NARUHITO ASUME EL TRONO DEL CRISANTEMO

Japón cambia de emperador y los nipones no saben ni cómo se llama

Naruhito (en su casa le llaman Hiro-san) sucede a Akihito, que ha reinado en la potencia asiática desde 1989. El nieto de Hirohito habla español y está enamorado de Salamanca

Foto: El nuevo emperador Naruhito. (Reuters)
El nuevo emperador Naruhito. (Reuters)

Showa, Heisei… y ahora Reiwa. Los japoneses, que estrenan nueva era, se rigen por su propio calendario (aunque cada vez utilizan más el gregoriano) y se han puesto a cero desde este 1 de mayo. Pero también han cambiado de emperador. Naruhito (Tokio, 1960) sustituye a Akihito. La pregunta es: ¿saben los japoneses cómo se llama el monarca del trono del crisantemo?

Estamos en 1999. En un pequeño apartamento situado a cuarenta minutos en tren del centro de Tokio, en Inage (Chiba), vive Tane Kaizuka, de 77 años. Sufrió de joven la Segunda Guerra Mundial. Aún se acuerda de los bombardeos a Tokio que destruyeron la ciudad: hubo más muertos que en las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. A Tane le hablan de Hirohito y no sabe quién es. Se queda extrañada. Nadie le llama Hirohito, sino ‘Tennô Heika’ (Su Alteza Imperial) o emperador Showa.

En la planta 51 de un hotel de la zona de Toranomon, el director del Instituto Cervantes en Tokio, Víctor Ugarte, relataba el pasado mes de abril a El Confidencial cómo en Japón la figura del emperador es “aún más importante que la persona que ostenta el cargo”. “De hecho, hay gente en Japón que cuando le preguntas no saben decirte el nombre del emperador ya que su nombre no suele pronunciarse; es "el emperador”. Dos décadas después, muchos nipones siguen sin saber cómo se llama su ‘tennô Heika’.

Enamorado de Salamanca

Florentino Rodao, autor de ‘La soledad del país vulnerable. Japón desde 1945’, fue profesor de español del entonces príncipe Naruhito a principios de la década de los noventa. El emperador, experto en aguas pluviales, amante del sumo y de Salamanca, recibía clases de Rodao en Tokio. Cuando Naruhito viajó a España en verano mejoró su conocimiento del idioma. “Hablaba un español sencillo, pero tenía gran capacidad para aprenderlo”, cuenta Rodao a este diario.

Al emperador tampoco le conocen por su nombre en el Palacio Imperial, situado en el epicentro de la megalópolis japonesa. “Me llamo Hironomiya”, le dijo Naruhito a Rodao. Hironomiya es su nombre de pila. “Sí, ¿pero a su excelencia cómo le llaman en casa?” “Hiro-san”. Hiro-san es el nombre en la intimidad del nuevo ‘tennô’ nipón.

Su vinculación con España es continua. Aparte de Salamanca, la ciudad donde han estudiado español tantos japoneses, visitó la Expo 92 de Sevilla, los Juegos Olímpicos de Barcelona y en un viaje de hace un par de años visitó a sus antepasados, los Japón de Coria del Río (Sevilla).

“Como príncipe heredero, Naruhito visitó oficialmente el Instituto Cervantes de Tokio presidiendo un acto sobre el agua con motivo de la Expo de Zaragoza. Hemos tenido desde entonces varias visitas de miembros de la familia imperial que muestran el cariño hacia España y lo hispano”, señala Ugarte.

Un Japón más moderno

El abogado Salvador Rodríguez Artacho, especialista en la monarquía japonesa, admite que ningún extranjero alcanzará a entender “qué es para los japoneses el ‘tennô’. Es una de esas cuestiones en la que, para entenderlo de verdad, exige que seas japonés”.

Rodríguez Artacho recuerda que el emperador dejó de ser alguien ligado a los dioses tras la rendición de Japón. De ‘tennô’ de los dioses a ‘tennô’ humano. “Está ya fuera de lugar continuar preguntándose si Japón aún reconoce ese carácter divino que tanto parece seguir, atrayendo la curiosidad del observador extranjero y que suele denotar más desconocimiento que sorpresa, cuando no ambas”.

Emperador. ‘Tennô heika’. Naruhito. Hironomiya. Hiro-san. Todos estos son nombres para el heredero de Akihito, el monarca que simboliza la modernización de Japón con más turismo, más inmigrantes y con la mirada puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo año, el año II de la era Reiwa, la de la bella armonía.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios