En Siria no hay tregua que valga y el último bombardeo de la aviación rusa sobre Alepo nos deja la imagen de un rescate asfixiante. Bajo los escombros de esa vivienda destruida, los vecinos saben que hay alguien con vida. Sospechan que se trata de una niña. Todos remueven las rocas a un ritmo frenético y llegan a arañar la tierra para desenterrarla cuanto antes. Un rescate que termina así, con la pequeña, por fín, liberada. Herida, pero viva. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios