LA PAREJA DEJÓ BOMBAS EN EL LUGAR

El autor de la matanza en California estaba en contacto con un presunto terrorista

Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik dejaron a su hija de seis meses con su abuela, diciendo que iban a una cita con el médico. Para mediodía, se habían vestido con ropas de asalto y armado con fusiles

Foto: Las proximidades del centro Inland de San Bernardino momentos después del tiroteo. (Reuters)
Las proximidades del centro Inland de San Bernardino momentos después del tiroteo. (Reuters)

Syed Rizwan Farook, el hombre que junto con su mujer mató este miércoles a 14 personas en San Bernardino, California, estaba en contacto con un sujeto que está siendo investigado por el FBI por terrorismo, según ha informado este jueves la CNN. De acuerdo con fuentes de las fuerzas de seguridad citadas por la cadena, Farook, de 28 años y nacido en Estados Unidos en una familia originaria del sur de Asia, estaba en contacto por teléfono y a través de las redes sociales con este sospechoso al que investiga el FBI. Al parecer, según han indicado otras fuentes, Farook habría sido radicalizado, lo que explicaría su actuación este miércoles, si bien también podrían haber influido factores relacionados con su trabajo, ya que fue contra sus compañeros contra los que disparó.

Los investigadores están tratando de averiguar qué llevó a Farook y a su mujer a vestirse con ropa de asalto e irrumpir en la sala en la que estaban celebrando una fiesta los compañeros de trabajo de Farook, a la que él mismo había asistido poco antes pero que había abandonado.

La pareja detrás de la matanza dejó bombas

El miércoles por la mañana, Syed Rizwan Farook, de 28 años, y Tashfeen Malik, de 27, dejaron a su hija de seis meses con la madre de Farook, diciendo que iban a una cita con el médico. Para el mediodía, según la policía, la pareja se había vestido con ropas de asalto y armado con fusiles e irrumpido en una fiesta de Navidad a la que asistían empleados del condado de San Bernardino, matando a 14 personas e hiriendo a otras 17. Antes del atardecer, después de un tiroteo con la policía, ambos estaban muertos, dejando a una comunidad conmocionada y con pocas pistas para entender los motivos de esta nueva matanza. Fueron abatidos por los agentes tras una espectacular persecución que ha dejado como resultado una ciudad sitiada, con accesos por carretera cortados a cal y canto y una presencia policial masiva, incluidos helicópteros de vigilancia sobrevolando la zona de forma constante.

Syed Farook, nacido en Estados Unidos, trabajaba desde hace cinco años como especialista en salud medioambiental para el condando de San Bernardino en el Inland Regional Center, un centro de ayuda para discapacitados donde tuvo lugar el tiroteo. Como parte de su trabajo, también inspecionaba restaurantes y piscinas públicas en lugares como apartamentos o complejos para ancianos y clubes de campo. Estaba en este puesto desde el pasado julio. El miércoles, acudió a la fiesta anual que reunía a los empleados de su departamento, pero la abandonó "enfadado", según la policía, regresando alrededor de media hora después armado y junto a Malik.

Vehículos policiales en la escena del tiroteo en San Bernardino, California. (Reuters)
Vehículos policiales en la escena del tiroteo en San Bernardino, California. (Reuters)

Planeado de antemano

El jefe de la policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, ha señalado que el tiroteo estaba claramente planeado de antemano y que los sospechosos dejaron varios artefactos explosivos de fabricación casera en el lugar de la masacre. "Estas personas vinieron preparadas para hacer lo que hicieron como si estuvieran de misión", ha comentado, precisando que "iban armados con armas largas, no con pistolas cortas". Los sospechosos irrumpieron en el edificio armados con rifles de asalto del calibre 223 y pistolas.

Burguan ha dicho desconocer si Farook y Malik estaban casados, pero responsables del Consejo sobre Relaciones Americano-Islámicas (CAIR) que han estado en contacto con la familia han dicho que eran marido y mujer. La pareja estaba casada desde hace dos años y tenían una niña de seis meses, ha indicado a Reuters Hussam Ayloush, director ejecutivo de la sección de CAIR en Los Ángeles. El matrimonio dejó al bebé con la madre de Farook en la cercana localidad de Redlands a primera hora de la mañana del miércoles, según Ayloush, en base a información que le ha trasladado el cuñado de Farook.

Agentes interceptan el coche de los supuestos autores del tiroteo en San Bernardino, California. (Reuters)
Agentes interceptan el coche de los supuestos autores del tiroteo en San Bernardino, California. (Reuters)

Ambos le dijeron que iban a una cita con el médico para la mujer. Burguan ha señalado que los investigadores de la policía fueron a una casa en Redlands el miércoles por la tarde y vieron a la pareja salir en un todoterreno negro. A continuación, la policía persiguió el vehículo hasta San Bernardino, donde se produjo el tiroteo en el que murieron Farook y Malik. La familia de Farook era originaria del sur de Asia, mientras que Malik se cree que procedía de Pakistán y vivió en Arabia Saudí antes de llegar a Estados Unidos, según Ayloush. Farook tiene un hermano mayor, ha añadido, que sirvió en el Ejército estadounidense.

El ataque al Inland Regional Center comenzó hacia las 11:00 hora local (19:00 GMT), cuando la policía recibió un aviso de tiroteo, con lo que activó el protocolo de respuesta de los servicios de emergencia y seguridad, dijo Burguan. Según su información, los sospechosos entraron en el edificio, situado en la avenida Waterman, y abrieron fuego. El jefe de la policía afirmó que en el momento del ataque había varios cientos de personas dentro del edificio que no resultaron heridas y que fueron llevadas a un lugar seguro.

Tiroteo en un centro de discapacitados en California

"Trabajaremos codo con codo con la ciudad de San Bernardino para recobrar la seguridad", dijo el 'sheriff' de San Bernardino, John McMahon. Las imágenes de televisión recogieron en directo la gran actividad policial y de los servicios de emergencia en la zona, que fue evacuada.

Un hombre, cuya esposa trabaja en el edificio dondfe ocurrió el incidente, ha asegurado a la cadena de televisión KABC que al menos un individuo entró en el centro y abrió fuego. "Vi varios cuerpos en el suelo", ha afirmado. San Bernardino es una ciudad de California de más de 200.000 habitantes que está situada a unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles.

Aunque en un primer momento se habló de la posibilidad de que hubiese un tercer atacante (una persona que fue detenida en el lugar del tiroteo), la investigación se centra ahora en la hipótesis de que Farook y Malik fueron los únicos responsables de la matanza. Las autoridades indicaron que por el momento desconocen el móvil del crimen, aunque aseguraron que existía planificación y que no se trató de algo espontáneo, y no descartaron motivaciones terroristas. Se trata del tiroteo más grave ocurrido en EEUU desde el que tuvo lugar en la escuela Sandy Hook de Newton en 2012, donde murieron 27 personas, incluidos 20 niños.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios