ESTARÍA DETRÁS DE LA "PRIMAVERA ÁRABE"

Un estudio relaciona las revueltas sociales con la subida del precio de los alimentos

Un estudio llevado a cabo por el New England Complex Systems Institute (NECSI), indica que existe un nivel del precio de los alimentos concreto, por encima

Foto: Un estudio relaciona las revueltas sociales con la subida del precio de los alimentos
Un estudio relaciona las revueltas sociales con la subida del precio de los alimentos
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Un estudio llevado a cabo por el New England Complex Systems Institute (NECSI), indica que existe un nivel del precio de los alimentos concreto, por encima del cual se incrementa la posibilidad de disturbios y revueltas sociales. La cifra es de 210 puntos en el índice de precios de los alimentos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). El índice se encuentra actualmente en 234 (aunque este año ha llegado a estar en 236), debido a la fuerte subida en los precios que comenzó en el año 2009.

    Lo cierto es que la escalada del precio de los alimentos no se ha detenido desde ese año y, según un informe anual titulado “El estado de inseguridad alimentaria en el mundo” de la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), seguirá haciéndolo.

    Con esta perspectiva y teniendo en cuenta la tendencia, todo apunta a que este índice se encontrará de manera permanente por encima del umbral de los 210 puntos en al menos los próximos dos años.  

    El estudio del NECSI traza varios disturbios en países como Haití, Sudán, Mozambique, Somalia, Libie, Egipto o Uganda entre otros, con el telón de fondo del índice del precio de los alimentos. Y la correlación es bastante pareja. 

    Gráfico: New England Complex Systems Institute.

    El gráfico muestra el índice del precio de los alimentos de la FAO que se corresponde con el de las “revueltas por hambre” de 2008 y la "primavera árabe". Las cifras de muertos están entre paréntesis.

    Por si fuera poco, la FAO asegura que la volatilidad y la previsible subida de los precios conllevarán que "los agricultores, consumidores y países pobres sean aún más vulnerables". Los países en desarrollo también se verían afectados: "La demanda de los consumidores en los países con economías en rápido crecimiento aumentará, la población continúa creciendo y si prosigue la expansión de los biocombustibles el sistema alimentario se verá sometido a demandas adicionales".

    Pero, ¿puede que sean los disturbios en este tipo de países los causantes de la subida del precio de los alimentos y no al contrario? Para el presidente del NECSI, Yaneer Bar-Yam, no: “Porque lo primero es local y lo segundo es global”.

    Damian Carrington, del periódico The Guardian, estableció la causa de la subida de precios en los cambios climáticos. La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), fue más allá y centró su atención en el crecimiento de la población, la escasa oferta, los cambios en la dieta alimentaria o la solicitud de alimentos para biocombustible.

    Lo único que parece claro es que no es la única causa. El petróleo y el gas también han servido para generar conflictos bélicos como por ejemplo en el Cáucaso u Oriente Próximo. 

    Mundo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios