CRISIS MUNDIAL DEL CORONAVIRUS

París y Berlín endurecen medidas contra el Covid-19 y UK pide evitar el contacto

Angela Merkel y Johnson comparecieron prácticamente a la misma hora para endurecer sus medidas contra el coronavirus. Por ahora, Berlín es más ambicioso que Londres para frenar el Covid-19

Foto: Angela Merkel. (Reuters)
Angela Merkel. (Reuters)

En sendas comparecencias a la nación, el presidente de Francia Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel apostaron con endurecer las medidas contra la propagación del Covid-19, desde al cierre de comercios en Alemania al confinamiento, limitación de desplazamientos no imprescindibles y prohibición de reuniones públicas en Francia, bajo pena de multa. El 'premier' británico Boris Johnson, en cambio, amplió ligeramente su postura frente al coronavirus con medidas mínimas, pidiendo a los británicos que "eviten el contacto".

Alemania echa el cierre. Angela Merkel ha pedido que todos los establecimientos comerciales no imprescindibles bajen la persiana hasta nueva orden: bares, discotecas, teatros, zoos, piscinas y clubes de alterne. Además, todas las organizaciones religiosas deberán suspender sus actividades y los parques de niños no podrán permanecer abiertos. El país germano cuenta con 7.000 infectados y prevé que la cifra se dispare en los próximos días.

"Esto no va de qué es lo que queremos hacer, sino de lo que los científicos nos dicen que es necesario hacer", ha dicho Merkel en una rueda de prensa en Berlín después de llegar a un acuerdo con los gobiernos de los 16 estados federados, competentes en estas materias. La canciller alemana ha confirmado que sí se mantendrán abiertas por el momento las fruterías, las tiendas de alimentación, los mercados, las farmacias, las gasolineras, los bancos, correos, los quioscos y las lavanderías.

De esta forma, Alemania sigue el mismo camino que España, país que este fin de semana decretó el Estado de Alarma para combatir a un virus que ya ha dejado más de 300 muertos en el país. La excepción a diferencia del caso español ha sido la hostelería alemana, que podrá abrir entre las seis de la mañana y las seis de la tarde, según ha confirmado Merkel.

"Hemos impuesto estas nuevas regulaciones después de debatirlo y considerarlo mucho. Estas reglas van a cambiar nuestro día a día para minimizar el contacto", señalaba Merkel con un tono solemne en la rueda de prensa. “No hemos visto una situación similar en los 70 años de la República Federal de Alemania”.

Francia multa al que no cumpla el confinamiento

En su discurso a la nación la noche del lunes, tras la celebración de la primera ronda de las elecciones municipales en Francia, Emmanuel Macron se ha mostrado decepcionado con la actitud de muchos de sus conciudadanos, que aprovecharon el buen tiempo del fin de semana para atiborrar los parques y jardines de todo el país. Las elecciones locales, en cambio, registraron una participación mínima por miedo al coronavirus.

"Vimos gente en los bares, en restaurantes (...) No estáis protegiendo a otras personas de este virus. Podéis infectar a otras personas", afirmó el mandatario francés, que ya desde la semana anterior había ordenado el cierre de colegios y otros negocios no imprescindibles en Francia.

Ante la actitud de sus conciudadanos, tras el fin de semana Macron ha decidido "endurecer las medidas", prohibiendo "cualquier encuentro en el exterior", incluidos paseos sin justificación por motivos que no sean laborales o de compra de víveres. Unas medidas sobre las que durante el discurso no entró en detalles en cuanto a su aplicación. Pese a todo, instó a que los franceses apostaran por el teletrabajo "tan pronto como mañana mismo".

"Los que no sigan estas directrices serán castigados", aseveró el mandatario galo.

(EFE)
(EFE)

Más adelante la noche del lunes, el Gobierno galo amplió las medidas anunciadas en el discurso. Anunció que movilizará a más de 100.000 policías y gendarmes para hacer cumplir desde este martes las medidas de confinamiento decretadas para frenar el avance del coronavirus en el país.

Esos agentes podrán imponer multas de hasta 135 euros a quienes no respeten la consigna de quedarse en casa a no ser que sea por motivos laborales, sanitarios, alimenticios y, en casos excepcionales, familiares.

Boris Johnson cambia de opinión

Mientras, el Gobierno británico anunció este lunes una postura más dura para enfrentarse al Covid-19, pero todavía muy lejos a las anunciadas por Italia, España o Alemania. El primer ministro Boris Johnson recomendó evitar el contacto físico no esencial y teletrabajar en los casos que sea posible -especialmente en Londres, donde está el foco principal de contagios y va unas semanas por delante del país en el impacto de la epidemia-.

“Hoy tenemos que ir más a fondo porque nos estamos aproximando a la parte rápida de la curva de contagios. Sin acciones drásticas, las cifras podrían duplicarse cada seis o siete días”, dijo el premier en conferencia de prensa.

Desde mañana, agregó el mandatario, las autoridades no prestarán apoyo a actos masivos. Sin embargo, las medidas “draconianas” anunciadas por Londres están lejos de las cuarentenas masivas y los cierre generalizados en otros países europeos. Los pubs, clubs, teatros y demás espacios sociales permanecerán abiertos y todo se limita a recomendaciones de no viajar si no es imprescindible y evitar situaciones de riesgo.

El Gobierno, eso sí, prevé tener que tomar más medidas en los próximos días de cara al fin de semana para asegurarse que los estratos de la población con más riesgo sean “blindados” de contacto social por unos 12 días. Este período de máxima protección para mayores de 70, pacientes con condiciones previas o embarazadas debe coincidir con el pico de la enfermedad.

¿Deporte? Sí, pero a distancia

“¿Por qué esto ahora y no antes o después? ¿Por qué poner estas medidas draconianas? Porque estamos pidiendo a la gente que hagan algo que es difícil, que iterrumpe su vida normal. Y el mejor momento es hacerlo cuando es más efectivo y haya más oportunidades para reducir la velocidad de la epidemia”, aseguró Johnson, flanqueado por dos banderas británicas y visiblemente despeinado.

Boris Johnson. (Reuters)
Boris Johnson. (Reuters)

El plan británico, que ha generado mucha controversia dentro y fuera del país, se se basa mucho en la cooperación de los ciudadanos, que deben ponerse en autocuarentena si presentan síntomas o si han estado en contacto con posibles afectados, así como evitar voluntariamente los espacios públicos. “Pueden salir a hacer deporte” -dijo Johnson- “pero a un espacio prudencial de los demás”.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios