segunda vuelta de las municipales

Las municipales de Francia sellan el fracaso de Macron y el ascenso de los 'verdes'

Se registra una abstención récord por el miedo a posibles contagios por coronavirus, el mismo motivo que llevó a Macron a posponer los comicios

Foto: La alcaldesa de París, Anne Hidalgo celebra su victoria en la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas. (EFE)
La alcaldesa de París, Anne Hidalgo celebra su victoria en la segunda vuelta de las elecciones municipales francesas. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

La segunda vuelta de las municipales francesas confirmó este domingo el "tsunami" ecologista que anunciaban los sondeos y el revés del partido "macronista", en unos comicios marcados por una abstención récord en medio de importantes medidas de seguridad por la pandemia de coronavirus. La cita debía haberse celebrado en marzo pero con el estallido de la pandemia del covid-19 se optó por el aplazamiento. Pero si hay algo que haya marcado esta cita electoral es la alta abstención que ya se define como récord histórico y se sitúa en torno al 60%, una cifra llamativa si tenemos en cuenta que los franceses estaban llamados a elegir los gobiernos de casi 5.000 ayuntamientos. De hecho, cuando faltaban tres horas para que los colegios electorales cerraran sus puertas, menos del 35% de las personas censadas habían acudido a las urnas. Esto supone 18 puntos menos que en la segunda ronda de las pasadas municipales de 2014.

Pese a ello, la izquierda ha logrado conservar París y ha recuperado Marsella después de 25 años. El primer ministro Edouard Philippe ha ganado en El Havre y Los Verdes se han impuesto en tres ciudades principales: Lyon, Estrasburgo, Tours y Besanzón. Además, conquistaron Burdeos y Marsella y se quedaron a 227 de votos de arrebatar Lille a la histórica socialista Martine Aubry. Todo marcado por el miedo de los ciudadanos a contagiarse de coronavirus al salir de sus casas para ir a votar.

La ultraderecha consigue la alcaldía en Perpiñán

La ultraderecha francesa ha conseguido abrir una grieta, pequeña pero simbólica frente al llamado "frente republicano", tras alzarse con la alcaldía de Perpiñán (en el sur de Francia), su mayor ciudad en 25 años. Los sondeos no se equivocaron y el diputado de la Agrupación Nacional (RN), Louis Aliot, será el próximo alcalde de la capital de la Cataluña francesa, una ciudad con importantes problemas socioeconómicos que la ultraderecha espera convertir en plataforma electoral para próximas contiendas. La imagen del alcalde saliente, el conservador Jean-Marc Pujol, estaba ya degradada entre buena parte de los 120.000 vecinos de la localidad, lo que llevó a integrantes de otras listas a pedir el voto por Aliot.

No sólo es una victoria simbólica; es un verdadero detonante, vamos a demostrar que somos capaces de gestionar grandes municipios

Desde que en 1995 Jean-Marie Chevallier les dio la alcaldía de Tolón, que alberga el mayor puerto militar de Francia, la RN (antes conocida como Frente Nacional) no gobernaba una ciudad de más de 100.000 personas. La reacción de la líder de la RN y expareja de Aliot, Marine Le Pen, fue elocuente. Pese a que la segunda vuelta de las municipales no le fue especialmente propicia a su formación, que apenas logra victorias de relieve, la oportunidad de dirigir Perpiñán supone para ella un cimiento sobre el que construir su nueva imagen. "No solo es una victoria simbólica; es un verdadero detonante, porque vamos a poder demostrar que somos capaces de gestionar grandes municipios", declaró Le Pen al canal "TF1".

Fracaso del "Frente Republicano"

Aún a regañadientes en algunos casos, la candidata ecologista, que quedó en tercera posición en la primera vuelta, y el de la lista "macronista", cuarto, se habían retirado de la segunda ronda para evitar la dispersión del voto que podía beneficiar a Aliot.

De poco sirvió. Pujol, alcalde desde 2009, fue incapaz de concitar apoyos frente al ultraderechista, quien según las proyecciones obtuvo más del 53 % de los votos.

Pese a ser diputado por la Agrupación Nacional, el candidato ultraderechista hizo campaña sin etiqueta de partido para intentar atraerse a votantes de otras tendencias y se vio beneficiado incluso por el apoyo de integrantes de la lista del partido "macronista", que rompieron la disciplina de grupo y pidieron el voto para él.

"El 'frente republicano' ha caído. Y puede caer en otros lugares, puede caer el anatema", dijo Aliot en sus primeras declaraciones tras proclamar su elección.

Recuento de la segunda vuelta de las elecciones municipales en Francia. (EFE)
Recuento de la segunda vuelta de las elecciones municipales en Francia. (EFE)

El próximo alcalde consideró que la alianza entre sus rivales fue una "estafa política" y reivindicó que su victoria es la de "un equipo en torno a un proyecto, con personas de diferentes horizontes", al tiempo que aseguró sentirse "orgulloso" de pertenecer a la Agrupación Nacional.

Los más próximos al presidente, Emmanuel Macron, reconocieron su preocupación, al margen de por los malos resultados de su partido, por la victoria de Aliot en Perpiñán, que evidenció las limitaciones de la estrategia de "todos contra la ultraderecha" que durante mucho tiempo ha cerrado el paso a la RN en las segundas vueltas.

"Se trata de una inmensa decepción", subrayó el secretario de Estado de Vivienda y uno de los primeros aliados de Macron, Julien Denormandie.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios