EL 'SUPERMINISTRO' DEL GOBIERNO MONTI

Passera, el banquero que renuncia a 3,8 millones anuales para 'rescatar' a Italia

“Italia ha llamado”. Este pasaje del himno nacional aparentemente tiene que hacer latir con fuerza el corazón del nuevo ministro del Desarrollo Económico e Infraestructuras y

Foto: Passera, el banquero que renuncia a 3,8 millones anuales para 'rescatar' a Italia
Passera, el banquero que renuncia a 3,8 millones anuales para 'rescatar' a Italia

“Italia ha llamado”. Este pasaje del himno nacional aparentemente tiene que hacer latir con fuerza el corazón del nuevo ministro del Desarrollo Económico e Infraestructuras y Transportes italiano, Corrado Passera, que cambia de esta manera una cartera y la responsabilidad de salvar el país del rescate, por su puesto como CEO de Intesa San Paolo y su jugoso salario de 3,8 millones de euros anuales. Passera es una de las vedettes del Gobierno de unidad presentado este miércoles por Mario Monti, que, por su parte, asumirá otro de los caramelos envenenados del Ejecutivo: Economía.

Se esperaban grandes nombres de italianos dispuestos a salvar a su país y Mario Monti no defraudó. Corrado Passera, 57 años, es un auténtico todoterreno empresarial. Su nombre ha ocupado puestos de honor en grandes firmas italianas, como la editorial Mondadori o la informática Olivetti, e internacionales, como la consultora estadounidense McKinsey, donde inició su carrera a principios de los 80 y en la que permaneció cinco años. Pero, sin duda, sus pasos más conocidos son en bancos, como la propia Intesa San Paolo, donde, por cierto, deja el cargo a Marco Morelli.

Passera, durante las semanas de la crisis, ha creído en las posibilidades de Italia. “No somos Grecia, que tiene que ser salvada y sobre la que Europa ha cometido tantos errores; nosotros tenemos que salvarnos solos”, confesaba. No será el primer encuentro que tenga con Mario Monti, y es que Passera fue alumno de la Universidad Bocconi -que el primer ministro preside- y ahora es parte de su consejo de administración. Además también tiene un máster en la prestigiosa Escuela de Negocios Wharton School de Filadelfia, donde forma parte de su consejo asesor internacional.

Cavaliere del lavoro -título otorgado por el presidente-, como lo era Silvio Berlusconi, este banquero ya fue pretendido por el ahora exprimer ministro para hacerse cargo, precisamente, de carteras como Desarrollo Económico y la propia de Economía, un runrún recurrente en los últimos meses. Sin embargo, ha tenido que ser el profesor Monti el que le pesque del mundo de la banca. “He considerado su historia como una importante premisa y promesa de una actividad productiva sin que en sus funciones haya posibles obstáculos ligados a su actividad pasada”, con estas palabras Súper Mario se defiende de las acusaciones de aquellos que ven un conflicto en su labor pasada y presente.

El nuevo superministro completará una labor titánica, con tres carteras en una, dentro del plan de Monti para salvar a Italia del abismo. “La asignación a una sola persona corresponde a una lógica que deseo subrayar especialmente en la actividad del Gobierno. Quiero poner en el centro las iniciativas coordinadas para el crecimiento y el desarrollo”, concluía el nuevo primer ministro.

Hace poco más de un año, Passera ya se mostraba contrario a los recortes en infraestructuras en una entrevista en The Wall Street Journal: “Una buena gestión del gasto público es totalmente coherente con una inversión percentual a largo plazo”. Y es que, Intesa San Paolo es parte de Telco, consorcio del que también forma parte Telefónica y que es el accionista mayoritario de Telecom Italia, aspirante a mejorar la red de infraestructuras para Internet en el país.

Un exitoso gestor todoterreno

Passera pasa por ser un Rey Midas de la gestión en Italia. Durante su estancia en Olivetti a principios de los años 90, como co-consejero delegado de la histórica compañía italiana, dio un paso decisivo en el momento adecuado. La empresa, otrora reina de las máquinas de escribir, y que se había lanzado al mercado de la informática se encontraba en peligro por su posición de debilidad ante otros gigantes del mercado. De la mano del ahora ministro, Olivetti creó Omnitel, una empresa dedicada a la telefonía móvil en el momento del boom de los años 90, llegando a convertirse en uno de los mayores operadores europeos.

Posteriormente, a finales de los años 90, Passera ya fue reclutado por el Estado, aunque esta vez fue para rescatar al maltrecho servicio postal italiano. Con un gran recorte en su plantilla (20.000 puestos de trabajo) y con la creación del Banco Posta, logra que esta compañía entre en beneficios. Esta fue su segunda experiencia bancaria, ya que antes había estado en el Banco Ambrosiano Veneto.

Pero los éxitos empresariales de Passera no se detienen aquí. En 2002, tras abandonar su puesto en el servicio postal se convierte en consejero delegado de la Banca Intesa. Cuatro años después será el principal responsable de su fusión con el Banco San Paolo, y la consecuente creación del segundo banco más grande de Italia y el que mejor parado ha salido de los test de estrés. Una rediticia actividad, y es que se estima que el pasado año ganó 3,8 millones de euros (1,5 como bonus).

Sin embargo, Intesa San Paolo queda de lado, y los intereses de la gran banca dejan paso a los del país, siguiendo la observación del primer ministro que insiste en que no interferirá la condición de Passera como exbanquero. Posiblemente, cada vez que vea su menguada nómina a final de mes, este ministro siga pensando eso de que “Italia ha llamado”.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios