciller alemana Angela Merkel? Según una investigación conjunta de varios medios europeos publicada este domingo, el servicio secreto danés colaboró con la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), en las escuchas telefónicas a varios líderes europeos, incluida Angela Merkel y el presidente alemán (entonces ministro de Exteriores) Frank-Walter Steinmeier. La participación danesa es una última vuelta de tuerca del caso de espionaje de EEUU sobre sus aliados europeos, escándalo que salió a la luz en 2013 y que empañó las relaciones entre Berlín y Washington.

Las nuevas revelaciones, publicadas por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y las televisiones públicas NDR y WDR, apuntan a un "consentimiento" o cooperación desde Dinamarca con el espionaje de EEUU. La cooperación del servicio secreto danés (el FE) con la NSA al menos entre 2012 y 2014 posibilitó no solo las escuchas al teléfono móvil de Merkel, sino también a otros líderes de países nórdicos, como Suecia y Noruega, e incluso a políticos de Países Bajos o Francia.

Foto: Obama (d) y la canciller alemana Angela Merkel (i) momentos antes de la foto de familia de los líderes del G20 (Efe).

El gobierno danés habría estado al corriente de estas actividades de sus servicios secretos al menos desde 2015, sin informar -al menos públicamente- a sus aliados europeos. En esa fecha, el organismo encargado de controlar a la inteligencia danesa, alertado por un informante, abrió una investigación que finalizó en agosto pasado con una dura crítica a las prácticas de los servicios secretos.

Varios altos cargos del FE fueron suspendidos entonces por las escuchas realizadas a ciudadanos daneses y el Gobierno creó en diciembre una comisión, aunque hasta ahora no había trascendido el supuesto espionaje a líderes europeos por la NSA.

Macron pide que se esclarezca

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, apremiaron hoy a un "total esclarecimiento" del papel presuntamente desempeñado por Dinamarca en el llamado "espionaje entre amigos" de Estados Unidos sobre líderes europeos.

"El caso se remonta a hace años. Pero si la información es cierta, no es aceptable, menos aún entre aliados europeos", afirmó Macron, tras las consultas intergubernamentales en formato virtual con Merkel, quien su expresó su "confianza" en que el Gobierno danés "aclare" lo ocurrido. Entre socios, más entre europeos, "no puede hacer espacio para la sospecha", insistió Macron, quien indicó que su país ha pedido ya "información completa" a Dinamarca y que está a la espera de respuestas.

Las relaciones entre socios se fundamentan en la "certeza y la confianza", apuntó por su parte Merkel sobre un caso que, en su momento, sacudió la sintonía con su gran aliado transatlántico al revelarse las escuchas a su teléfono móvil por parte del espionaje estadounidense.

París reaccionó ya este lunes con indignación, mientras que Berlín ha optado por la cautela, pese a que el detonante del escándalo fueron las escuchas al teléfono móvil de Merkel, conocidas en 2013. Merkel expresó ya entonces su malestar al entonces presidente, Barack Obama, por lo que tachó de "inaceptable espionaje entre amigos".

Sucesivas revelaciones periodísticas sacaron a la luz esas prácticas, que la NSA había estado llevando a cabo desde los 90 y que afectaron también a otros líderes europeos, así como al Banco Central Europeo (BCE).

Espionaje Dinamarca