Según recoge el periodista Bob Woodward

Trump ocultó al público deliberadamente la gravedad del virus, según audios

En febrero, delante de las cámaras Trump insistía en que el covid era una "simple gripe". Pero, según audios publicados, el presidente era más que consciente de su gravedad

Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump. (EFE)
El presidente de EEUU, Donald Trump. (EFE)

El 26 de febrero, Trump en sus declaraciones públicas insistía en rebajar la amenaza del coronavirus en Estados Unidos: acababa de detectarse oficialmente el primer caso de contagio local, es decir, que no había tenido contacto con alguien que hubiera viajado al extranjero, pero Trump prometía que el virus en EEUU estaba "a un nivel bajo. Podríamos estar con solo una o dos personas [contagiadas] dentro de poco". La rueda de prensa era inusual, pero el tono iba siendo el que el presidente de EEUU mantuvo en público todo el mes de febrero y la primera mitad de marzo: acusando a los medios de comunicación y a los demócratas de "inflamar" la crisis y catalogando el virus como "una simple gripe" que "pronto desaparecería". Eso delante de las cámaras. Pero por detrás, Trump era plenamente consciente de la gravedad del virus, un "asunto mortal", "más mortal que gripe" y altamente contagioso, según recoge el renombrado periodista estadounidense Bob Woodward en su último libro, 'Rage' (rabia).

"Simplemente respiras el aire y así es como se contagia. Y así que es un [virus] muy difícil. Y un asunto muy delicado. Es también más mortal que incluso la gripe más grave. Es un asunto mortal", admitía Trump en una llamada de teléfono el 7 de febrero con el periodista, quien la recoge en su libro y cuyo audio, en el que el presidente admite que es consciente de la gravedad del virus pero que prefería "minimizarlo", ha sido publicado por varios medios de comunicación estadounidenses, como el Washington Post o CNN.

Esa llamada del 7 de febrero se producía diez días después de una intensa reunión en la Casa Blanca, en la que el asesor de seguridad nacional de Trump, Robert O'Brien, le advirtió que el coronavirus iba a ser "la mayor amenaza de seguridad nacional" que iba a enfrentar en toda su Presidencia, según detalla el periodista. Fue días después cuando Trump hablaba por teléfono con Woodward y le confesaba que creía que la situación era mucho más grave de lo que había admitido en público. Trump sostenía que el virus era "cinco veces" más mortal que la gripe.

Por aquel entonces, todavía no se había producido ninguna muerte por coronavirus en EEUU y apenas se habían tomado medidas de contención o aislamiento social, aunque a finales de enero sí se prohibió el acceso de extranjeros provenientes de China. No fue hasta el 12 de marzo que el propio presidente admitió públicamente que el covid-19 no era "una simple gripe". Hoy día, EEUU es el país más afectado por la pandemia, con 6,35 millones de casos y más de 190 muertes.

En una segunda llamada el 19 de marzo, también recogida en un audio hecho público, Trump admitía a Woodward que había minimizado el peligro de la pandemia en EEUU de manera deliberada: "Para ser honesto contigo, siempre quise minimizarlo. Todavía me gusta minimizarlo, porque no quiero crear pánico", dice el presidente al periodista.

Siempre quise minimizarlo. Todavía me gusta minimizarlo, porque no quiero crear pánico

En esa misma llamada, Trump incide en la creciente peligrosidad del virus, incluyendo el hecho de que no sólo resultaba mortal para los más ancianos, sino que también afecta a otros rangos de edad. "Ahora resulta que no es solo gente mayor, Bob [Woodward]. Hoy mismo, y ayer, han aparecido datos alarmantes. No es solo los ancianos [...] Gente joven también, cantidad de gente joven", detalla Trump en la entrevista.

Durante esos meses y después, Trump se negó a llevar una mascarilla o criticó los confinamientos, con la intención de "reabrir EEUU" y reactivar la economía, llegando incluso a apoyar a manifestantes armados anti-confinamiento en estados de gobernadores demócratas.

"Trump nunca pareció con interés de movilizar de forma completa el gobierno federal y continuamente pareció empujar los problemas [y su gestión] hacia los estados", afirma el periodista al respecto. "No hubo un plan de gestión o cómo organizar una empresa masiva para hacer frente a una de las emergencias más complejas que Estados Unidos se haya enfrentado", añade Woodward, quien ayudó a destapar el caso Watergate en la década de 1970 y que en 2018 ya publicó un exitoso primer libro sobre el actual mandatario, en un fragmento de 'Rage'. El libro, que está basado fundamentalmente en 18 entrevistas 'on-the-record' [que Trump sabía que estaba siendo grabado y que lo que dijera podría publicarse después] del periodista con Trump entre diciembre de 2019 y julio de 2020, también explora otras facetas de Trump como presidente de EEUU, desde el asunto racial y las protestas a su diplomacia internacional y Corea del Norte.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios