De médico de prestigio en Suecia a estar en el corredor de la muerte en Irán
  1. Mundo
LLEVA CUATRO AÑOS EN LA CÁRCEL

De médico de prestigio en Suecia a estar en el corredor de la muerte en Irán

Un iraní con nacionalidad sueca ha sido condenado a muerte por el régimen de Alí Jamenei acusado de espiar para el Mossad

placeholder Foto: Las manifestaciones para liberar al médico se han repetido por toda Europa. (EFE EPA/Tino Romano)
Las manifestaciones para liberar al médico se han repetido por toda Europa. (EFE EPA/Tino Romano)

El doctor Ahmadreza Djalali solía acudir a Irán a dar clases sobre su especialidad, médico de urgencias, así como a presentar diversos seminarios. Había nacido en este país árabe, aunque se fue a vivir a Suecia en el año 2009 para ampliar su formación. Su familia llegó un año después, en 2010, después de que Ahmadreza consiguiera la admisión para cursar el doctorado en Estocolmo.

En 2016, como había hecho otras veces, el médico volvió a su país de origen para impartir un nuevo curso. Pero esta vez fue diferente: las autoridades iraníes le detuvieron y le acusaron de pasar información al Mossad, el servicio de inteligencia israelí. Ahmadreza Djalali lleva 4 años detenido en Irán y ahora ha sido condenado a muerte por su supuesta condición de espía.

Foto: Imagen: Enrique Villarino.

Según explica a la BBC su esposa, Vida Mehran-nia, Djalali está acusado de ayudar al Mossad a asesinar a científicos nucleares iraníes. Ella lo niega con vehemencia y asegura que su marido tenía "pasión por marcar la diferencia. Quería usar herramientas científicas y metodologías para obtener un doctorado, pero también para ayudar a las personas en Irán".

Condenado a muerte

Ahmadreza Djalali fue detenido a su llegada a Irán en 2016. Un año más tarde se puso en huelga de hambre para denunciar su situación, pero no sirvió de nada. Ese mismo año, 75 ganadores del premio Nobel pidieron su liberación por medio de una carta abierta a las autoridades, pero no sirvió de nada. Hace escasas semanas, a finales de noviembre, otros 150 premios Nobel escribieron directamente al líder iraní Alí Jamenei para que liberara al médico. Tampoco sirvió de nada.

placeholder Protesta organizada por Amnistía Internacional. (EFE EPA/Tino Romano)
Protesta organizada por Amnistía Internacional. (EFE EPA/Tino Romano)

Organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional o el propio Gobierno sueco, que concedió la nacionalidad a Ahmadreza Djalali en 2018, han apelado la sentencia de muerte del Gobierno iraní, pero sin resultados. De hecho, las autoridades de Teherán han advertido contra "todas las interferencias" que puedan llegar desde el exterior.

Irán acumula una larga lista de extranjeros en sus cárceles, pero también de personas con doble nacionalidad. Algunas organizaciones acusan al régimen de Alí Jamenei de usar a esos presos para negociar con otros gobiernos y ponen de ejemplo lo sucedido con una maestra británica-australiana, condenada a 10 años por espionaje, y que fue intercambiada por tres prisioneros iraníes.

Acusan al régimen de Alí Jamenei de usar a los presos para negociar con otros gobiernos

Hoy, Vida Mehran-nia se arrepiente de no "despedirse debidamente" de su marido cuando se fue de viaje en 2016 sin saber que no volvería a verlo. Aún no ha dicho a su hijo pequeño que su padre está detenido en una cárcel iraní, solo que se ha ido de viaje de trabajo. Mientras, saca fuerzas de donde apenas le quedan para seguir luchando por su esposo. Por aquel médico que quería ayudar a su pueblo y que terminó acusado de espía por sus mismos compatriotas.

Suecia Mosad Derechos humanos Irán Espionaje Médicos
El redactor recomienda