EL MIÉRCOLES SE VOTA LA ELIMINACIÓN DE LA SEDE

Más de 10 millones de euros por cada pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo

La institución de la Unión Europea se gasta 122,8 millones de euros cada año para celebrar los diez plenos que celebra fuera de Bruselas, en Estrasburgo

Foto: Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (EFE)
Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (EFE)

“Me parece fatal”. El eurodiputado Alejandro Cercas responde, de modo directo, a El Confidencial, sobre lo que supone trasladar a 5.000 personas –diputados, personal y funcionarios– una vez mes al mes de Bruselas a Estrasburgo para la celebración de los plenos del Parlamento Europeo. El político socialista no se explica cómo la institución se gasta 122,8 millones de euros anuales para celebrar diez plenos al año en vez mantener la mayor parte de la infraestructura en la capital europea. En Luxemburgo se ubica la Secretaría del Parlamento (el personal administrativo).

“Estrasburgo vive de nosotros, la noche en el hotel de la sesión del Parlamento cuesta 190 euros, al día siguiente sólo 80 euros, pero si al final los franceses votan a favor de suprimir la sede de Estrasburgo el presidente François Hollande no volverá a sacar un solo voto en Alsacia [la zona donde se ubica la ciudad, al lado del río Rhin y lindante con Alemania]”, explica Cercas en un encuentro informativo con periodistas españoles –en el que estuvo este diario–, en la sede del Parlamento en Bruselas.

Los coches oficiales, junto a documentos oficiales, los meten en ocho camiones tráiler. También hay dos trenes especiales desde Bruselas y aviones chárter sólo para el personal europeo. “No seguimos en Estrasburgo porque los eurodiputados queramos. Es un desbarajuste total”, lamenta Cercas. Se calcula que las emisiones de CO2 adicionales ascienden entre 11.000 y 19 000 toneladas. La gran mayoría que viaja desde Bruselas a Estrasburgo pierde una jornada de trabajo completa, o cerca del 5% del tiempo de trabajo total, en viajes.

Trasladar los documentos de trabajo de Bruselas a Estrasburgo (350 kilómetros) o los gastos en misiones del personal del Parlamento más los asistentes y asesores parlamentarios supone un coste de 1,5 millones por sesión plenaria. El coste adicional de utilizar Estrasburgo como sede del PE es de 51,5 millones al año (33,5 millones en infraestructuras y 18 millones en costes operativos). Si el Parlamento redujera su dispersión geográfica, podrían ahorrarse cada mes los gastos de unas 3 300 misiones, lo que equivaldría a reducir en un 78% todas las misiones del personal estatutario del PE.

Una sede que costó 600 millones

Se trata de un coste por cuyo fin abogaron en noviembre de 2011, con el 88% a favor de los eurodiputados, a favor de una sola sede. El veto de Francia, país fundador de la UE, impide el cierre de la sede de Estrasburgo. Los eurodiputados van a continuar insistiendo en la medida. El  próximo miércoles se vuelve a debatir. El principal problema radica en que los Tratados especifican que Estrasburgo es una de las sedes del Parlamento Europeo (PE). El edificio, inaugurado en 1999 por Jacques Chirac, costó 600 millones de euros. Chirac resaltó que la al final frustrada Constitución Europea merecía esa clase de sede en la ciudad que acoge también el Tribunal de Derechos Humanos.

Pleno del Parlamento Europeo
Pleno del Parlamento Europeo
En la reunión del Consejo Europeo celebrada en Edimburgo en diciembre de 1992, los presidentes de Gobierno de los Estados decidieron que el Parlamento Europeo tuviera su sede en Estrasburgo, donde se celebrarían los doce períodos parciales de sesiones plenarias mensuales, incluida la sesión presupuestaria. Los períodos parciales de sesiones plenarias adicionales se celebrarán en Bruselas. Las comisiones del Parlamento Europeo tendrán su sede en Bruselas. La Secretaría General del Parlamento Europeo y sus servicios seguirán instalados en Luxemburgo. Los Estados miembros ratificaron la Decisión de Edimburgo en el Protocolo número 6 del Tratado de Ámsterdam de 1997.

Según datos oficiales de la propia institución, el coste anual de las infraestructuras existentes de la sede francesa del Parlamento Europeo (alquiler de plazas de aparcamientos, equipamiento de oficina, limpieza, consumo energético y seguridad) asciende a 33,5 millones de euros. No hay gastos en alquiler: el Parlamento es propietario de los edificios. Los costes operativos de las 12 sesiones plenarias en Estrasburgo ascienden a 89,3 millones. El coste de utilizar esta sede es de 122,8 millones (10,23 millones por cada sesión plenaria).

Sólo se usa 42 días al año

Actualmente, los edificios del Parlamento Europeo en Estrasburgo no se utilizan el 89% del tiempo (solo se usan 42 días al año), pero necesitan calefacción, personal y mantenimiento todos los días. El actual acuerdo de trabajo también significa que los 766 diputados al Parlamento y 160 funcionarios de la Comisión tienen una oficina en Bruselas y otra en Estrasburgo. Cerca de 150 funcionarios del PE incluso tienen tres: una en Luxemburgo, una en Bruselas y otra en Estrasburgo.

Cecilia Malmström
Cecilia Malmström
Considerando que el tiempo empleado en 2011 en los desplazamientos mensuales con motivo de los períodos parciales de sesiones de cuatro días ascendió a 69.562 días en el caso de funcionarios y demás agentes y a 31.316 días en el de los asistentes parlamentarios acreditados, esto supone un coste de 16,6 millones de euros para los funcionarios y demás agentes y de 5,9 millones de euros para los asistentes parlamentarios acreditados.

1,3 millones de firmas a favor de la sede única

En 2006 Cecilia Malmström (entonces diputada liberal al PE y actualmente comisaria de Asuntos de Interior) lanzó una petición en Internet (petición número 630-2006) solicitando una sede única para el Parlamento Europeo, en Bruselas. Esta campaña ha reunido casi 1,3 millones de firmas de ciudadanos europeos hasta la fecha (más de la cantidad exigida actualmente para una Iniciativa de los Ciudadanos Europeos formal).

El eurodiputado británico Giles Chichester expuso el pasado 23 de septiembre ante la Comisión de Asuntos Constitucionales que respetaba los motivos históricos que fundamentan la celebración de sus sesiones plenarias en Estrasburgo y los requisitos del Tratado que exigen el sistema de tres lugares de trabajo; no obstante, insiste en que el sistema actual no puede continuar a perpetuidad, ya que es insostenible, y que el propio Parlamento debe ser capaz de debatir y establecer una preferencia para su futuro, en consonancia con los principios democráticos.

Tres guerras y menos coste que una división acorazada

El eurodiputado Alejandro Cercas también valora el significado de Estrasburgo. “No podemos olvidar que la historia de Europa ha sido dramática. Esa ciudad ha cambiado cuatro veces de nacionalidad, tiene una frontera que estuvo cerrada 60 años, ha dado origen a tres guerras. Lo que costó la sede, siendo carísimo, es lo que costaba una división acorazada de las 60 que había a los dos lados del río Rhin. Estrasburgo es un sitio especial: tuvo un alcalde llamado Adolf Hitler. Ahora es el símbolo de la Europa unida y en paz. La democracia es cara, pero la falta de democracia es mucho más cara”, argumenta. Pero los 766 eurodiputados seguirán yendo una vez al mes a Estrasburgo a una sede que costó 600 millones de euros y que está vacía tres semanas de cada cuatro…

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios