crisis en grecia

Alemania ve ahora viable una salida del euro de Grecia, según ‘Der Spiegel’

El Ejecutivo de Angela Merkel considera "inevitable" su expulsión en el caso de un triunfo electoral de Alexis Tsipras y un cambio en el rumbo de las reformas

Foto: El líder del partido izquierdista griego Syriza, Alexis Tsipras, en la huelga general de 2014. (Efe)
El líder del partido izquierdista griego Syriza, Alexis Tsipras, en la huelga general de 2014. (Efe)

La posibilidad de que Alexis Tsipras gane las elecciones generales en Grecia el 25 de enero y que lleve a su país a interrumpir el curso reformista han llevado a que en Alemania se reabra el debate sobre una posible salida griega del euro. El debate lo ha lanzado un artículo que saca la revista Der Spiegel en su edición de mañana, según el cual el Gobierno alemán considera una salida de Grecia de la eurozona como "inevitable" en caso que el izquierdista Tsipras, tras ganar las elecciones, ponga fin al curso reformista.

La revista se apoya en "círculos del Gobierno" que sostienen que tanto la canciller, Angela Merkel, como el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ven ahora viable una salida de Grecia del euro. Pese a que no ha habido confirmación oficial de esa postura, y que la respuesta que se escucha en los departamentos de prensa de la Cancillería y del Gobierno es que no hay por qué responder a preguntas hipotéticas, la información ha desatado ya reacciones encontradas.

Así, por ejemplo, el partido de izquierdas Die Linke, principal agrupación de la oposición, acusó al Gobierno de Merkel de estar chantajeando a los griegos con amenazas veladas, expresadas a través de filtraciones a los medios de comunicación, para influir en las elecciones del 25 de enero. El líder de Die Linke, Bernd Riexinger, calificó la información de Der Spiegel como fruto de "una indiscreción intencionada". "Con esta indiscreción intencionada el Gobierno está lanzando una bomba que agrava la crisis griega. Se trata de un chantaje evidente para desestabilizar a Grecia antes de las elecciones", dijo Riexinger a la edición digital del periódico económico Handelsblatt.

El presidente del BCE, Mario Draghi, junto a la canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)
El presidente del BCE, Mario Draghi, junto a la canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)

De parte de los euroescépticos de Alternativa por Alemania (AfD) ha habido en cambio satisfacción, y el presidente de ese partido, Bernd Lucke, dijo que al fin, aunque tarde, Merkel y Schäuble parecían haber reconocido los errores. En todo caso, la disposición a aceptar que Grecia deje el euro implica un cambio de la posición alemana que se debe, según Der Spiegel, a que los progresos que se han hecho en la eurozona desde el punto álgido de la crisis en 2012 hacen que el peligro de contagio haya disminuido considerablemente.

En el artículo se considera que los planes de saneamiento de Portugal e Irlanda han tenido éxito y además ahora se dispone del MEDE como un mecanismo efectivo de rescate. El hecho de que el peligro de contagio se ha reducido se muestra además en que los mercados han tenido hasta ahora reacciones moderadas ante la crisis política en Grecia y la posibilidad de un triunfo de Tsipras. Por otra parte, aceptar que Grecia abandone el curso reformista, como lo ha prometido Tsipras, puede engendrar el riesgo de que se cuestionen las reformas en otros países y que los partidos y movimientos que están en contra de las políticas de ajuste reciban viento a favor.

Las revelaciones de 'Der Spiegel' han desatado reacciones en todo el espectro político. La oposición alemana acusa al Ejecutivo de Merkel de estar chantajeando a los griegos con amenazas veladas

Der Spiegel cita a un experto del Gobierno, al que no identifica, que dice que hacer concesiones a un eventual gobierno de Tsiprar implicaría desestabilizar políticamente a otros países, entre ellos España. "Desde el Frente Nacional en Francia hasta Podemos en España, pasando por el movimiento de Beppe Grillo en Italia, todos los radicales tendrían viento a favor en caso de que en Grecia un gobierno anti-reformas o anti-Europa se imponga ante la mayoría de los otros Estados europeos", sostiene la revista apoyándose en la opinión el experto no identificado.

La única reacción oficial del Gobierno al debate ha sido una declaración del portavoz adjunto, Georg Streiter, quien dijo que en el pasado Atenas ha cumplido con sus compromisos y que el Ejecutivo alemán espera que siga cumpliéndolos.

El primer ministro heleno, Antonis Samaras. (Efe)
El primer ministro heleno, Antonis Samaras. (Efe)

Arranca la campaña electoral en Grecia

La campaña electoral en Grecia comenzó este sábado con un duelo a distancia entre el primer ministro conservador, Andonis Samáras, y el líder de la oposición izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, con clara ventaja en las encuestas. Con pocos minutos de diferencia entre sus intervenciones, Samarás, desde la agrícola región de Tesalia, y el líder de Syriza, desde un centro deportivo en Atenas, se reprocharon mutuamente basar sus respectivas campañas en mentiras.

Mientras el primer ministro aseguró que en la "agenda oculta" de Syriza continúa estando la salida del euro, el líder de la izquierda auguró que, de ganar los conservadores, el Gobierno no solo no abandonará el plan de austeridad, como preconiza, sino retomará las medidas de ajuste acordadas con los acreedores. Lejos de ello Samarás anunció una "hoja de ruta" para bajar los impuestos y aseguró que, de ganar Syriza, los agricultores -a los que se dirigía mayoritariamente en ese momento-, perderán buena parte de los subsidios europeos.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios