Es noticia
Menú
Qatar, es tu momento: cómo la crisis de Ucrania pone al emirato en el centro geopolítico
  1. Mundo
Análisis de GZERO Media

Qatar, es tu momento: cómo la crisis de Ucrania pone al emirato en el centro geopolítico

Biden y Tamim hablaron sobre cómo Qatar puede aprovisionar gas natural a Europa en caso de que Rusia decidiera cerrar el grifo en respuesta a unas posibles sanciones EEUU/EU

Foto: Un barco metanero proveniente de Qatar. (Reuters)
Un barco metanero proveniente de Qatar. (Reuters)

Este lunes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, designó a Qatar como importante aliado de la OTAN después de recibir a su emir en la Casa Blanca. El jeque Tamim bin Hamad Al Thani ha sido el primer líder del Golfo en encontrarse en persona con Biden desde que se convirtió en presidente.

Biden y Tamim hablaron sobre cómo Qatar puede aprovisionar gas natural a Europa en caso de que el presidente ruso Vladímir Putin decidiera cerrar el grifo en respuesta a unas posibles sanciones EEUU/EU por la crisis ucraniana. Es una posibilidad remota, dado que el 90% de las exportaciones de gas cataríes están ya comprometidas con contratos a largo plazo, aunque Doha tiene modos de cumplir con un suministro de gas a corto plazo si es necesario.

Foto: Un soldado ucraniano descansa en una trinchera cerca de la ciudad de Horlivka, controlada por los rebeldes pro Rusia. (EFE/Anatolii Stepanov)

Pese a todo, este encuentro nos dice dos cosas.

Primero, Biden quiere hacer más difícil a Putin utilizar el gas ruso como arma. Una diversificación global de los suministros energéticos de Europa podría finalmente dificultar la capacidad de Rusia para chantajear a la UE.

En segundo lugar, el hecho de que Tamim está públicamente considerando la idea significa que Qatar está listo para expandir su influencia geopolítica más allá de Oriente Medio.

Sofía Meranto, analista del Grupo Eurasia, asegura que Qatar tiene mucho que ganar por "ser llamada por EEUU a ayudar a solventar las preguntas energéticas en Europa". Señala también la "capacidad y ambición" del emirato para "jugar un papel mayor en la geopolítica".

Foto: Messi en su presentación en el PSG. (EFE)

Es un giro dramático de los acontecimientos para Qatar. El país de solo 2,9 millones de habitantes y el segundo mayor exportador de gas natural licuado del mundo es famoso por jugar por encima de su liga diplomáticamente. Pero hacerlo viene con algunos riesgos.

Hace un año, Qatar reemergió de un bloqueo de cuatro años impuesto por un grupo de otros estados árabes, liderado por Arabia Saudí, que no estaban contentos con los lazos de Qatar con su rival Irán, su apoyo a la Hermandad Musulmana y la negativa cobertura informativa a veces recibida por la cadena catarí Al Jazeera TV. El bloqueo, que aisló el emirato por aire, tierra y mar de Baréin, Egipto, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, hizo que los cataríes miraran (aún más) a Occidente en busca de ayuda.

De hecho, Qatar, que ya acoge la mayor base militar estadounidense en Oriente Medio, se ha convertido desde entonces en el intermediario para los poderes occidentales tratando con algunos de los actores más peligrosos en la región.

Por ejemplo, si quieres hablar con los talibanes, llama a Qatar. El grupo ahora dirigiendo Afganistán ha llevado una oficina en Doha desde 2013. Los qataríes negociaron el acuerdo de paz del gobierno de Trump en 2020 con los talibanes en Afganistán. Tras la salida de EEUU del país y la negativa del gobierno de Biden de reconocer formalmente el nuevo gobierno afgano, Doha es ahora el embajador estadounidense 'de facto' con los talibanes.

Foto: Talibanes en Kandahar. (EFE)

En esencia, Qatar ayuda a los gobiernos Occidentales a hablar con los talibanes sin tener que reconocer la legitimidad de su brutal régimen.

Los cataríes también intercambian mensajes entre EEUU e Irán, recurriendo a los cálidos lazos del emirato con Teherán que otros países de Oriente Medio han largamente resentido. Qatar apoya las actuales negociaciones para regresar al acuerdo nuclear de 2015, e Irán quiere que Doha ayude a negociar la liberación de los iraníes-estadounidenses encarcelados en Irán.

Ahora, Qatar ve en la inminente crisis energética de Ucrania una oportunidad para llevar su 'poder blando' a un escenario incluso aún mayor. Y el momento no podría ser mejor para Doha.

Este noviembre, Qatar acogerá la Copa del Mundo de Fútbol 2022, la competición deportiva más vista en el mundo solo después de los Juegos Olímpicos de verano. ¿Asistirá Putin?

*Este artículo fue publicado originalmente en inglés en GZERO Media. Si te interesa la política internacional, pero quieres que alguien te la explique, suscríbete a la 'newsletter' Signal aquí.

Este lunes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, designó a Qatar como importante aliado de la OTAN después de recibir a su emir en la Casa Blanca. El jeque Tamim bin Hamad Al Thani ha sido el primer líder del Golfo en encontrarse en persona con Biden desde que se convirtió en presidente.

Doha Vladimir Putin Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda