'Rastreadores de covid': La carrera por la vacuna se está poniendo fea
  1. Mundo
Dudas y dilemas éticos

'Rastreadores de covid': La carrera por la vacuna se está poniendo fea

Pablo Pombo se sumerge en la prensa internacional y selecciona los artículos imprescindibles para estar bien informado sobre la pandemia. Una 'newsletter' diaria solo para suscriptores

Foto: 'Rastreadores de covid': La carrera por la vacuna se está poniendo fea
'Rastreadores de covid': La carrera por la vacuna se está poniendo fea

Seis meses después, el mayor esfuerzo científico en la historia de la humanidad sigue en la zona de la incertidumbre. Pero la lucha contra la pandemia también se dirime fuera de los laboratorios: presiones políticas, competición privada y geopolítica, 'lobby' sobre los poderes públicos. ¿Causa? El juego de la oferta y la demanda. ¿Efecto? No pocas dudas e importantes dilemas éticos.

Vacuna: la carrera se está poniendo fea. La presión política viene aumentando para salvar la economía. La dimensión comercial también pesa. Hay una competición entre las principales potencias. Sospechas y acusaciones sobre China y Rusia. Preocupación en la comunidad científica: “Los atajos en las pruebas pueden poner en peligro a millones de personas a corto plazo, así como dañar la confianza en las vacunas y en la ciencia durante mucho tiempo”.

Vacuna. Temor en la industria farmacéutica, presión sobre la Unión Europea. Ojo a esta información del 'Financial Times'. Es más que seria. “El 'lobby' de las vacunas de la industria farmacéutica ha presionado para obtener exenciones que protegerían a sus miembros de demandas si hubiera problemas con alguna vacuna”. El documento al que ha tenido acceso este medio señala que hay riesgos “inevitables”.

Tratamiento: la carrera de los anticuerpos también se acelera. Bloomberg cuenta que Glaxo y Vir han puesto en marcha ensayos humanos para la evaluación de un fármaco que podría estar disponible en la primera mitad de 2021. Estos avances podrían ofrecer una solución antes de que las vacunas estén disponibles. Por otro lado, podrían ser necesarios para las personas mayores o vulnerables que no respondan adecuadamente a la vacuna. AstraZeneca también está en la competición.

Todavía no hay respuestas claras sobre los test. Crece la demanda de test más baratos, más rápidos y más accesibles. Pero no hay acuerdo sobre cuáles deben emplearse, quiénes deben ser testados, cuándo y cuántas veces. La oferta es tan grande como la competencia: en Estados Unidos, hay más de 150 test autorizados por las autoridades. Los más veloces y económicos no son tan precisos como los que necesitan días o semanas de procesado. ¿Merece la pena sacrificar precisión para ganar en tiempo? Falta consenso entre los expertos, pero parece que vamos hacia eso. La fuerza de la corriente, en el 'Washington Post'.

USA: las empresas disparan la demanda de test. 'The Wall Street Journal' ha detectado un fuerte aumento en las peticiones de compra de pruebas covid-19. ¿Motivo? No todo el mundo puede trabajar desde casa. Son muchas las compañías que quieren anticiparse a las consecuencias de la apertura de los colegios y el inicio de la temporada de gripe común. Allí podría repetirse el episodio de julio, cuando la demanda superó a la capacidad de producción. Posible atasco por anticipación.

Wall Street Journal Pandemia