trump envió un destructor a las islas paracel

Pekín envía buques y aviones al Mar de China tras la "provocación militar" de EEUU

Pekín confirma el envío de buques y aviones de combate al Mar de China Meridional tras el despliegue de un destructor de misiles guiados estadounidense cerca de las islas Paracel

Foto: Vista aérea de un islote de las Spratly ocupado por China, en el Mar del Sur de China. (Reuters)
Vista aérea de un islote de las Spratly ocupado por China, en el Mar del Sur de China. (Reuters)

Pekín confirma el envío de buques militares y aviones de combate al Mar de China Meridional tras el despliegue este domingo de un destructor de misiles guiados estadounidense cerca de las islas Paracel, que el gigante asiático considera “parte inherente del territorio chino”. “Este comportamiento constituye una seria provocación política y militar. China está muy insatisfecha y se opone firmemente a ella”, declaró el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang. Por ello, Pekín “ha desplegado buques militares y aviones de combate para poner sobre aviso al destructor estadounidense", añadió Kang en un comunicado.

EEUU envío el USS Stethem cerca de la isla Tritón, que forma parte del archipiélago de las islas Paracel -reclamadas por China, Taiwán y Vietnam- en el Mar Meridional de China. El buque de guerra realizó unas maniobras a unas 12 millas náuticas del islote sin autorización de China y en el marco de sus operaciones de “libertad de navegación”, según fuentes de Defensa estadounidenses citadas por agencias y la cadena Fox. Washington confirma en un comunicado del portavoz de la flota del Pacífico, Matt Knight, que el movimiento tuvo como objetivo desafíar las reclamaciones de estos tres países y demostrar que EEUU "puede volar, navegar y operar donde le permita el Derecho Internacional".

Un total de siete países se disputa varios islotes en el Mar del Sur de China, una zona con recursos clave para el comercio internacional. La disputa ha convertido estos islotes en un polvorín que amenaza desde hace años con desestabilizar todo el Sudeste Asiático. Tras el 'despliegue' del USS Stethem, Pekín ha subrayado que utilizará “todos los medios necesarios para defender su soberanía nacional y su seguridad”.

La de ayer es la segunda "operación de libertad de navegación" ("FONOP", por sus siglas en inglés), llevada a cabo desde que Donald Trump ocupa la presidencia, tras unas maniobras a finales de mayo en la que un buque de EEUU navegó dentro del área de 12 millas náuticas de una isla artificial construida por China en el Mar Meriodinal.

China construye nuevas instalaciones militares

Un think-tank estadounidense difundió el pasado jueves que China ha construido nuevas instalaciones militares en el Mar del Sur, una acción que podría aumentar la tensión con Washington, que acusa repetidamente a Pekín de militarizar una de las zonas de mayor importancia geoestratégica del mundo. La Asia Maritime Transparency Initiative (AMTI), que forma parte del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos de Washington, asegura que nuevas imágenes de satélite muestran sistemas de misiles y de radares en construcción en varios islotes de las islas Spratly -reivindicadas como propias por China, Brunei, Malasia, Filipinas y Vietnam-.

La región es una de las principales rutas comerciales marítimas, por la que circulan la mitad del tráfico mundial de barriles de petróleo y más de la mitad de las mercancías. Se cree además que bajo las aguas del Mar de Sur de China se esconden importante recursos energéticos, aunque el conflicto ha impedido que se puedan llevar a cabo exploraciones para hacer una estimación precisa sobre las reservas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios