EN TEORÍA FALLECIÓ A LOS 122 AÑOS

La mujer más vieja del mundo era un auténtico fraude: tenía 23 años menos

Un matemático ruso, que lleva años estudiando la vida de la anciana, está convencido de que la mujer era en realidad su hija, que tomó su identidad para lograr el récord

Foto: Jeanne Calment en el dia que, supuestamente, cumplió 117 cumpleaños. (Corbis)
Jeanne Calment en el dia que, supuestamente, cumplió 117 cumpleaños. (Corbis)

Jeanne Calment pasó a la historia como la mujer más anciana del mundo. Falleció en 1997 a la edad de 122 años y 164 días, una cifra que nadie ha conseguido igualar desde entonces. Sin embargo, podríamos estar ante un fraude en toda regla y la anciana podría no haber siquiera haber cumplido los 100 años.

Un matemático ruso, Nikolai Zak, ha dedicado meses a estudiar la vida de esta centenaria mujer francesa. En declaraciones que recoge Metro, Nikolai asegura que al analizar los materiales encontrados, llegó a la conclusión de que "la hija de Jeanne Calment, Yvonne, asumió la identidad de su madre". De ser cierto, la mujer que murió en 1997 era Yvonne y ‘sólo’ habría tenido 99 años.

Zak, naturalista y miembro de la Universidad Estatal de Moscú, publicó recientemente su informe. Lo llamó ‘Jeanne Calment: el secreto de la Longevidad’, y se basa en una teoría cuyo origen se remonta hace casi un siglo. Yvonne murió oficialmente en 1934 de un problema de inflamación de la pleura. Pero, según el matemático ruso, quien murió en aquella fecha fue realmente su madre, Jeanne Calment.

La teoría de Zak asegura que Ivonne lo hizo para evitar pagar impuestos por la herencia y se apoya en las diferencias físicas en el carné de identidad de Calment en los años 30 y su reaparición décadas más tarde. En teoría tendría los ojos oscuros y mediría 1,52, algo que no se corresponde con sus características mostradas años después.

Otros expertos le apoyan

Valery Novoselov, un médico especializado en envejecimiento, asegura que “como médico, siempre tuve dudas sobre su edad. El estado de su sistema muscular era diferente al de sus contemporáneos. Podía sentarse sin ningún tipo de apoyo ni tenía signos de demencia”. El hecho de que Calment pidiera quemar sus fotos de joven cuando envejeció sólo sirve para alimentar la polémica.

El cuerpo de Jeanne Calment podría incluso exhumarse si se recogen más apoyos a la investigación. De hecho, los científicos lamentaron en 1997 que no se hiciera la autopsia al cadáver intentando encontrar alguna razón que explicara una longevidad nunca más vista en ningún ser humano.

Era habitual escuchar a Jeanne Calment bromear sobre su adicción al chocolate y al vino de oporto, pero también reconocía que, de vez en cuando, fumaba algún cigarrillo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios