No ha decretado cierre de espacios públicos

Keep calm and carry on: ¿Por qué está tan tranquilo Boris Johnson con el coronavirus?

Mientras decenas de países decretan el estado de alarma y cierran colegios o aplican cuarentenas, el Gobierno británico sigue apostando por que se laven las manos

Foto: Rueda de prensa sobre el coronavirus en Reino Unido. (EFE)
Rueda de prensa sobre el coronavirus en Reino Unido. (EFE)

En el Reino Unido hay un refrán que sirve para todo: 'Keep calm and carry on' (mantén la calma y sigue adelante). Por lo tanto, mientras Italia está cerrada, España y Estados Unidos han decretado el estado de alarma o Francia y la República de Irlanda han cerrado colegios, la medida por la que sigue apostando el primer ministro británico, Boris Johnson, ante la pandemia del coronavirus es la de decir a los ciudadanos que se laven las manos mientras cantan dos veces el 'Happy Birthday'. Los colegios permanecen abiertos, así como universidades, teatros y pubs.

Lo cierto es que a Johnson siempre se le ha acusado de populista. Sin embargo, ante la gran crisis del COVID-19, que sin duda alguna es el mayor reto de su carrera política, ha dejado la batuta de Downing Street a los científicos y son ellos los que están marcando el compás.

Cuando el primer ministro ofreció este jueves una rueda de prensa desde el Número 10 -en la que recalcó que "muchas familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo"- lo hizo flanqueado por los doctores Chris Witty, director médico del Gobierno, y Patrick Vallance, asesor científico jefe.

Los expertos consideran que implementar ahora medidas drásticas sería perjudicial a largo plazo. El problema es que el ritmo que marcan a la melodía ha creado gran controversia. ¿El resto del mundo está equivocado y Londres es el único que está actuando de manera correcta? La oposición e incluso voces dentro del Partido Conservador como las de Jeremy Hunt -el que fuera ministro de Sanidad- no han tardado en criticar al Gobierno. Sin embargo, la sociedad científica se muestra dividida.

El pico llegará en 10 semanas

El viernes, los casos en el Reino Unido por coronavirus ascendían a 798 (lo que supone 200 más que el día anterior), con 11 muertos, todos ellos con enfermedades previas. Pero en tan solo 24 horas, los infectados subieron a 1.140, entre ellos, una mujer y su hijo recién nacido en Londres, convirtiéndose este último en el caso más joven registrado.La mujer había acudido al hospital estando embarazada con síntomas de neumonía y posteriormente dio positivo en las pruebas. Con todo, los expertos descartan que el contagio al bebé se haya producido por darle el pecho.

Las muertes se duplicaron a 21 fallecidos el sábado. El Ejecutivo asegura que el país está cuatro semanas por detrás de Italia y a 10-12 semanas de sufrir el gran pico de la pandemia. ¿Por qué sigue entonces sin actuar?

“Nuestro objetivo es reducir el pico de la epidemia, aplanar la curva, no eliminarla por completo”, aseguraba este viernes Patrick Vallance, asesor científico jefe, tras la polémica creada. "La inmensa mayoría de los contagiados sufrirá trastornos leves y de ese modo conseguiremos construir cierta inmunidad colectiva para que más y más gente sea resistente a la enfermedad y reduzcamos el número de casos", matiza.

De este modo, el experto considera que “se está protegiendo a los más vulnerables” ante lo que adelantó que “muy posiblemente se convierta en una infección estacional anual”. Respecto al cierre de las escuelas, considera que “es una forma muy efectiva de lidiar con la gripe pandémica”, pero con el coronavirus, “el papel de los niños es menos claro en términos de propagación de la enfermedad”.

Como el virus no se puede detener, es necesario que una cierta proporción de la población se infecte antes de que el virus se debilite

En definitiva, la idea de contener el pico -o según versión de Johnson “aplastar el sombrero”- se basa en la suposición de que, ya que el virus no se puede detener, es necesario que una cierta proporción de la población se infecte antes de que el virus se debilite. Pero no todo el mundo está de acuerdo con esta teoría.

En China y gran parte del sudeste asiático no han aplanado la curva, la han cortado completamente. Prohibieron las reuniones, cerraron escuelas, detuvieron el transporte público y mantuvieron a las personas aisladas en casa. La epidemia se ha conseguido detener.

Normalidad vs. cuarentenas

Sin embargo, en el Reino Unido el lema sigue siendo, de momento, 'business as usual' (todo sigue igual). Tan sólo se ha recomendado a las personas con síntomas, aunque sean menores, que se queden en casa por siete días.

Richard Horton, editor de la prestigiosa revista The Lancet, ha pedido a las autoridades “la implementación urgente de políticas de distanciamiento social y cierre”. “El gobierno está jugando a la ruleta rusa con los británicos”, matizó. Martin Hibberd, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, también considera que la respuesta del Gobierno “claramente no está siendo suficiente”.

Sin embargo, Keith Neal, profesor emérito de Epidemiología de la Universidad de Nottingham, asegura que los planes son “muy sensatos”. “Siempre resulta fácil decir que es necesario hacer algo más, pero existen pocas pruebas que sostengan cualquier decisión”, destaca. Y su colega Roy Anderson, del Imperial College de Londres, matiza que existe realmente un dilema. “Se trata de una decisión muy difícil. No son solo los funcionarios del Gobierno los están luchando con esto. Los epidemiólogos están divididos sobre qué camino tomar”.

Pese a que Downing Street apuesta por guardar la calma, el primer ministro comunicaba este viernes que se posponen debido a la pandemia un año las elecciones locales previstas para el próximo 7 de mayo en Inglaterra -donde está en juego la importante alcaldía de Londres-.

La Comisión Electoral británica -organismo regulador de los procesos electorales- ya había advertido que los comicios deberían retrasarse al menos hasta el próximo otoño a fin de “mitigar” el impacto del COVID-19.

Eso sí, un portavoz del Número 10 ha vuelto a descartar este viernes que se vaya a solicitar una extensión del periodo de transición del Brexit, que concluirá en principio el 31 de diciembre. A pesar de que la segunda ronda de negociaciones entre Londres y Bruselas, prevista para la próxima semana, ha sido cancelada, el Ejecutivo insiste en que el Reino Unido estará completamente fuera del bloque para finales de año. Salió oficialmente el pasado 31 de enero, pero continúa a efectos prácticos dentro de unión aduanera y mercado único (con la libertad de movimiento que eso conlleva) hasta finales de año, mientras se negocia un futuro acuerdo comercial.

Por su parte, tanto la reina Isabel II (94 años) como el heredero, el príncipe Carlos, han suspendido sus viajes oficiales para las próximas semanas como medida de “precaución”.

Asimismo, la Premier League ha suspendido todos los encuentros programados de aquí al 4 de abril. La decisión se ha tomado horas después de que se diera a conocer este viernes el primer positivo por el COVID-19 de un jugador de la liga. Se trata de Callum Hudson-Odoi, delantero de 19 años del Chelsea.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios