San Marino: si no te vacunas contra el covid-19, pagas el tratamiento
  1. Mundo
  2. Europa
NO ES SU PRIMERA LEY CONTRA LOS ANTIVACUNAS

San Marino: si no te vacunas contra el covid-19, pagas el tratamiento

Es el tercer país más pequeño de Europa, pero uno de los más afectados por el covid-19 de todo el mundo. Su Gobierno ha decidido ser contundente con la futura vacunación

Foto: San Marino y su política de mano férrea contra los antivacunas (Fotos: Wikimedia Commons)
San Marino y su política de mano férrea contra los antivacunas (Fotos: Wikimedia Commons)

San Marino tiene su propio sistema sanitario, pero irá de la mano de Italia en la vacunación contra el covid-19. A la espera de que lleguen las primeras dosis, ya tiene perfilado cuál será la política que llevará contra la población insumisa contra la vacuna.

La vacuna será gratis para la población y voluntaria. Eso sí, hay letra pequeña: el Secretario de Estado Roberto Ciavatta ha propuesto que quien no se vacune deberá pagar los gastos derivados de sus tratamientos médicos en caso de contraer la enfermedad. Las personas que por motivos médicos no puedan vacunarse quedarían exentas de esta ley.

"Si decides no someterte por elección y no porque formes parte de categorías excluidas, como los alérgicos o por razones de salud, entonces tendrás que pagar por el tratamiento de un posible contagio", ha asegurado Ciavatta, según recoge Il Fatto Quotidiano. "Los expertos del Comité de Vacunas del Instituto de la Seguridad Social estuvieron de acuerdo".

Foto: San Marino. (Wikimedia Commons)

El pequeño estado europeo está fuera de la Unión Europea y tiene una normativa independiente. Además, se ha caracterizado por su mano dura contra los antivacunas. Desde 1995 una ley bautizada como 'Obiezioni' ('Objeciones') obliga a los padres de los niños no vacunados a contraer un seguro que cubra "daños y perjuicios contra terceros". En la compra de las vacunas han decidido ir de la mano de Italia, aunque podrían haber empezado la vacunación por su cuenta, como ha ocurrido en Reino Unido.

Migrantes de la tagliatella

Las restricciones de la vecina Italia impactaron en su control de la pandemia. Según aseguraban, tuvieron que enfrentarse a los denominados "los migrantes de la tagliatella": sus vecinos italianos acudían a cenar al país vecino ante el cierre de restaurantes y comercios en sus regiones. Pronto los casos de infectados se dispararon.

En la primera ola tuvo la tasa de contagios más alta del mundo

Este microestado de apenas 34.000 habitantes fue el país más afectado del mundo por la covid-19. Llegó a alcanzar una tasa de contagio de 5,5 casos por 1.000 habitantes. Si se extrapolase a una población mayor, rondarían los 5.406 contagiados por millón de habitantes. Estas tasas no tienen mucho sentido en países tan pequeños.

Además, sus autoridades destacaban que las estadísticas tan solo reflejaban su buena política de rastreo. En San Marino se pudo realizar un doble análisis a gran parte de la población: combinaron pruebas moleculares (el hisopo de saliva) con pruebas serológicas (que analizan la sangre).

Vacunación