Con motivo de la Semana del Cóctel que se celebra en Reino Unido, la compañía The Glenlivet ha decidido dar a conocer la última manera de beber whisky: en una cápsula para la que no hace falta tener vasos ni hielos.

Se trata de un recipiente hecho con extracto de algas marinas, que consigue contener en su interior la bebida para, en contacto con la boca, deshacerse y otorgar todo el sabor del whisky: 23 mililitros de puro sabor directos al paladar.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios