La Policía ha desalojado este sábado la icónica playa de Copacabana en Río de Janeiro, en Brasil, después de que las autoridades confirmasen que los cariocas se aproximan a los 50.000 muertos por coronavirus.

A pesar de que Brasil ha registrado casi un millón de contagios, los ciudadanos seguían acudiendo a la playa para tomar el sol.

Después de conocerse los cada vez más preocupantes datos sobre la pandemia, varias patrullas de la policía han llevado a cabo el desalojo de las playas para tratar de evitar más positivos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios