la OTAN pide apoyar a turquía

España aún no ha tomado una decisión sobre su batería antimisiles Patriot en Turquía

España todavía no ha tomado una decisión oficial sobre si renovará su batería de misiles Patriot desplegada en Adana, según informó el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu

Foto: Una batería de misiles antiaéreos Patriot en Turquía. (EFE)
Una batería de misiles antiaéreos Patriot en Turquía. (EFE)

España todavía no ha notificado al Gobierno turco una decisión oficial sobre su batería de misiles Patriot desplegada en la base de la OTAN en Adana, informó el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. Este tipo de misiones están sujetas a estrictas evaluaciones y rotaciones cada seis meses y cada cambio debe hacerse bajo petición a la OTAN. La próxima rotación tendrá lugar en diciembre de 2019. En este sentido, Turquía pretende dotarse de su propio sistema de defensa antiaérea.

"España aún no ha tomado una decisión al respecto. Hay una rotación y seguimos este proceso con la OTAN", dijo el viernes Çavusoglu en rueda de prensa conjunta en Estambul con el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, al ser preguntado por las intenciones de España respecto al sistema de batería de misiles Patriot tras la ofensiva militar que Ankara inició este lunes contra las milicias kurdas en el noreste de Siria, algo que consultaría con la OTAN.

"Estamos en misiones de paz en el mundo y por tanto si hay un riesgo que pueda suponer una escalada bélica plantearemos este tema en la OTAN para la decisión que pueda adoptar", subrayó este jueves la ministra de Defensa en funciones, MargaritaRobles, abriendo así la puerta a la retirada de la batería española tras la ofensiva militar turca. España tiene desplegados actualmente 149 militares en Turquía, según datos oficiales.

La misión española en este territorio está planteada en términos puramente defensivos para defender a Turquía contra cualquier tipo de ataque proveniente del gobierno sirio o del grupo terrorista Daesh. Esta misión se enmarca dentro de los planes de la OTAN y está coordinada por por la división aérea de la Organización del Atlántico Norte.

El jefe de la diplomacia turca y Stoltenberg han "discutido este asunto" en su reunión bilateral, ha confirmado Çavusoglu, que ha agradecido "a Italia y España su apoyo hasta ahora" después de que Estados Unidos retirada sus baterías, así como a la OTAN en su conjunto por contribuir a reforzar su defensa aérea durante "muchos años".

"Es una clara indicación de que necesitamos nuestros sistemas de defensa aérea propios porque si no todas las soluciones serán transitorias y no permanentes", ha remachado, justificando su adquisición de los polémicos misiles rusos S-400 tras intentar "convencer" sin éxito a países de la OTAN de que les vendieran los suyos.

La OTAN pide apoyar a Turquía

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha defendido que la organización está apoyando a Turquía en "los últimos años" con "muchas" medidas, incluido el despliegue de baterías de defensa antiaérea "para ayudar a proteger la frontera sur de la OTAN" y ha invertido 5.000 millones de dólares en infraestructuras para reforzar la defensa aérea, pero también con "más" presencia naval y aérea en la zona.

"Espero que los aliados continúen prestando apoyo a Turquía porque es algo que hemos acordado", ha avisado Stoltenberg, recordando que Turquía es el país más afectado por las crisis en la región. "Estamos ahí para proteger a Turquía pero también para protegernos a nosotros", ha subrayado.

Stoltenberg ha vuestro a reiterar la preocupación de los aliados por su adquisición de los polémicos misiles rusos por "la falta de interoperabilidad con los sistemas de la OTAN" pero también por su "riesgo potencial para los aviones aliados" y ha celebrado que Ankara esté dialogando con aliados como Francia, Italia y Estados Unidos de cara a "adquirir baterías Patriot".

A pesar de reconocer que Turquía tiene preocupaciones de seguridad "legítimas", Stoltenberg ha avisado a Turquía de que el enemigo "común" es el Estado Islámico. "Todavía es una amenaza real y tenemos que garantizar que los logros que hemos hecho no son perjudicados", por la ofensiva militar turca, ha dicho.

Proporcional y comedida

Stoltenberg reclamó "contención" a Ankara este miércoles y que garantice que cualquier acción militar es "proporcional y comedida" sobre el terreno.

"Turquía es un gran poder en la región y ello conlleva grandes responsabilidades", ha lanzado el noruego en rueda de prensa, rechazando en todo caso especular sobre situaciones hipotéticas", al ser preguntado por la posibilidad de que el Congreso estadounidense imponga sanciones a Turquía por su ofensiva militar.

El ministro turco ha defendido que Ankara seguirá adelante con su ofensiva militar para garantizar su seguridad y ha exigido a los aliados una "clara indicación de su solidaridad", insistiendo en que para Ankara, el PKK y las milicias kurdas YPG son "lo mismo". "Estamos combatiendo a una organización terrorista", ha zanjado al tiempo que ha rechazado que estén atacando a civiles.

"Turquía siempre ha sido muy sensible con los civiles. Turquía acoge a muchos inmigrantes y refugiados. Eso es impensable", ha remachado.

"Nuestro objetivo son los terroristas y haremos nuestro máximo para eliminar a los terroristas", ha recalcado, insistiendo en que "si terroristas del Estado Islámico están en la zona segura donde estamos llevando a cabo operaciones, nunca serán liberados". Eso sí, ha afeado que "ningún" país ha aceptado que Ankara extradite a "algunos elementos del Estado Islámico en cárceles turcas". "No les aceptan", ha lamentado.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios