EL PRESIDENTE LLAMÓ "ENFERMA" A KATHY GRIFFIN

La CNN echa a la humorista que posó con la cabeza cortada y ensangrentada de Trump

Hasta el propio presidente de Estados Unidos ha intervenido en la polémica generada por una imagen que se ha hecho viral en las redes sociales

Foto: La imagen de la polémica: Kathy Griffin, con la cabeza ensangrentada
La imagen de la polémica: Kathy Griffin, con la cabeza ensangrentada

La polémica está servida. Kathy Griffin, una reconocida humorista norteamericana, se encuentra en el centro de la polémica después de unas comprometedoras imágenes que han visto la luz recientemente: en ellas, la comediante posaba con una cabeza decapitada y ensangrentada, con un aspecto muy similar al de Donald Trump. Pocas horas después del suceso, la CNN, cadena con la que trabaja de manera habitual, ha anunciado su despido.

Griffin suele ser la humorista encargada de conducir el programa especial de la CNN en Año Nuevo, con la que mantenía un acuerdo prolongado en el tiempo. Sin embargo, la filtración de estas imágenes ha provocado que la cadena haya decidido romper su vinculación de manera definitiva con ella. Ni tan siquiera su rápida reacción pidiendo perdón por lo sucedido en un vídeo ha servido para que el prestigioso canal perdonara la salida de tono de Griffin.

"No tengo miedo a hacer fotos que generen ruido", señalaba la propia Griffin sobre las imágenes de la cabeza, tomadas por el fotógrafo Tyler Shields. Pero poco tiempo más tarde pedía perdón: "Me disculpo sinceramente, me he pasado de la raya, he ido demasiado lejos. He cometido muchos errores en mi carrera y los seguiré haciendo. Les ruego que me perdonen, porque lo que hice estuvo mal", explicó Griffin en un vídeo colgado en Twitter.

La humorista aseguró que, una vez vio las fotos colgadas en la red, fue consciente de la repercusión que podrían tener, ante lo que intentó pedir perdón. De hecho, la CNN anunció en un primer momento que iba a revisar la vinculación contractual con Griffin, pero vista la enorme repercusión que tuvo esta imagen, decidió definitivamente prescindir de sus servicios. Y es que incluso el propio Donald Trump ha intervenido en la polémica.

El presidente de los Estados Unidos decidió hablar sobre la polémica generada por esta imagen: "Kathy Griffin debería de avergonzarse de sí misma. Mis hijos, especialmente el de 11 años, Barron, están pasando un duro momento por culpa de esto. ¡Enferma!", señalaba en su cuenta de Twitter. Hasta la propia Melania Trump ha intervenido al respecto, asegurando que es una imagen "errónea y que lleva a preguntarse por la salud mental de la persona que lo hizo".

La imagen ha recorrido las redes sociales en cuestión de horas como la pólvora, dividiendo a la gente que entiende que simplemente es humor y a los que creen que se han superado todos los límites. Sea como fuere, la propia protagonista ha entendido que la imagen puede haber herido sensibilidades, ante lo que ha decidido pedir perdón públicamente, eso sí, insuficiente para evitar que la CNN haya decidido que no protagonice su tradicional gala de Año Nuevo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios