ASÍ LO HA ANUNCIADO EL PAPA FRANCISCO

El Archivo Vaticano deja de ser 'secreto' para acabar con las conspiraciones

El Pontífice ha anunciado en su último 'Motu Proprio' que, a partir de ahora, la gran biblioteca de la Iglesia pasará a denominarse Archivo Apostólico Vaticano

Foto: El Archivo Vaticano deja de ser 'secreto' para acabar con las conspiraciones. (Reuters)
El Archivo Vaticano deja de ser 'secreto' para acabar con las conspiraciones. (Reuters)

El Archivo Vaticano es, posiblemente, una de las colecciones de documentos más deseadas del mundo: información clasificada desde el siglo III a la que solo unos privilegiados han podido tener acceso. Es precisamente ese silencio el que ha provocado que existan múltiples teorías de la conspiración sobre lo que hay escondido en esas estanterías... un globo que la propia Iglesia quiere desinflar cambiando su nombre: desde hoy, ya no será 'secreto'.

Ha sido el propio Papa Francisco el que dado a conocer públicamente la decisión de cambiar el nombre de su biblioteca: dejará de ser el Archivo Secreto Vaticano para convertirse en el Archivo Apostólico Vaticano. El principal motivo para que el sumo pontífice haya decidido abordar este cambio tiene que ver con la simple nomenclatura, al entender que la palabra 'secreto' en su denominación sugiere un sentido negativo de la información que alberga en su interior.

No en vano, los más conspiranóicos afirman que dentro de la biblioteca del Vaticano se guardan documentos que podrían hacer temblar los cimientos de la Iglesia, tales como dibujos del verdadero rostro de Cristo, información relativa a su supuesta descendencia, la revelación del misterioso tercer secreto de Fátima, datos sobre la veracidad de algunas reliquias bíblicas o, incluso, informes sobre el cronovisor, una máquina que permitiría fotografiar el pasado. Pero nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que el Archivo Vaticano 'nació' en el año 1610, cuando el Papa Paulo V ordenó el traslado a los Palacios Vaticanos de todos los materiales relativos a la Iglesia archivados en diferentes edificios situados en diferentes puntos de Europa. Tras la 'reunificación' bibliográfica, decidió llamarse a esta espectacular colección de documentos Archivo Secreto Vaticano. Pero 400 años después, el término 'secreto' ha cambiado: en el siglo XVII significaba 'de acceso privado'.

"Con los progresivos cambios semánticos que se han producido en las lenguas modernas y las culturas, además de la sensibilidad social de las diferentes naciones, en mayor o menor medida, el término 'secretum', adosado al Archivo Vaticano, comenzó a ser malinterpretado y a colorearse de matices ambiguos, incluso negativos", señala el Papa Francisco en su último 'Motu Proprio', dictado el pasado 22 de octubre y en el que explica su decisión de cambiar esta terminología.

Por ello, se ha decidido eliminarlo con la idea de retirarle el estigma negativo, de evitar la sensación de que se tratan archivos ocultos que, en caso de revelarse, trastocarían la historia del cristianismo. Ha sido el Pontífice el que, tras consultar con algunos de sus colaboradores más cercanos y con los responsables del propio Archivo, el que ha considerado necesario cambiar 'secreto' por 'apostólico' para dotarlo de la normalidad perdidas en las últimas décadas.

De igual manera, y con la intención de mostrar su transparencia, el propio Papa ha confesado públicamente que, a partir de próximo 2 de marzo de 2020, aumentará el número de documentos que pueden ser investigados por los estudiosos de cualquier punto del mundo, extendiendo la apertura del archivo hasta el pontificado de Pío XII, es decir, hasta el 9 de octubre de 1958. Así, el Archivo Vaticano dejará de ser 'secreto': desde ahora, será 'apostólico'.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios