eeuu apela a la libertad de expresión

Diplomacia del Holocausto: Polonia y su ley que la desvincula de la masacre nazi

Polonia ha aprobado una nueva ley que criminaliza el uso de expresiones que vinculen al país con el Holocausto: Israel y Estados Unidos no han tardado en reaccionar

Foto: Aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, en Polonia | Foto: Reuters
Aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, en Polonia | Foto: Reuters

Esta semana el Senado polaco daba luz verde a un proyecto de ley cuyo objetivo es criminalizar la vinculación de Polonia con los crímenes de la Alemania nazi durante el Holocausto, en el que fueron asesinados seis millones de judíos. La nueva normativa se aprobaba en la misma semana en la que se conmemoraba el aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau, el mayor campo de exterminio de la Alemania nazi, ubicado en suelo polaco. En virtud de esta ley, definir este y otros —entre ellos, el de Treblinka— como "campos de la muerte polacos" estará penado con hasta tres años de cárcel. A pesar de que finalmente se ha conseguido, aprobar esta ley no ha sido precisamente un camino de rosas para Polonia.

Desde hace años, el Gobierno polaco ha buscado maneras de luchar contra los términos que relacionan directamente a su país con la masacre que tuvo lugar durante la ocupación nazi, precisamente porque entienden que en muchos medios de comunicación se está vinculando de manera indirecta al Estado de Polonia con todo lo que estuvo detrás del Holocausto. Campos de concentración o exterminio como Auschwitz, Treblinka, Sobibor o Belzec, fueron construidos directamente por los nazis, quienes los gestionaron desde 1939, a pesar de estar en suelo polaco.

Sin embargo, según se acercaba el momento de aprobar la legislación, Estados Unidos e Israel han levantado la voz contra una medida que no consideran apropiada. Por su parte, el Departamento de Estado estadounidense emitió un comunicado en el que muestran su preocupación ante la posibilidad de que una ley como esta "socave la libertad de expresión y el discurso académico". "La historia del Holocausto es dolorosa y compleja. Entendemos que pronunciar términos como 'campos de la muerte de Polonia' son inapropiados, e hirientes", señala. Sin embargo, matiza después que esta legislación puede tener "repercusiones" en las relaciones y en los intereses estratégicos de Polonia, "incluidas (las relaciones) con Estados Unidos e Israel".

(Auschwitz-Bikernau State Museum)
(Auschwitz-Bikernau State Museum)

Israel, como era de esperar, también ha reaccionado y no solo el Gobierno, sino también el Museo del Holocausto de Jerusalén y diferentes diputados de todo el arco político han condenado esta ley, que consideran que es un intento de "desafiar la verdad histórica". "Ninguna ley cambiará los hechos". Sin embargo, Polonia insiste en que esta ley hace falta para evitar que el pueblo polaco siga siendo culpado por los crímenes del Nazismo.

¿Participó Polonia en el Holocausto?

En Polonia residían unos 3,2 millones de judíos antes de la guerra: muchos de ellos murieron a manos de los nazis. Lo cierto es que a pesar de que la Alemania nazi atacó y ocupó el país en 1939, existen varios estudios que confirman que algunos polacos sí colaboraron en las masacres nazis. Jan Grabowski, hijo de un superviviente del Holocausto, nacido en Varsovia y historiador en la Universidad de Ottawa (Canadá), ha publicado varios libros siguiendo una única línea de investigación: la participación de Polonia en el Holocausto. Una de sus investigaciones se centró en la Policía 'Azul' Polaca, establecida bajo la ocupación germana y el importante papel que ésta jugó en la identificación de los judíos del país.

En su libro 'Caza de judíos: traición y asesinato en la Polonia ocupada por los alemanes' plasma tres años de entrevistas a supervivientes y a residentes locales y de juicios de polacos que fueron juzgados por el régimen comunista por haber tomado partido en el asesinato de sus compatriotas judíos. Si bien matiza que entre los polacos hubo muchos valientes que arriesgaron sus vidas por salvar a sus vecinos, asegura que había "una parte de la población que no estaba cómoda viendo cómo otros ayudaban a los judíos durante la guerra". "Así, decidieron formar parte de modo activo en la caza de judíos". Esa es la idea de su libro.

En la localidad de Szczuczyn 300 judíos fueron asesinados por sus vecinos polacos

Sin embargo esta es una idea que se ha desarrollado también en investigaciones fuera de Polonia: y es que a pesar de que no fueron los polacos los que construyeron y gestionaron los campos de exterminio, algunos de ellos sí colaboraron. Quizás no de forma mayoritaria, pero sí lo hicieron. Existen algunos casos más flagrantes todavía, como el de la localidad de Szczuczyn, un pequeño municipio de no más de 14 kilómetros cuadrados y actualmente unos 3.500 habitantes, en los que residían unos 2.000 judíos antes de junio de 1941. Ese mismo año, 300 de ellos fueron asesinados por sus propios vecinos después de que la ciudad fuera atacada por los nazis al inicio de la 'Operación Barbarroja' –la atroz agresión por parte de los nazis a la Unión Soviética–, y fue detenida por los popios soldados alemanes.

"Israel no tiene derecho a interferir"

En cualquier caso, la decisión de Polonia de aplicar esta nueva ley —que aún tiene que ser sancionada por el presidente del país, Andrzej Duda— ha levantado ampollas en Washington y en Tel Aviv. Pero a Varsovia no le ha hecho gracia la intromisión de las autoridades israelíes. Severyn Ashkenazy, fundador de la asociación cultural judía 'Beit Varsovia' de doble nacionalidad polaca y estadounidense, ha defendido al Gobierno polaco. "Israel no tiene derecho a interferir en los poderes legislativos del Ejecutivo de Polonia. Aunque debemos agradecer a Israel su protesta, porque gracias a ella finalmente entrará en muchas cabezas que en realidad no existen campos de muerte polacos, sino solo alemanes, nazis.

"Cuando más protesten Israel y otros más sabrá el mundo que los alemanes son los responsables del Holocausto y no los polacos". Y esa es precisamente la postura de Varsovia: "Hay que proteger la verdad, porque es parte de la verdad sobre el Holocausto". El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, con la intención de zanjar esta crisis, insiste en que "intentar negar" un crimen como el Holocausto "siempre será condenado". "Pero por eso estamos cambiando la ley. Los campos en los que murieron millones de judíos no fueron polacos".

Tras la decisión del Senado de Polonia, Israel ha anunciado que convocará a su embajadora en Varsovia. "Jerusalén [sic.] quiere expresar su disconformidad de este modo", ha señalado una fuente próxima a la Embajada israelí y al Ministerio polaco de Exteriores al portal Onet. "Esto significa una crisis posiblemente mayor con respecto a las relaciones entre ambos países, porque si la tensión no se reduce el embajador no regresará". Si bien Azari no perderá su puesto, el primer ministro podría reducir el rango de las relaciones diplomáticas entre las dos partes.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios