Un esfuerzo global que pagan los de siempre: India exige justicia climática
  1. Mundo
ANÁLISIS DE GZERO MEDIA

Un esfuerzo global que pagan los de siempre: India exige justicia climática

Delhi cree que las naciones ricas deberían gastar menos en lograr "cero emisiones" y más en ayudar a los países en desarrollo a realizar sus planes de acción climática

placeholder Foto: Un área residencial rodeada de smog en Nueva Delhi, India. (Reuters)
Un área residencial rodeada de smog en Nueva Delhi, India. (Reuters)

India, el tercer mayor emisor de dióxido de carbono del mundo, es también uno de los países más afectados por el cambio climático. Sin embargo, no está de acuerdo con aquellos que piden al país que reduzca la contaminación atmosférica. ¿Por qué, preguntan los indios, deberíamos renunciar a nuestro derecho a enriquecernos consumiendo combustibles fósiles como lo han hecho ustedes, los países con economías desarrolladas, durante varias generaciones?

Ese es precisamente el mensaje que el ministro de energía de India transmitió a Estados Unidos y otras naciones ricas en una cumbre virtual reciente, después de que estos presionaran a Delhi para que estableciera una fecha límite para eliminar la huella de carbono. Para India, explicó, ese tipo de objetivos son solamente una ficción que hace poco para abordar la crisis climática que enfrenta el país en este momento.

Hay mucho en juego. Los impactos del cambio climático serán severos para India. Se prevé que algunas partes del país se vuelvan insoportablemente calurosas a lo largo de los próximos años. Las lluvias monzónicas torrenciales son cada vez más frecuentes e impredecibles, al igual que las sequías, que obstaculizarán la capacidad del sector agrícola para alimentar a 1.400 millones de personas y dar empleo a casi el 60% de la población activa.

Foto: Un funeral en India de una víctima de coronavirus. (Reuters)

El derretimiento de los glaciares puede alterar el curso de los ríos Indo, Ganges y Brahmaputra, lo que dificultaría a los agricultores el riego de cultivos. Y decenas de millones de indios viven en áreas bajas que podrían estar bajo el agua en un par de décadas.

Frente a unas perspectivas tan sombrías, India asegura que está poniendo de su parte para cambiar el rumbo. El país es uno de los pocos que actualmente está en camino de cumplir su objetivo de reducción de emisiones en el Acuerdo Climático de París de 2015, y está muy cerca de lograr su objetivo de que el 40% de sus fuentes de energía sean renovables para el final de la década.

El primer ministro Narendra Modi ha impulsado a India para que esta se convierta en un campeón climático mundial. Su Gobierno ha estimulado una masiva inversión pública y privada en energía limpia, especialmente la solar, donde India es ahora un actor importante debido a sus precios extremadamente bajos. Pero esa no es toda la historia.

El carbón sigue siendo el rey. India todavía consume mucho. De hecho, el carbón genera aproximadamente la mitad de la electricidad del país. A medida que la economía india crezca, también lo hará la demanda de carbón, y el aire en megaciudades como Delhi y Mumbai se volverá aún más tóxico.

Foto: Pedro Sánchez en la Cumbre del Clima. EFE

Y no se trata solo del carbón. La eliminación de los combustibles fósiles domésticos para cocinar, calefacción e iluminación solucionaría el problema de contaminación del aire de India sin ningún cambio en las emisiones industriales o de los vehículos. Pero un intento del Gobierno de obligar a cientos de millones de indios de bajos ingresos a utilizar alternativas ecológicas más caras probablemente se encontrará con la misma resistencia feroz que los agricultores han mostrado a las nuevas reformas de Modi para el sector agrícola.

Para reducir drásticamente las emisiones, India necesita dinero en efectivo. Delhi cree que las naciones ricas deberían gastar menos en lograr "cero emisiones" y más en ayudar a los países en desarrollo a realizar sus planes de acción climática con requisitos menos estrictos. ¿Por qué, preguntan los indios de nuevo, las naciones ricas pueden exigir que todos nos volvamos ecológicos, pero que nosotros nos mantengamos pobres?

Para India, es hora de trasladar la carga de pagar por la acción climática a aquellos que hicieron que la Tierra se calentara en primer lugar. Pero, ¿convencerá ese argumento a los países ricos? ¿Desviarán los fondos destinados a alcanzar sus propios objetivos para que India no tenga que elegir entre el crecimiento económico o salvar el medio ambiente?

* *Este artículo fue publicado originalmente en inglés en GZERO Media. Si te interesa la política internacional, pero quieres que alguien te la explique, suscríbete a la 'newsletter' Signal aquí.

India Combustibles fósiles Cambio climático