un revés en el senado

El Obamacare resiste a los republicanos y apaga la llama triunfalista de Trump

El senador republicano John McCain, diagnosticado recientemente de un cáncer cerebral, votó en contra del proyecto de Trump para el sistema nacional de salud

Foto: John McCain responde en rueda de prensa a su resistencia a la propuesta republicana para acabar con el Obamacare. (Reuters)
John McCain responde en rueda de prensa a su resistencia a la propuesta republicana para acabar con el Obamacare. (Reuters)

"Vamos a ganar tanto que puede que os canséis de ganar". El eco triunfal de la campaña que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca quedó apagado esta semana por la resistencia del Obamacare a los envites republicanos, dejando al presidente sin grandes triunfos de los que presumir tras medio año en el poder. "Vais a decir -seguía Trump hace un año-, por favor, por favor, son demasiadas victorias, no podemos soportarlo más. Señor presidente, es demasiado. Y yo responderé, no, no lo es, tenemos que seguir ganando, tenemos que ganar más, ganaremos más".

Este viernes, entrada la madrugada, el Senado terminó con los anhelos de Trump de una victoria, aunque fuese descafeinada, en su cruzada para acabar con el legado del expresidente Barack Obama.

El Obamacare resiste a los republicanos y apaga la llama triunfalista de Trump

Meses de negociaciones infructuosas culminaron en una semana caótica en la Cámara Alta, en la que los senadores republicanos hicieron fracasar una tras otra sus propias propuestas para derogar la ley salud conocida como Obamacare, el buque insignia del Gobierno demócrata de Obama.

Amenazas de Trump contra las aseguradoras

Donald Trump ha amenazado este sábado con poner fin a los rescates y ayudas federales a las aseguradoras sanitarias si el Congreso no aprueba la Ley de Atención Sanitaria tras el duro revés del viernes, cuando el Senado impidió la derogación parcial de la ley sanitaria de Barack Obama, el Obamacare.

"¡Si no se aprueba rápidamente una nueva Ley de Atención Sanitaria van a acabarse muy pronto los RESCATES para las empresas sanitarias y los RESCATES para los miembros del Congreso!", ha advertido.

Trump se refiere a los aproximadamente 8.000 millones de dólares en ayudas aportados por el Gobierno federal a las aseguradoras para rebajar el precio de la cobertura sanitaria para las personas con menos ingresos.

Además se refiere a la contribución federal destinada a los congresistas y sus empleados trasladados del programa de beneficios normales de los empleados federales al Obamacare como parte de la ley sanitaria de Obama.

El dedo de McCain

Y el voto decisivo, contrario a los intereses de Trump, lo emitió el senador republicano John McCain, que había retrasado el inicio del tratamiento contra su tumor cerebral recién diagnosticado para estar esta semana en Washington.

McCain combatió en Vietnam, y sobrevivió a cinco años y medio de cautiverio como prisionero de guerra. A McCain, excandidato a la Casa Blanca y uno de los senadores más famosos, se le considera un héroe en Estados Unidos.

Trump, sin embargo, le negó la condición de "héroe" cuando McCain le cuestionó durante la campaña presidencial: "No es un héroe de guerra. Es un héroe de guerra porque lo capturaron. A mí me gusta la gente a la que no capturan". También dijo que McCain no ha trabajado por los excombatientes estadounidenses, que son más de 21 millones.

McCain sirvió en frío su venganza cuando tuvo en sus manos parte del capital político de Trump y el futuro del sistema nacional de salud, del que iban a quedar excluidos 16 millones de ciudadanos si votaba a favor.

Con el revés de Obamacare, Trump sobrepasa los seis meses en la Casa Blanca sin apenas victorias

John McCain dio la sorpresa al unirse a otras dos senadoras republicanas, Susan Collins y Lisa Murkowski, y a todos los demócratas para tumbar la propuesta. El senador por Arizona y excandidato a la Presidencia regresó a Washington el pasado martes tras una operación y el diagnóstico de cáncer, para votar a favor de abrir en el Senado el debate sobre Obamacare y urgió entonces, en un discurso muy aplaudido, a recuperar el espíritu bipartidista en temas de interés nacional.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, se había desplazado al Capitolio para intervenir en caso de empate y votar a favor de la "ley flaca" en su calidad de presidente del Senado. Y horas antes de la votación, que comenzó poco después de la 1 de la madrugada hora local (05.00 GMT del viernes), Trump había animado en Twitter a los republicanos a sacar adelante el proyecto después de "7 años de espera".


Tras el fracaso, el mandatario acusó en un tuit de "defraudar" a los estadounidenses a los 3 republicanos y 48 demócratas que votaron en contra, y recuperó la idea de dejar que Obamacare "colapse" para después trabajar en una ley mejor.

Aunque algunos senadores aún exploraban este viernes llevar a votación una nueva propuesta, el líder republicano en la Cámara Alta, Mitch McConell, fue claro al asegurar que es el momento de "pasar página" y escuchar las "sugerencias" de los demócratas para mejorar la actual ley. Incluso Obama se mostró partidario de que republicanos y demócratas trabajen juntos con su ley como base.

Con ese "pasar página", McConell se refirió a dejar a un lado Obamacare, convertida en la gran obsesión de los republicanos durante siete años y medio, y centrarse en la reforma tributaria, que Trump quiere hacer parecida a la de Ronald Reagan en los ochenta. ¿Y con Obamacare qué va a pasar? Trump abogó este viernes por dejar que el sistema "implosione", una estrategia con la que ha amenazado varias veces.

Con el revés de Obamacare, Trump sobrepasa los seis meses en la Casa Blanca sin apenas victorias de peso más allá de haber logrado sentar al juez conservador Neil Gorsuch en el Tribunal Supremo. Los tribunales han bloqueado sus políticas migratorias, el plan de infraestructuras no está encima de la mesa y las empresas que deslocalizaron su producción a México no están regresando.

Trump, además, está frustrado por la sombra permanente de Rusia y se ha mostrado contrariado de que la investigación que lidera su propio Gobierno a través del Departamento de Justicia haya llegado a su círculo familiar y a sus negocios.

Lejos queda la campaña, y las victorias prometidas: "Vamos a volver a ganar. Vamos a ganar tanto. Vamos a ganar a cada nivel. Vamos a ganar con la economía, vamos a ganar con los militares, vamos a ganar con la salud".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios