EEUU ejecuta a Lisa Montgomery, la única mujer que estaba en el corredor de la muerte
  1. Mundo
dede 1953

EEUU ejecuta a Lisa Montgomery, la única mujer que estaba en el corredor de la muerte

En 2004 asesinó a una Bobbie Jo Stinnett, que estaba embarazada y le extrajo el bebé; su defensa siempre sostuvo que padecía un trastorno debido a los abusos sufridos de niña

Foto: Lisa Montgomery, la primera en ser ejecutada a nivel federal en más de seis décadas. (Reuters)
Lisa Montgomery, la primera en ser ejecutada a nivel federal en más de seis décadas. (Reuters)

Su nombre era Lisa Montgomery y cumplía condena desde el año 2007, pero, finalmente, este miércoles el estado de Indiana la ha ejecutado sin unas últimas palabras que expresar; ante la única mirada de un grupo de periodistas que, desde una sala contigua, han presenciado la certificación de su muerte. Montgomery no era una presa común, sino que fue la única mujer que estaba en el corredor de la muerte de Estados Unidos y la primera en ser ejecutada a nivel federal en más de seis décadas.

La ejecución por inyección letal se produjo en el complejo penitenciario de Terre Haute, después de que el Tribunal Supremo levantase la suspensión que tan solo unas horas antes había ordenado una corte federal. Su muerte se certificó pasada la 1:30 de la madrugada, hora local, según algunos medios que recogen el relato del proceso.

Montgomery renunció a su derecho a pronunciar unas últimas palabras. Se limitó a responder "no" cuando uno de sus verdugos le descubrió el rostro y le preguntó si quería decir algo. "Nuestra Constitución prohíbe la ejecución de una persona que no pueda comprender racionalmente esa ejecución (...). La administración actual lo sabe. Y la mataron de todos modos", denunció su abogada Kelley Henry en una declaración difundida por la prensa. Todos los que participaron en este caso "deberían sentir vergüenza", añadió.

Lisa Montgomery, fotografiada en una comisaría de Kansas. (EFE)
Lisa Montgomery, fotografiada en una comisaría de Kansas. (EFE)

Montgomery, de 52 años, fue condenada en 2007 por matar en 2004 a Bobbie Jo Stinnett, una mujer de 23 años que estaba embarazada de ocho meses y extraerle el bebé, que luego fue recuperado sano y salvo por las autoridades. Sus abogados argumentaron durante el proceso judicial que sufría una enfermedad mental debido a los abusos sexuales que sufrió en su infancia. Esta ejecución, la primera de una mujer a nivel federal desde 1953, se produce a falta de una semana para que Joe Biden asuma la presidencia de EEUU.

A punto de sortear a la muerte

Indiana ha ejecutado a Montgomery, poniendo así fin a su condena. Pero, el día previo a recibir la inyección letal, Montgomery pudo tener un atisbo de esperanza al conocer que el tribunal suspendió de forma temporal su ejecución después de que sus abogados solicitaran que fuera declarada como persona "incompetente", alegando que padecía una enfermedad mental grave y deterioro neurológico.

Según Amnistía Internacional, un total de 11 presos han sido ejecutados —Daniel Lewis Lee, Wesley Purkey, Dustin Honken, Lezmond Mitchell, Keith Dwayne Nelson, William Emmett LeCroy, Christopher Vialva, Orlando Hall, Brandon Bernard, Alfred Bourgeois y Montgomery— desde que el pasado 14 de julio el todavía presidente Donald Trump retomase las ejecuciones de muerte a nivel federal. Antes de él, el país permaneció 17 años sin llevarlas a cabo.

Sucesos Joe Biden
El redactor recomienda